miércoles, 10 de octubre de 2018

La guerra de Estibarna a la sombra del palo de la CNMC.


Los coches se niegan a seguir pagando la fiesta de la estiba en Barcelona. El escollo en la transformación de la Sagep a CPE. Hoy se deben conocer las multas.

Puertos y Navieras 10/10/2018

Hoy se debe conocer la resolución de la Comisión Nacional de la Competencia, CNMC y sus multas por subrogarse forzosamente estibadores. El pleno se reunió y pronto se filtrará. En Barcelona a la espera de estas multas se ha dado de plazo hasta el 28 de octubre para que los empresarios que faltan firmen los estatutos del nuevo CPE del puerto, transformación de Estibarna. Los americanos de JP Morgan presionan a Marmedsa, que es Noatum Automotive, Autoterminal, para no pagar la fiesta ni un dólar más.

Los estatutos del Centro Portuario de Empleo de Barcelona se han convertido en motivo de conflicto. En Valencia no dieron ningún problema y con Algeciras tampoco, porque prácticamente transformaron la SAGEP en ETT sin más pero sí en Barcelona. El problema es que los terminalistas pequeños no quieren seguir pagando la fiesta de la estiba en Barcelona. Creen que ellos están pagando los estibadores de las terminales de contenedores Hutchison y Maersk TCB. Y se han rebelado.

El Centro Portuario de Empleo de Valencia fue creado por transformación simple de la ciudad de estiba Sagep, Sevasa, el 30 de mayo del 2018.

Los cambios estatutarios fueron mínimos de cambio de objeto social y de denominación social. A esto le siguió la transformación en el Centro Portuario de Empleo de la Sagep del puerto de Algeciras el 7 9 18.En este caso se hicieron algunas modificaciones más, pero no muy grandes, al transformar la Sagep en Centro Portuario de Empleo.

El problema es que en la transformación de la Sagep, Estibarna, en el puerto de Barcelona, los empresarios sobre todo de automóviles quisieron atar más corto las posibilidades de los portuarios a futuro, y dejar de pagar la fiesta. Como muestra el cuadro Estibarna paga una media de 87.000 euros por estibador, ya que en el año del cuadro 2015 tenía 1.000 en plantilla.

Como se ve en el cuadro los contenedores pagan 48 millones, el 55%. Las terminales de coches creen que las mejoras de productividad de Hutchison las están pagando ellos y quieren cambiarlo.

En especial Estibarna ha querido en su transformación dejar muy claramente fijado los supuestos de entrada y salida de socios en la sociedad de la estiba y sus costes, y el reparto de la nóminas.

Además del reparto de costes en la sociedad de la estiba.

Este es el gran escollo, porque los accionistas de Estibarna se han negado a mantener el "status quo", por el cual las ganancias de productividad de las terminales de contenedores, especialmente Hutchison, las pagaban el resto de componentes de la sociedad portuaria, en especial los coches.

Hay que recordar que del presupuesto total de Estibarna, un porcentaje muy elevado lo paga los manipuladores de automóviles, Autoterminal y Setram, que a juicio de estos estarían pagando proporcionalmente más que Hutchison y TCB.

Este sería el fondo, el problema soterrado, en la firma de los Estatutos de Estibarna una guerra que los automóviles no paguen el pato. 



"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu