lunes, 5 de junio de 2017

LOS ESTIBADORES INICIAN ESTE LUNES UNA DURA HUELGA PARA FORZAR A LAS EMPRESAS AL ACUERDO

Lo inevitable sucederá a partir de mañana lunes, la guerra en los puertos que NAUCHERglobal lleva anunciando desde el pasado mes de febrero. Los trabajadores de la estiba españoles iniciarán diversas jornadas de huelga para hacer frente a la actitud de –algunas- empresas que, por su posición de dominancia dentro de la patronal no han querido ponerse de acuerdo y han incumplido (siempre según los trabajadores) los pactos previos a los que habían llegado.
 
Naucher 04/08/2017
Se trata de un paro que se prevé duro para la economía española al que se llega tras la actitud intransigente de un Gobierno que se negó a dialogar desde el primer momento. La estiba busca, desde hace más de cuatro meses cuando el Partido Popular inició el conflicto, la garantía real del mantenimiento de la totalidad del empleo, "y no la mera declaración de intenciones, muchas veces contradictorias", afirman desde el sindicato mayoritario, Coordinadora.
Coordinadora, junto a UGT, CCOO, CIG y la CGT (es decir, el conjunto de los representantes sindicales del sistema) están de acuerdo en que las cosas no se han llevado como les hubiera gustado y se han visto "forzados" a convocar estos paros, "como única fórmula que las empresas se avengan a negociar". No obstante, no se trata de una huelga contra las empresas… se trata de un paro contra una decisión unilateral de un Gobierno que no ha sabido hacer las cosas.
En una convocatoria de seis páginas (adjuntas a este artículo) los trabajadores exponen que la situación viene dada tras la convalidación de un decreto "que no establece la garantía de empleo sino que, por el contrario , dispone la extinción de los contratos de trabajo de la totalidad de los estibadores portuarios, ofreciendo a las empresas estibadoras privadas la opción de abonar con recursos  públicos de las autoridades portuarias las indemnizaciones por despido", abriendo un período de inestabilidad laboral en un sector clave para la economía española.
Pese a la actitud de prepotencia del Ejecutivo central, los sindicatos se avinieron a negociar con las empresas dentro de un marco convenial, con la finalidad de lograr una subrogación de la totalidad de trabajadores de las Sociedades de Gestión de Estiba (Sagep) y la transformación de éstas en Centros Portuarios de Empleo (CPE). Además, este acuerdo debería ser ratificado a través de un Real Decreto dependiente del anterior convalidado en las Cortes.
La estiba, por el bien de la negociación y del diálogo, desconvocó varias jornadas previstas de paro en los puertos españoles. Pretendían dar a las empresas la posibilidad de ponerse de acuerdo. No obstante, la presión por parte de algunas de las compañías que forman parte de la patronal –fundamentalmente Noatum (¿Cosco?) y Bergé (¿Ership?)- el acuerdo entre patronal y sindicatos no ha sido posible. Buenas palabras y poco más.
En este tiempo, Anesco incluso ha amenazado con dejar de erigirse en patronal para no tener que negociar un convenio a escala estatal. Las empresas quieren guardarse las espaldas y negociarlo todo en base a un Acuerdo Marco a firmar a finales de año y, mientras tanto, rubricar acuerdos puerto a puerto, un punto rojo para los trabajadores que podrían ver como se despiden, por ejemplo, a estibadores en Las Palmas y no en el puerto de Valencia, o a la inversa, por ejemplo. Se trataría, a ojos de los sindicatos, de una situación del todo injustificable.
Además de los tres días preavisados hace cerca de tres semanas y que afectan (si no hay cambio de posición por parte de Anesco) a el lunes, miércoles y viernes de esta semana entrante; los sindicatos han preavisado de más paros: uno de 48 horas del 14 al 16 de junio y, durante horas impares, los días 19, 21 y 23 también del presente mes de junio.
Avisan en su comunicado que, dada la modalidad de paro, "no es necesario el establecimiento de servicios mínimos para atender los servicios esenciales", algo que el Gobierno ya ha negado, proponiendo unos servicios mínimos que rozan la alegalidad.
La estiba pide a las empresas diálogo... y que, en vista que el Gobierno no lo ha hecho, que sean éstas las que asuman los compromisos de garantía y regularidad del empleo y retribuciones ratificadas a nivel de Estado en el Convenio 137 de la OIT. Reclaman también que, tal como se habían comprometido desde la patronal ejecuten la subrogación de la totalidad de los empleos según el porcentaje que cada una de las concesionarias tienen en cada Sagep, al margen del mantenimiento de las condiciones formativas.
Finalmente, exigen que las empresas que forman parte de estas Sagep se transformen en CPE donde se integren al conjunto del 100% de los trabajadores, además del personal administrativo de las anteriores sociedades.
El líder sindical, Antolín Goya, pasará balance mañana lunes desde Canarias de la primera jornada de huelga.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu