miércoles, 19 de diciembre de 2018

Anesco arrastras a la mesa de negociación. Una negociación con el árbitro del contrario.

Cómodos con el No-Acuerdo, pero sacados de la zona de confort por P. Sánchez.


Puertos y Navieras 19/12/2018
Por los Fareros


El Gobierno está dispuesto a darle casi todo a Coordinadora. En esta estrategia, Anesco está presa de su proceso negociador con Coordinadora, el poderoso sindicato de estibadores. Aunque haya muchos que en Anesco estén cómodos con esta situación de No acuerdo, no pueden ni evidenciarlo. 

Porque temen a Coordinadora. Sin decirlo estaban muchos cómodos en la zona de confort del No-Acuerdo, de la paralización de las negociaciones del V Acuerdo Marco mientras que el tiempo pasaba y jugaba en contra de Coordinadora. A partir de mayo ya solo haría falta recurrir a las Sagep en un 25%, algo simbólico, pero que permitía más juego en la negociación. 

Pero la obstinación y ahora necesidad de prolongar el Gobierno que tiene Pedro Sánchez, acaba con la excusa de que no tienen tiempo para un Reglamento. En cuanto haya presupuestos y se vea prolongado el horizonte el arbitro del partido obligará a la negociación, y está de una parte.

De momento Coordinadora ha estado distraída con que el Gobierno no ha tenido muy claro que pudiese sacar el Real Decreto trampa que le dejó el Partido Popular.

Real Decreto que necesita saltarse, no ya las directrices del Consejo de Estado y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que ha sido hábilmente excitada en su celo por PiPE y Asoport, sino de la Comisión Europea.

Comisión europea que también hábilmente incitada y excitada no ve con buenos ojos un borrador de Real Decreto claramente contrario a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de 14 de diciembre de 2014.

Los esfuerzos del Gobierno han sido en llegar a un consenso con la Comisión Europea. Alguna forma de engañarla para que pase por la publicación de un Real Decreto en línea, con lo que pide, Coordinadora.

El problema está en esta barrera europea.

Sin embargo, la Comisión Europea está cercana a caer en ese caos político que ocurre cada vez que hay elecciones al Parlamento Europeo y hay que cambiar al Colegio de Comisarios con su presidente a la cabeza. Juncker está amortizado y una vez que pase el Brexit, que promete, por otro lado, alargarse, todos los intentos van para renovar a fondo esa Comisión, pero que estará muy condicionada a las elecciones al Parlamento Europeo donde se creen que ganarán protagonismo los extremos políticos, los populistas y la derecha más dura.

Así las cosas, la Comisión Europea no está para muchas exigencias, teniendo además en cuenta que con lo que respecta a sus decisiones sobre los puertos, no hay nada más que ver los puertos belgas y el poquito caso que le han hecho a la Comisión.


Pero en este caso no es un acuerdo con la Comisión, lo que se quiere "bypasear", sino una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea. Algún particular, algún bufete, puede reclamar su cumplimiento o denunciar su transgresión.

No hablamos de que los notables de Asoport, ni Juan Ramón García Notario su abogado, que ganas tiene, pero que no le iban a dejar sus clientes, activase una demanda por incumplimiento ante el Alto Tribunal; pero sí lo pueden hacer otros, y ante esa tesitura al menos la Comisión necesita salvar algo la cara y no permitir que España haga completamente oídos sordos a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea. 

Aún así hay margen de maniobra para que el Gobierno se haga el tonto, legisle y después con la inestabilidad política en la Comisión y la inestabilidad política en España, se haga el mártir si alguien lo denuncia, calculando que eso ya le tocaría al siguiente gobierno, siempre y cuando no activase la Comisión inmediatamente las multas célebres de 130.000 euros al día.

La probabilidad es por tanto que el Gobierno logre darle a Coordinadora lo que quiere y para eso también necesita en la Mesa del Diálogo Social de la Estiba a los empresarios.

Anesco, como siempre, se mueve entre los sueños y la realidad, querría obtener de Coordinadora algunas cosas como ya ha obtenido en el pasado por las buenas, que es mejora las composiciones de las manos, el huir de esa situación tan maximalista de pedirle a los nuevos estibadores más titulación que a un ingeniero de caminos e ir mejorando las relaciones en los puertos.

Sobre todo mejorar la redacción del V Acuerdo Marco, que siempre ha sido una referencia en la que han confiado en Antolín Goya, aunque después los estibadores en cada puerto han hecho lo que les ha dado la gana.

Esa es la gran cuestión de la negociación y, aunque Anesco ha descubierto que no tener acuerdo no es tan mala idea, y que no pasa nada, otra cosa es que se atrevan a soliviantar a Coordinadoradirectamente con una actitud que remotamente apoye la dilación.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu