miércoles, 19 de diciembre de 2018

La estiba del Puerto de las Palmas en caída libre. Adiós al reefer.


Miles de turnos por la borda.

Puertos y Navieras 19/12/2018
Por Enrique Arraiz-Curbelo.

La estiba de productos hortofrutícolas dejará de ser realizada por los estibadores del Puerto de Las Palmas.

Exportadores de Productos Hortofrutícolas de Las Palmas (Fedex) ha decidido comenzar a exportar sus productos al continente, especialmente a Holanda y Reino Unido, a través de línea regular, labor que efectuará MSC en su terminal de Opcsa.

Aunque la estiba de fruta es una actividad estacionaria, durante los cinco meses que suele durar ocupaba hasta un 42 porciento de la plantilla de estibadores. El preembarque de la fruta se realizaba en las instalaciones frigoríficas del puerto que desde hoy quedará en desuso. 

La estiba en buques tipo “reefer” se realizaba de manera paletizada ocupando un gran número de mano de obra.

Este cambio en el modelo de exportación deja en una delicada situación a sagep Las Palmas cuando la caída de turnos podría rondar sobre los 60 mil turnos que habitualmente se computan al año por la Sagep.

Este proyecto piloto comenzó el año pasado por parte de FEDEX repercutiendo en una reducción significativa , tarea habitualmente asignadas a los estibadores que desde ahora se realizarán directamente desde las propias instalaciones de los productores, cargando en containers refrigerados tipo “reefer” la fruta para ser embarcados por línea regular hasta su destino en el continente.

Este cambio en el modelo de exportación deja en una delicada situación a sagep Las Palmas cuando la caída de turnos podría rondar sobre los 60 mil turnos que habitualmente se computan al año por la Sagep.

Este proyecto piloto comenzó el año pasado por parte de FEDEX repercutiendo en una reducción significativa en los costes de exportación para los productores canarios, tarea habitualmente asignadas a los estibadores que desde ahora se realizarán directamente desde las propias instalaciones de los productores, cargando en containers refrigerados tipo “reefer” la fruta para ser embarcados por línea regular hasta su destino en el continente. Asesta al gremio de estibadores un duro golpe que complica aún más la transformación de la sagep en centro portuario de empleo. La caía del tráfico cuyo comportamiento durante meses mantuvo una ligera recuperación, cae en el Puerto de Las Palmas desde meses y todo hace prever que mantendrá su caída hasta mediados del 2019.

Otros datos relevantes y muy negativos para el Puerto de Las Palmas, se le atribuye a la carga rodada que cae un 40 por ciento mientras que los TEUs retroceden un 4,2 por ciento, sin contabilizar el trasbordo, según cifras de la Autoridad Portuaria de Las Palmas que publica en su página Web.

Por el contrario, la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife en la misma línea señala en su Web la subida en la carga rodada de un 37 por ciento mientras que los TEUs lo hacen un 7 por ciento, siempre sin contabilizar el trasbordo. 

No es atribuible a las nuevas frecuencias entre Canarias y Península por parte de Baleária Fred Olsen cuando esta línea comenzó hace apenas un mes sus rotaciones.  

Hace justo un año, Miguel Rodríguez, presidente de los estibadores canarios señalaba como “fake news” la marcha de Boluda del Puerto de Las Palmas.  Lo cierto que los datos reflejan todo lo contrario, la bajada de actividad podría ir en esa dirección disparando los movimientos en el puerto santacrucero, debido básicamente a la diferencia de costes operativos, mucho más elevados en Las Palmas que en Tenerife.

Las empresas que hoy constituyen Sagep Las Palmas deberán estudiar una posible regulación de empleo definitiva pues no es sería posible ni rentable para el futuro centro portuario de empleo, un ERE temporal o una reducción de jornada.

La disminución de plantilla que debería llevar acabo la sagep afectaría a un 60 por ciento del censo es decir, a más de 240 estibadores. La situación se torna dramática si el reglamento que debería facilitar las prejubilaciones no se promulga antes de un hipotético adelanto electoral, de ser así, la solución no llegaría antes del octubre de 2019, tarde para evitar despidos en sagep Las Palmas.

Por un lado, el RDL 8/2017 sigue su curso y en mayo próximo, dando cumplimiento al artículo 2, permitirá a las empresas acceder a la libre contratación de personal estibador relegando los censos de las sagep o centros portuarios de empleo el derecho de contratación obligatoria a tan solo un 25 por ciento.

Es sin duda, una complicada situación teniendo en cuenta el elevado número de estibadores homologados que existen en Las Palmas así como varias entidades de formación especializadas en el transporte de mercancías que ya preparan acciones formativas destinadas al sector de la manipulación de mercancías.
Difícil papeleta para Miguel Rodríguez en los próximos meses.

La simulación no está recogida en el certificado de profesionalidad señalado, cuya efectividad sobre los estibadores noveles es muy elevada en otros puertos de la Unión Europea, hasta un 65 por ciento con una reducción en costes y averías sobre la maquinaria, de hasta un 85 por ciento para las empresas.

Sería necesario redefinir los conceptos “know-how” (saber cómo) del modelo de formación portuario mediante competencias trasversales, las denominadas “soft skills”, noción que escapa a los propios responsables del Ministerio de Fomento responsables de actualizar el certificado de profesionalidad operaciones portuarias.

La clave para la formación de empresas está en el Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, por el que se desarrolla la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral. Concretamente en su artículo 21, las empresas podrán programar formación trasversal, las denominadas “soft skills”, sin requerir conformidad por la parte sindical siendo igualmente certificable a instancias de la Autoridad laboral.

En los próximos años, la estiba sufrirá cambios que requerirá integración y cohesión por parte de todos los actores. El principal conflicto no tiene como fondo la subrogación o la pertenencia a un centro portuario de empleo sino el control sobre las nuevas tecnologías, su formación.

Quien controle las nuevas tecnologías, controlará los puertos.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu