jueves, 13 de diciembre de 2018

Valenciaport saca a concurso la nueva terminal de contenedores

En mayo de 2019 se dará a conocer las ofertas presentadas

Veintepies 13/12/2018


La Autoridad Portuaria de Valencia ha dado un nuevo paso para que la futura terminal de contenedores de la Ampliación Norte del puerto de Valencia sea una realidad. 

La publicación en el Boletín Oficial del Estado en el día de ayer del anuncio de la convocatoria del concurso público “para el otorgamiento de una concesión administrativa para la construcción y explotación de una terminal marítima de contenedores para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías, abierta al tráfico general en la Ampliación Norte del Puerto de Valencia” supone la prueba definitiva de que la futura terminal será una realidad en unos años.

Según ese anuncio del BOE de ayer, el concesionario recibirá una superficie máxima aproximada de 1,4 millones de metros cuadrados y una superficie de agua de alrededor de 128.050 metros cuadrados, con un calado de 19,2 metros. El plazo concesional será de 35 años prorrogable a un máximo de 50.

Las empresas y operadores portuarios interesados en este concurso público tienen de plazo para presentar sus ofertas hasta las 12 horas de 8 de mayo del año 2019. El 16 de mayo a partir de las 9 horas se procederá al examen y calificación de la documentación para la admisión de ofertas. El 30 de mayo, a las 9 horas, se prodecederá a la apertura de las ofertas técnico-económicas.

12,5 millones de TEUs
La nueva terminal tendrá una superficie total de 1.382.000 metros cuadrados (el doble que la superficie de la ZAL del puerto de Valencia) y dos kilómetros de línea de atraque e incluirá una terminal ferroviaria. Sin embargo, se han fijado unos mínimos, de forma que el concesionario podrá optar a una terminal de 49 hectáreas y 800 metros de línea de atraque con la posibilidad de ampliar la concesión en los próximos años hasta completar todas las fases. 

La inversión estimada en la nueva terminal pública se sitúa entre los 1.000 y los 1.200 millones de euros. La Autoridad Portuaria de Valencia ha previsto una inversión de entre 300 y 400 millones de euros en la parte de obra que le corresponde, mientras que el concesionario debería comprometer unos 800 millones de euros, la mitad aproximadamente en el caso de que opte a la terminal mínima.

La nueva terminal estaría en servicio en unos ocho años, es decir, dentro de la horquilla en la que Valenciaport podría empezar a perder competitividad, y estaría en condiciones de atender a los buques de nueva generación que parece que terminarán por imponerse en el mercado, como los de 24.000 TEUs. Con la terminal en marcha, el puerto de Valencia pasaría a tener una capacidad total de 12,5 millones de TEUs.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu