jueves, 16 de noviembre de 2017

Puig abre la puerta a negociar con Fomento el acceso norte al Puerto al margen de Ribó

El alcalde de Valencia prioriza la conexión ferroviaria e insiste en que no contempla ese túnel por la afección a los barrios marítimos

Las Provincias 16/11/2017

El frente empresarial que reclama la construcción del acceso norte al Puerto de Valencia está de enhorabuena. En apenas unos días, el proyecto ha pasado de verse relegado a un cajón por el Ayuntamiento de Valencia a estar encima de la mesa del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y también del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien vio ayer «posibilidades» de ejecutarlo sin romper el paisaje ni afectar a la huerta.
«Resulta curioso que el túnel pasante sea aceptado pero el del Puerto no», afirmaba recientemente su presidente, Aurelio Martínez, que cuestiona la oposición del equipo de Joan Ribó a un proyecto considerado crucial para las empresas. Es más, Carlos García Viana, gerente de la Asociación de Empresas de Transporte de Contenedores, advirtió en una entrevista a LAS PROVINCIAS de que la ampliación del recinto «no tiene sentido si no se mejoran los accesos», ya que los colapsos ahuyentan a los inversores.
Un día después de que su reivindicación reviviese gracias al espaldarazo de De la Serna, que anunció una reunión este mes para retomar el proyecto con la Generalitat, el Ayuntamiento y el Puerto, ayer fue Puig quien abogó por buscar «la mejor solución para el acceso norte», al que sigue oponiéndose Ribó.
De hecho, en el mismo acto en el que Puig remarcaba la «necesidad de dar la máxima competitividad posible al Puerto» y veía posible un acuerdo sobre el acceso norte, siempre que exista «un compromiso claro del Ministerio», el alcalde de Valencia reiteraba su oposición a la propuesta de tunelar desde el acceso de Valencia por Alboraya hasta las terminales de contenedores, pasando por debajo de la Marina Real.
Para Ribó, ese túnel «es un ejemplo perfecto de cómo en lugar de priorizar el tren, como nosotros pensamos, se quiere priorizar unos consumos mucho más intensivos de combustibles fósiles». «Lo primero que se ha de hacer es conectar adecuadamente el puerto y la ciudad con el Corredor Mediterráneo y el acceso norte, si hiciera falta algún día, ya lo hablaríamos», zanjó tras inaugurar junto a Puig el Congreso Nacional de Periodismo Ambiental.
«El Plan General de Ordenación Urbana no lo contempla porque pensamos que la afección a los barrios marítimos de la ciudad es absolutamente intolerable y, desde luego, no lo contemplamos», insistió Ribó, quien de esta manera se distanció por completo de Puig.
Se da la circunstancia de que en el Ayuntamiento uno de los mayores defensores de anular esta infraestructura prevista es el concejal de Desarrollo Urbano, el socialista Vicent Sarrià. Fuentes cercanas a la alcaldía reiteraron ayer la postura del gobierno municipal frente a la apertura de la Generalitat en una infraestructura que el ministro De la Serna estimó en 300 millones.
El Consistorio ha pedido una reunión con Fomento para plantear una alternativa al proyecto actual de ampliación de la V-21. En caso de que en dicho encuentro surja la cuestión del túnel hasta el puerto, la respuesta será: «queremos el acceso pero por ferrocarril y para mejorar el servicio actual».
De la estación de Fuente de San Luis depende esta iniciativa, a la que también se suma la prolongación del túnel de Serrería. «Hay muchas inversiones en Valencia», sostuvieron como alternativa al acceso norte hasta los muelles.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu