viernes, 3 de noviembre de 2017

El transporte marítimo crecerá a un ritmo del 3,2% hasta 2022

Uno de los principales objetivos del sector es avanzar hacia la mejora del medio ambiente, como marca la Agenda de Desarrollo Sostenible de 2030, motivo por el que las navieras están apostando por el GNL

 
terminal-contenedores
Los volúmenes de comercio marítimo han aumentado un 2,6% en 2016.
La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, Unctad, ha publicado su informe anual sobre el transporte marítimo, en el que destaca que en 2016 se ha incrementado moderadamente la demanda de este tipo de servicios.
En concreto, los volúmenes de comercio marítimo han aumentado un 2,6%frente al 1,8% de 2015, aunque se mantienen por debajo de la media del 3% de las cuatro últimas décadas. En total, se han movido 10.300 millones de toneladas a nivel mundial, 260 millones más que el año anterior.
Las previsiones de Unctad para 2017 apuntan a un avance del 2,8% en 2017, con 10.600 millones de toneladas, mientras que anticipan un ritmo anual del 3,2% hasta 2022. Los flujos de carga aumentarán en todos los segmentos, registrando la carga contenerizada y el segmento de los graneleros los mayores incrementos.
Los acuerdos comerciales de la Unión Europea con Japón y Canadá, así como el aumento de las operaciones de e-commerce, contribuirán a una mayor demanda del transporte de contenedores. No obstante, el crecimiento de la demanda doméstica en China, las políticas comerciales de Estados Unidos y el Brexit pueden afectar negativamente al sector.
En 2016, la capacidad de la flota mundial ha repuntado un 3,2% frente al 3,5% de 2015, llegando a 1.860 millones de toneladas de peso muerto a principios de 2017. En este sentido, continúa la consolidación de la industria, con algunos países especializándose en determinados subsectores, lo que exige que los responsables políticos adopten decisiones para proteger estas industrias.
La capacidad crece más rápido que la demanda
Uno de los principales objetivos del sector es avanzar hacia la mejora del medio ambiente, como marca la Agenda de Desarrollo Sostenible de 2030, para lo que es especialmente importante invertir en el desarrollo de sistemas de Gas Natural Licuado. De hecho, ha aumentado un 10% el tonelaje de este tipo de buques en 2016.
La flota mundial ha descendido por quinto año consecutivo, pero la capacidad sigue aumentando más rápido que la demanda, lo que ha contribuido a una situación de sobrecapacidad permanente y una tendencia a la baja de las tasas de carga y los beneficios. Se estima que las pérdidas operativas del mercado en 2016 han llegado a los 3.500 millones de dólares (3.004 millones de euros).
Las recientes fusiones y mega-alianzas entre los operadores de contenedores pueden contribuir a una mejor gestión de la oferta y la utilización de los buques, con la consecuente mejora de la situación financiera. No obstante, también existe el peligro de que la creciente concentración en el mercado lleve a un oligopolio, por lo que es preciso que las autoridades regulatorias garanticen la competencia en el sector.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu