martes, 27 de noviembre de 2018

La foto que irrita por igual a Coordinadora y Anesco.


Comienza la Reconquista. Don Pelayo sale a campo abierto.



Puertos  Navieras 27/11/2018
Por los Fareros. 




Se dice que las huestes del Rey Astur, Don Pelayo, eran escasas y acobardadas ante lo señores de la guerra que venían del Estrecho. Sin embargo, un día hartos de ser empujados y zarandeados se reunieron en una gruta de Covadonga y reunieron fuerzas para salir a campo abierto y batir a unas de las primeras razzias que llegaban en verano a los valles asturianos. Cogieron fuerzas en el delicioso románico de Valdediós y allí empezó la reconquista.

Comenzó cuando decidieron ser una tribu unida y dejar la guerra de guerrillas y salir a campo abierto. Sí hubiese habido una cámara digital en aquella época, Pelayo y su huestes se habrían hecho una foto en la rampa de la gruta de Covadonga, como esta. Y la irritación en Córdoba habría sido la misma que la que la foto de PiPE, causa en Coordinadora y Anesco.


Exhibir el triunfo en la CNMC y en la CE, es una provocación, para ellos. Mostrarse es un símbolo de fuerza. Sonreirles una bofetada.

Algo así se ha hecho Gonzalo Alvargonzález con los miembro de PiPE en la escalinata de la Autoridad Portuaria de Valencia.

La foto es todo un poema de reconquista. La sonrisa de Ålvargonzález es reveladora, tras de si su hueste. Desde Almazán a representantes de Bergé, Marmedsa con Campoy asentando como señor de los dos bandos y detrás la sonrisa del druida Juan Ramón García Notario.

En Coordinadora y Anesco, están doblemente escocidos, una cosa es que PiPE,  la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles y Asoport que es la caballería de Alvargonzález con Joaquín Coello de Obispo batallador con casco jurídico y arma en ristre, ataquen las bases de "reglametín" que habían fraguado entre Antolín y Goméz-Pomar, y otra mostrarse así. 

Se ven saboteados en todos los frentes, los vientos de la historia parece que ya corren fríos en contra de Coordinadora, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, CNMC, el Consejo de Estado y la Comisión Europea, CE, les salen arrogantes.

Pero al mismo tiempo Puertos del Estado, da quiebros, y el Ministerio de Fomento los rebaja de categoría cuantos más los van a ver.

Antolín que tantas veces ha cruzado el Estrecho como Tarik, está cansado de volar a Madrid, empieza a fatigarse y quiere una solución casi para los puertos Canarios  y que los de la Península la lidien ellos mismos.

El caso es que la balanza se está inclinando por la batalla legal que Asoport, y PiPE, aunque lo nieguen han lanzado. Una guerra de guerrillas legal, bajando del Naranjo sobre la retaguardia de los estibadores.

El Gobierno se refugia en que Bruselas no han emitido el informe y Coordinadora empieza a sospechar que los que mandan desde Madrid a la Unión Europea están pasados al enemigo, y no hacen otra cosa de conspirar contra los Coordinados entre rubia y rubia de cerveza belga.

El tiempo se echa encima a Antolín y como la historia nos enseña los de Pelayo solo pueden ir a más


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu