lunes, 29 de octubre de 2018

¿Por qué Best lleva ventaja al resto de terminales?

Las ampliaciones de Valencia y Barcelona tienen que esperar.

Puertos y Navieras 29/10/2018

La reciente carrera por anunciar quién tiene la terminal más larga entre Valencia y Barcelona esconde otras realidades. La realidad es que la terminal de Best, la Barcelona Europe South Terminal de España, crecerá en un año y medio en un 50% de capacidad de movimiento de contenedores. Actualmente, mueve 1.800.000 contenedores con 27 equipos o baterías de colocación automática sobre la playa de maniobra; a estos 27 se les van a añadir 13 más desde ahora hasta final del año 2019.

Fuentes cercanas a Best dicen que está muy bien anunciar nuevas terminales de contenedores, pero, salvo los del tránsito, los contenedores de entrada y salida son los que son y no se van a multiplicar como los panes y los peces. Apuntan además que Valencia debe resolver sus problemas de calado y de altura de grúas en sus actuales terminales antes de nada.


Como se sabe, Valencia ha anunciado ya el pliego de condiciones para la Ampliación Norte, con un muelle de atraque de casi dos kilómetros. El presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, ha dicho e insistido mucho en que el pliego exigirá a la nueva terminal, que puede que no ocupe totalmente el muelle inicialmente, lo que deja la puerta abierta a una fase B y C, pero que tendrá que ser del tipo automático. Esta insistencia en la automatización de la terminal, ha soliviantado bastante a los estibadores, ver carta de CGT, que han creído innecesaria dicha insistencia. 

En cualquier caso, la adjudicación de la terminal y su construcción en 7 u 8 años en la fase más optimista.


La realidad es que la terminal de Valencia se ha postulado, de acuerdo con el mismo Martínez, como una apuesta “del país”, refiriéndose a España, y en Barcelona se apuesta por la nueva terminal de contenedores, que podrían ser dos, como una apuesta “por el país”, aunque quizá con un matiz diferente.


Este juego político subyace a los anuncios de una y otra terminal. Valencia se postula desde hace mucho como el puerto líder en la entrada y salida de las mercancías de España, el Gateway, queriendo sustituir a la potencia Import/Export que ha tenido Barcelona y su tradicional potencia industrial.


A medida que la industria deja de tener peso y el tráfico de contenedores es más de productos de consumo, Barcelona ha perdido peso, aunque ahora lo ha ganado tremendamente con el trasbordo de mercancías que ha hecho que suba su movimiento de contenedores algunos meses hasta el 30%, pero en el resto de la política española se apuesta por reducir el peso de Barcelona y aumentar el peso relativo del puerto de Valencia para todas las entradas de mercancías que, desde el eje Valencia-Zaragoza-Bilbao hacia el sur entren en España, aislando de esta forma a Cataluña. 


Por otro lado, Cataluña espera que el Corredor Mediterráneo, si lo permiten las autoridades francesas, le permita captar negocio de entrada y salida de contenedores y mercancías.


Como se ve, apuestas políticas de unos y otros, de cada Comunidad Autónoma, pero que para los que saben de contenedores creen que en algunos casos distan mucho de la realidad del posible manejo de contenedores, salvo los de tránsito, en estas terminales.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu