miércoles, 5 de diciembre de 2018

El Puerto de Valencia abre la puerta a calentar la competencia para la Ampliación Norte. Dando cabida a los actuales concesionarios.



¿Es correcto el límite?



Puertos y Navieras 04/12/2018

Captar nuevos inversores para una terminal tan grande de casi dos kilómetros de larga para los supercontenedores modernos es difícil aunque la Autoridad Portuaria de Valencia se haya dado hasta julio del próximo año. Ahí están los ejemplos de vacíos de la terminal de contenedores de Cádiz y la terminal de Isla Verde Fase B en Algeciras. Máxime cuando el puerto de Valencia tiene ya una grandísima terminal, la de COSCO, más otra dos terminales: el muelle de Costa con su pantalán y Duque de Alba de MSC y el muelle de Levante de Maersk. Terminales que además están en  la actualidad siendo dragadas para permitir la llegada de los grandes buques.

Ante esta situación y para incentivar a que MSC, COSCO y Maersk puedan optar a la nueva terminal o a alguna de las terminales de la Ampliación, el puerto de Valencia ha rebajado su exigencia para que los actuales terminalistas opten a la nueva terminal siempre y cuando puedan justificar un crecimiento del 50% del tráfico.

Esta es la cuestión peliaguda, desde qué momento se contabiliza el aumento del 50% del tráficoporque si esto es desde el momento de la solicitud y adjudicación al momento de su puesta en marcha dentro de 7 años la cosa puede o debería de ver superado mucho más que ese 50% de crecimiento ya que solamente el interés compuesto para alcanzar ese 50% solo se necesitaría menos de un 7% de crecimiento al año.

Si el baremo es desde que la terminal entre en funcionamiento hacia delante teniendo en cuenta los plazos concesionales que ahora se pueden otorgar de hasta 75 años, la cifra es todavía menos ambiciosa e inferior. 

Acudir a estos baremos solo significa que se quiere aumentar la competencia, abrir el abanico y darle una posibilidad cierta para que MSC o Maersk obtenga esta terminal, también podría hacerlo COSCO pero bueno, ya tiene una terminal grande y podría fácilmente utilizar la del muelle de Costa de MSC para su ampliación.

Lo mismo se puede decir de Maersk que evidentemente está constreñida en su muelle de Levante antes TCV y la primera naviera del mundo debería de tener en Valencia una mayor y más relevante presencia.

Lo mismo se puede decir de los posibles otros navieros que quieran entrar ahí o terminalistas, nunca se sabe de aquí a 6 ó 7 años si igual un terminalista es Amazon o Google y todo el mundo marítimo se ha transformado en favor de la digitalización pero hoy en día uno de los que puede estar interesado es Dubai Ports y de esta forma se le anima porque se puede quedar sin la terminal media o un tercio, esta es la cuestión relevante tras este movimiento. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu