martes, 10 de octubre de 2017

CAPITALISMO, IMPERIALISMO, GLOBALIZACIÓN Y NEOLIBERALISMO, Y SU RELACIÓN CON EL TRANSPORTE MARÍTIMO

Capitalismo, imperialismo, globalización y neoliberalismo: usualmente, por desconocimiento o deliberadamente se presentan estos fenómenos como procesos independientes, lo cual no es así. 


Naucher 09/10/2017

Estas cuatro formas socioeconómicas han existido acopladas. El capitalismo es un régimen económico irracional; el imperialismo, es la actitud y doctrina de dominio del capitalismo; la globalización, es la tendencia de los mercados, consecuencia de la ejecución del capitalismo, así como de la apropiación concreta y directa del planeta por las corporaciones. Y, el neoliberalismo consiste en un proyecto de renovación del capitalismo que promueve, entre otros, la reducción del Estado en lo socioeconómico, a una expresión ínfima. 
El capitalismo como régimen socioeconómico nace en la Europa del siglo XVI, como secuela  del feudalismo, y la perversión del esclavismo; tiene como base la propiedad privada de los medios de producción y la explotación del trabajo asalariado. 
Es un modelo que privilegia el capital, así como la generación parasitaria de riqueza, en contra del trabajo productivo, que subordina al simple hecho de la posesión de dinero; concepción o política que en el orden económico  deriva en un sistema basado en la aplicación de tasas de interés estimadas y medidas en curvas de crecimiento exponencial sobre el capital productivo, el cual queda subordinado a la especulación financiera.
De ahí, surgen los “mercados financieros” junto con sus “instrumentos o activos financieros”; es decir, los casinos especulativos, donde por obra y gracia del capitalismo un metal, un hidrocarburo, granos y otros, que se mercantilizan como “futuros”, a manera de instrumento financiero especulativo, derivados de tales productos tangibles. Y, aflora el mercado negro.
Lamentablemente, el capitalismo, cuando degenera en avaricia, comporta la propagación de marxismo o populismo, flagelo de países subdesarrollados. Y, es así, como el proceso globalizador debe enfrentarse al proteccionismo y a todo tipo de campaña u objetivo que, merecidamente, busque demeritarlo.
En consecuencia, el capitalismo degenera en neoliberalismo, a causa de una estructura económica deficiente y corrompida por la avidez de sus actores, en perjuicio de la humanidad.
Transporte marítimo 
Se han convertido en sistemas que desprecian a los hombres y al medioambiente, ya que después de más de dos décadas se multiplican los náufragos cargados de petróleo crudo, fueloil pesado y hasta de diversos productos químicos. Tales contaminaciones constituyen delitos en contra del medioambiente. Y, de secuela inmediata, crisis en toda actividad económica ligada al mar y a las costas: pesca, ostricultura y otros.
Solo un tercio de los 6.000 buques petroleros que navegan por aguas internacionales poseen doble casco a objeto de evitar vertidos en accidentes de colisión con otros buques o por embarrancamiento.



"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu