viernes, 25 de enero de 2019

La patronal reclama el desbloqueo de El Gorguel para plantar cara a Valencia

La Croem apela a la unidad para conseguir la dársena de contenedores como alternativa al puerto seco

La Opinión de Murcia 24/01/2019

Los empresarios de Cartagena dicen que si hubiese zonas logísticas, no vendrían «terceros».
Los planes del Puerto de Valencia de ampliar su negocio en la Región mediante la instalación de un puerto seco -que permita cargar los productos murcianos que salen al exterior desde las zonas productoras- ha reavivado el debate sobre El Gorguel, ante la competencia que una terminal de carga valenciana supondría para Cartagena y para la esperada dársena de contenedores. 
La Autoridad Portuaria de Cartagena, que acaba de anunciar la posibilidad de ampliar la dársena de Escombreras como alternativa a la construcción de El Gorguel, ha rehusado pronunciarse, mientras que la patronal regional apela a «la unidad» para reclamar el nuevo puerto como principal alternativa. 
La Autoridad Portuaria de Valencia ha encargado un estudio para evaluar la posibilidad de instalar en varias comunidades autónomas plataformas logísticas que permiten cargar las mercancías para trasladarlas por ferrocarril hasta el barco. Valencia, que ya tiene un puerto seco en Madrid, ha decidido instalar el segundo en la capital de España, al tiempo que trata de ampliar su negocio en Murcia, Andalucía, Aragón y las dos Castillas y pone en marcha grandes inversiones. 
Para el secretario general de la patronal del transporte Froet, la construcción de este puerto seco conectado con Valencia «hundiría al puerto de Cartagena» y daría la puntilla al proyecto de El Gorguel. Pérezcarro se lamenta de que el debate sobre la ampliación de la terminal de contenedores que Cartagena aguarda desde hace mucho tiempo puede acabar haciendo que «la Región también llegue demasiado tarde» y pierda otra oportunidad, mientras que Valencia se lleva la carga de mercancías que generan las exportaciones al exterior. Al mismo tiempo, advertía de que el puerto seco también restaría actividad al transporte por carretera. 
El presidente de la Croem, José María Albarracín, reconoce que la iniciativa del Puerto de Valencia «se puede hacer porque la ley lo permite, pero otra cosa es que podamos desarrollar algo que nosotros debemos ser capaces de hacer», dijo en referencia a El Gorguel. Albarracín es consciente de que Valencia tiene un gran apoyo del Ministerio de Fomento, pero defiende que «hay que hacer una piña» para conseguir «esa unidad que sí existe en Valencia». Destacó además que El Gorguel no puede ser la alternativa a la ampliación de Escombreras, sino el objetivo prioritario. 
Pedro Pablo Hernández, presidente de la patronal de Cartagena Coec, considera que si «Valencia quiere construir un puerto seco en la Región, se corrobora que las zonas de actividades logísticas (ZAL) proyectadas en Murcia y Cartagena eran y son necesarias. Podrían haber estado hechas hace tiempo, pero llevamos retraso y ahora llega un tercero, de fuera de la Región, para demostrarnos que hay una gran demanda de estos servicios en nuestra zona». El presidente de la patronal cartagenera añadió que la iniciativa de Valencia «también demuestra que nuestra reivindicación sobre la necesidad de una terminal de contenedores en Cartagena, como la prevista en El Gorguel, es más que necesaria por la demanda que existe en las empresas, no solo de la Región sino del entorno cercano también». A su juicio, cuando estos proyectos estén en marcha «puede que ya no haya terceros que se interesen». 
Alfonso Hernández Zapata, presidente de la Fremm, que es uno de los más firmes defensores de El Gorguel, apuntaba que la iniciativa de Valencia «no es incompatible» con la construcción de la nueva dársena de contenedores. Recuerda que, según los últimos estudios, El Gorguel podría aportar hasta 45.000 empleos, teniendo en cuenta la actividad industrial y logística que generaría. Sin embargo, Hernández Zapata niega que ampliar Escombreras pueda resolver la falta de capacidad del puerto de Cartagena, «porque no aportará la masa crítica necesaria. El problema de un puerto es tener masa crítica y llegar a alcanzar la actividad necesaria para que los barcos no tengan que volver vacíos», defiende el presidente de la Fremm, que pone en duda los reparos de los ecologistas: «La playa está contaminada». Reiteró que la única alternativa es que «el Gobierno desbloquee El Gorguel para que Bruselas lo estudie».


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu