lunes, 22 de octubre de 2018

La nueva terminal de València será semiautomatizada y con capacidad para buques de más de 24.000 teus

Los candidatos a la concesión deberán demostrar solvencia económica para afrontar inversiones que pueden superar los 700 millones de euros


El Vigía 19/10/2018

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de València ha aprobado este viernes el pliego de bases y condiciones para la construcción y explotación de la nueva terminal de contenedores de la ampliación norte del enclave. Una infraestructura ideada para “aprovechar las fortalezas de València como puerto de import/export y de tránsito con una capacidad de unos cinco millones de teus, complementando la capacidad de las terminales actuales para poder acoger al tráfico de contenedores esperado en el puerto de Valencia en el horizonte del 2050”.

Entre los criterios establecidos para otorgar la concesión administrativa, la autoridad portuaria “exige como mínimo desarrollar una terminal semiautomatizada”, preparada “para dar servicio a los buques más grandes en el futuro”, con capacidad para atender portacontenedores de más de 24.000 teus. 

El pliego detalla que la nueva terminal “deberá contar con los avances tecnológicos de vanguardia para operaciones sostenibles y brindará servicios de alto rendimiento y más competitivos para reforzar el papel del puerto de València como un puerto mixto en el oeste del Mediterráneo”. El documento reclama a los candidatos “ofrecer los más altos estándares en los ámbitos de la innovación, flexibilidad y sostenibilidad”; así como “ofrecer una excelente conectividad para los mercados de import/export y tránsito, posicionándose en el mercado de puertos mixtos”.

Los candidatos a la nueva terminal deberán ofertar por una superficie mínima de 800 metros de línea de atraque y un total de 49 hectáreas, aunque la autoridad portuaria señala que admite propuestas de desarrollo por fases hasta ocupar la totalidad del muelle y de la superficie. Los plazos de la concesión varía en base a estas necesidades: será de 35 años para propuestas de ocupación parcial, con posibilidad de prórroga hasta los 50 años; y directamente de 50 años en el caso de la ocupación completa. 

Entre los requisitos exigidos por la autoridad portuaria, el documento establece a las empresas “que demuestren experiencia en gestionar terminales de contenedores con movimientos superiores a un millón de teus anuales y solvencia económica para afrontar inversiones que pueden superar los 700 millones de euros”. El pliego permite “optar a empresas o grupos empresariales que cuentan ya con una terminal de contenedores en el puerto de València”.

El documento señala que el concesionario “deberá realizar las obras de pavimentación y redes de servicio de la terminal, terminal ferroviaria, cerramiento, puertas de acceso, y edificios, así como las instalaciones y equipamiento completo, todo ello adecuado a su modelo de terminal y a poder cumplir su plan de negocio”.
Por su parte, la autoridad portuaria se compromete a la construcción de un muelle de hasta 1.970 metros de longitud con calado de 20 metros al costado del buque y en toda la dársena, una superficie de explanada adyacente y compactada de unas 137 hectáreas, así como un canal de acceso marítimo con 22,50 metros de calado y otras obras complementarias para conformar el fondo de la dársena y mejorar su protección. Además, el puerto también efectuará los viales de conexión viaria y ferroviaria de la parcela con la red general del puerto, “comprometiéndose a adecuar ésta y la accesibilidad al recinto portuario para asegurar un adecuado nivel de servicio a lo largo de la vida de la concesión”.



"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu