lunes, 8 de octubre de 2018

¿Por qué el Proyecto de Reglamento de la Estiba le cae tan mal a este señor? Y se lo ha dicho al Consejo de Estado, a Puertos del Estado y a la Comisión Europea.

Informe secreto de la CNMC. Si desafía a la CNMC la multa será doble.
Puertos y Navieras 05/10/2018

Antolín Goya tuvo que tragar por una nueva sesión de largas por parte de su Gobierno más querido, simplemente porque la Reforma de la Estiba como la tenía pactada con Mariano Rajoy descarrila. Y encima no lo puede contar. Le habían concedido casi todo pero las fuerzas oponentes le han segado la hierba bajo los pies a fondo. El problema es que el Proyecto de Reglamento que se ha mandado al Consejo de Estado tiene serios problemas legales para pasar cualquier listón normativo. Ha caído en el refrán árabe, No pidas demasiadas cosas a dios porque te las puede conceder. Pidió y pidió y le escribieron el Reglamento a su acomodo.

Este es el gran problema que está en el centro de la polémica entre Coordinadora, el Gobierno, y los terminalistas.

Está claro que de una lectura de Proyecto que se sacó a información pública, y que seguramente se "flexibilizó" en las negociaciones entre Antolín Goya y Julio Gómez-Pomar, ya en las postrimerías de la legislatura, cuando apretaban a un débil gobierno del Partido Popular es infumable a criterio de los juristas.

Ese Proyecto de Reglamento que se pasó también a la CNMC, cuyo presidente Marín Quemada, en la foto, no le parece adecuado y a Bruselas, no cumple, no ya con la sentencia del Tribunal Superior de la Justicia de la Unión Europea, TSJUE, de 11 del 12 de 2014, sino tampoco con la reforma de la estiba Ley 8/2017. Así lo estiman estos organismos. Hay además un informe de la CNMC esperando su publicación para caer sobre él y quien los aplique. Es decir prepara doble multa.

Incumple claramente el espíritu de la sentencia a juicio de estos organismos y cualquier espíritu que vaya con esas normas que pretendidamente suponían una apertura en el sector de la estiba.

Ese Proyecto de Reglamento reserva 
la exclusividad para los actores actuales revertiendo lo que la sentencia denunciaba y la reforma de la estiba tímidamente ya despejaba, que es la exclusividad de las relaciones portuarias.

En el Reglamento se advierte que se reserva a los centros portuarios de empleo a las empresas que tengan licencia de manipulación de mercancías de los puertos.

Su capitulo II dice:

Capítulo II

3. Las empresas titulares de licencias del servicio portuario de manipulación de mercancías que opten por dejar de ser accionistas de las SAGEP, se subrogarán como nuevas empleadoras cuando así se acuerde conforme a lo dispuesto en el apartado 1. Se entenderá igualmente producida la subrogación, porque se acuerde de igual forma, cuando el estibador portuario se incorpore a un Centro Portuario de Empleo creado por empresas titulares de licencias del servicio portuario de manipulaciónde mercancías que sean accionistas de las SAGEP.

Es decir, que se reserva como accionistas de las mismas a ese grupo reducido de empresas, titulares de licencias del servicio portuario de manipulación de mercancíasy ya incumple la prescrita apertura del mercado para que sea cualquiera que haga un centro portuario de empleo.

La Disposición adicional segunda dice que los Centros Portuarios de Empleo:
 
"4. Los socios de los Centros Portuarios de Empleo deberán obtener o ser titulares de la licencia de prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías........"

Así las cosas, el Gobierno está debidamente informado de que simple y llanamente no puede hacer la vista gorda con los dictámenes del Consejo de Estado, el secreto de la CNMC y la opinión en contra del la Comisión Europea, amén de la de Puertos del Estado. Y por tanto, por virtud de estos antecedentes, está completamente preso y nada puede hacer.

Salvo intentar por vías administrativas y de la propia mecánica interna de la CNMC, fórmulas para retrasar políticamente la resolución y las multas consecuentes que esta pueda imponer por la subrogación obligatoria por vía de convenio o por vía del IV Acuerdo Marco, acuerdo colectivo de la estiba. Es decir poner palos en las ruedas de Marín Quemada para que no multe y la subrogación forzosa por vía del VI Acuerdo Marco.

Si además se atreven a desafiar el secreto dictamen de la CNMC contra el proyecto de Reglamento la multa será por partida doble.

Por eso Antolín casi salió agradecido de ver a Saura, casi aliviado de al menos contar con algún amigo, y Saura se lo parece a todo el mundo, un santo varón, pero con funestas noticias.



"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu