miércoles, 25 de abril de 2018

La comparecencia de Llorca en el Congreso destapa que no se cumple el presupuesto.


La ejecución presupuestaria de Puertos no llega al 40%. "Mi jefe dice que somos los peores en cuanto a ejecución presupuestaria"  "Ahora pedimos solo las maduras".


Puertos y Navieras 25/04/2018



La comparecencia ante la Comisión de Fomento del Presidente de Puertos del Estado, don José Llorca, dio como siempre para muchos titulares. Aunque el presidente eludió las preguntas comprometidas con una cantinela curiosa que ha adoptado últimamente, que es la de que "no es del ámbito de su departamento" cuando las preguntas son directas sobre la estiba, sin embargo no dejó de dar juego. 

A la acusación realizada por el diputado Bel en representación del grupo catalán de que el 88% de lo presupuestado para el puerto de Barcelona este año viene del incumplimiento de lo presupuestado en 2017, acusación a la que se unieron algunos otros representantes parlamentarios, el presidente Llorca fue claro y franco, que era verdad que dependía de muchas cuestiones que después pasó a relatar y que eran de los peores en su departamento ministerial.

Ferran Bel del PdCat acusó a Llorca de presupuestar para 2018, 140 millones de euros para el puerto de Barcelona, pero el año pasado dejaron de invertir 126 millones "es decir que lo de este año es el 88% de lo que se dejo el año pasado sin hacer"

Curioso fue la referencia del presidente de Puertos del Estado al ministro Íñigo de la Serna como su jefe, más la distancia que puso con otros departamentos ministeriales como la subsecretaría asumiendo en toda regla una postura nueva de situación completamente subalterna dentro del Ministerio de Fomento.

Parece que el organigrama del Ministerio de Fomento ha calado rápidamente y ya cada uno sabe en que sitio está. Aunque Llorca lo ha aprovechado desde hace tiempo para eludir preguntar incómodas en las que por otro lado se sabe que no tiene el placet ministerial sobre el conflicto de la estiba.

Al descubrimiento que casi el 40% de lo que presupuesta anualmente Puertos del Estado y presenta, como dijo la diputada de Podemos con "afán propagandístico", luego no se cumple, Llorca dio varias razones.

En primer lugar una positiva, que suelen lograr grandes reducciones a la baja en las licitaciones y que si ya se logran bajas del 30%, eso ya hace bajar la ejecución presupuestaria en esa cuantía, argumento no exactamente convincente para los señores diputados, pero pasó a atacar a otras administraciones como en el caso de Barcelona, al Ayuntamiento de Ada Colau por su obstaculización de la terminal de cruceros del mismo puerto, lo que impedía desarrollarla.

En cuanto al acceso ferroviario al puerto de Barcelona, dijo que se había tenido que cambiar el planteamiento completamente el año pasado.

Esta cuestión de la ejecución presupuestaria no es baladí, porque ha venido a descubrir que las manifestaciones de inversiones privadas y públicas o público-privadas, como ahora están de moda, muchas veces distan un largo trecho de la realidad, y que esto se descubre solamente cuando se mira a toro pasado el grado de ejecución presupuestaria sobre lo que en su día se anunció. 

Llorca también vino a decir que algunas veces los privados tampoco cumplen, y que las Autoridades Portuarias vienen a inflar también los presupuestos, y que este año les ha pedido que solo pongan en los presupuestos aquellas "inversiones maduras", es decir, aquellas que tienen visos de gastarse algo de dinero en el ejercicio presupuestario. Por ejemplo los 1.200 millones en inversiones en los puertos por las ampliaciones de plazos se han quedado de momento en 180.

En el lado de las autopistas del mar, y sobretodo de la de Gijón, explicó claramente que eliminado el programa Marco Polo por el fracaso de las ayudas directas a las navieras, ahora solo se podían buscar otras fórmulas para subvencionar otras líneas entre Gijón y el puerto francés de Nantes.

Se refirió sin ambages a que se estaba estudiando agarrarse a los fondos europeos para la transformación al gas natural de buques con el compromiso de que uno de los tres buques que proponga Baleària vayan destinados a la autopista del mar de Gijón, mientras dijo no se prepara otro tipo de ayudas como el ecobono que ellos han propuesto dentro de la Unión Europea, junto con Italia, para subvencionar a, como él los llamó, los camioneros terrestres, es decir, a los transportistas.

Con respecto al tráfico ferroviario de mercancías, este capítulo de preguntas por parte de los diputados da para otro capítulo.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu