jueves, 22 de marzo de 2018

Anesco pide bajar de 660 a 300 horas las prácticas formativas no laborales


La patronal remite a Fomento sus alegaciones al Borrador del RD presentado la pasada semana

Veintepies 22/03/2018

La Asociación de Empresas Estibadoras, Anesco, ha presentado un total de nueve alegaciones al Proyecto de Real Decreto por el que se establecen las bases para la adaptación del sector de la estiba a la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 11 de diciembre de 2014.

En su propuesta, las empresas estibadoras piden que la subrogación contemplada en el artículo 4 del Borrador presentado por Fomento la pasada semana “sea voluntaria para los trabajadores” y se lleve a cabo “en función del porcentaje de la participación de la empresa estibadora en el capital social de la SAGEP”.

Asimismo, y dado que los agentes sociales pactaron medidas para aumentar la productividad y la eficiencia y mantener el empleo en julio del pasado año, Anesco solicita en su escrito la eliminación del artículo 5.

Otra de las alegaciones presentadas está relacionada con los períodos de formación. En este sentido, se pide que se fije en 300 horas la duración del módulo de prácticas profesionales no laborales para evitar interferir con la actividad portuaria y repercutir negativamente en la seguridad de las operaciones. En todo caso, la patronal pide que el texto definitivo contemple un mínimo del 50% del período formativo realizado en simuladores.

Por otra parte, Anesco también solicita que se incluya la posibilidad de que la Administración Pública autorice expresa y excepcionalmente la obtención del certificado de profesionalidad restringido a la capacitación para realizar determinadas tareas, a través de un programa formativo específico limitado a este alcance, “con objeto de que el mercado laboral puede tener la necesaria flexibilidad, garantizándose la formación y seguridad laboral que requiere el sector”, afirman fuentes de Anesco.

Dado que la adaptación del sistema formativo a las nuevas exigencias requiere tiempo suficiente para su implantación, la asociación de empresarios pide también que la entrada en vigor de la disposición final primera del proyecto no sea inmediata, “sino que se establezca una prórroga de seis meses de forma que se evite el riesgo de que, durante este periodo, no exista personal cualificado y capacitado en el mercado laboral que pueda ser contratado como estibador portuario”. 

Por otra parte, la patronal de la estiba solicita que se facilite la transición al nuevo régimen de las SAGEP que continúen desarrollando su actividad, así como la constitución y pronta operatividad de los CPE mediante la eliminación de las formalidades y cargas que no son propias de su ámbito de actuación. Con estas propuestas se pretende fomentar y dinamizar la actividad de los operadores en el mercado.

En concreto, Anesco se refiere al tratamiento de los futuros CPE como empresas de trabajo temporal, y por tanto bajo el paraguas tanto de la Ley 14/1994, de 1 de junio, por la que se regulan las empresas de trabajo temporal, como del Real Decreto 4/1995, de 13 de enero, por el que se desarrolla la Ley 14/1994, de 1 de junio, por la que se regulan las empresas de trabajo temporal. A ‘grosso modo’, estas normativas establecen tanto garantías financieras (que supondrían un importante desembolso anual para las empresas estibadoras) como requisitos documentales cada vez que los CPE pusieran a disposición de las empresas trabajadores portuarios. 

Por último, los empresarios proponen que se extiendan al colectivo de estibadores que no son plantilla de las SAGEP (estibadores contratados directamente por las empresas estibadoras) y al resto de trabajadores estructurales de las mismas, las ayudas en materia de empleo que contempla el nuevo texto normativo.

En otro orden de cosas, Anesco mantiene la preocupación ante la incertidumbre jurídica que se puede generar en el sector a partir del 14 de mayo. Tras esta fecha, tanto el convenio estatal como numerosos convenios provinciales y por puertos, que en estos momentos se encuentran vigentes, entrarían en un escenario de incertidumbre.

Las nueve alegaciones presentadas por Anesco
1.- La subrogación debe ser voluntaria para los trabajadores portuarios y debe llevarse a cabo de manera proporcional para las empresas, teniendo en cuenta su porcentaje de participación en las SAGEP.

2.- Eliminación del Artículo 5 del Borrador en cuanto sindicatos de la estiba y patronal ya han pactado medidas para asegurar el mantenimiento del empleo.

3.- Inclusión de los trabajadores portuarios contratados directamente por las empresas estibadoras y de los trabajadores estructurales de las SAGEP en las ayudas contempladas para el abandono de la profesión.

4.- Exención para las SAGEP y los futuros CPE de las garantías financieras que establece el artículo 3 de la Ley 4/1994 para las empresas de trabajo temporal. Según Anesco, la especificidad laboral de los CPE hace inaplicable ese artículo, que además supondría un cuantioso desembolso para las empresas.

5.- La solicitud de personal a los CPE o SAGEP transformadas en ETTs por parte de las empresas estibadoras “constituirá la causa para la celebración del contrato de puesta a disposición”.

6.- Exención para los CPE y SAGEP transformadas en ETTs de aplicar los artículos 14, 15, 16 y 17 del Real Decreto 4/1995. En esencia, estos artículos especifican que cada vez que una ETT suministra trabajadores a otras empresas debe llevarse a cabo un proceso documental que según la patronal de la estiba no es compatible con la agilidad que requiere el trabajo portuario.

7.- Fijar en 300 horas la duración del módulo de prácticas profesionales, frente a las 660 requeridas en el borrador y las 80 de la legislación actual. De estas, un 50% debería realizarse en un simulador.

8.- Autorización “expresa y excepcional” de la obtención de un certificado de profesionalidad restringido a la capacitación para realizar determinadas tareas, una petición que Anesco justifica en las “grandes diferencias entre las diferentes operativas, terminales, maquinaria, tareas a realizar, etc”.

9.- Establecimiento de una prórroga de al menos seis meses para la entrada en vigor de la Disposición Final Primera del Borrador para permitir una mayor formación al personal estibador.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu