lunes, 22 de mayo de 2017

Una parte de Anesco quiere autoexcluirse antes que rendirse. Órdago de NOATUM que pide que se vote no negociar más convenios colectivos.


La guerra entre halcones y palomas salta ante la presión de Coordinadora. Dificulta la negociación de hoy con Coordinadora.

Puertos y Navieras 21/05/2017

La decisión del Comité Ejecutivo de llevar a la Asamblea mañana un único punto del día en el que se quiere decidir si Anesco como organización renuncia a la negociación colectiva es un golpe de mano, un órdago lanzado en el último momento para evitar que Coordinadora tenga un interlocutor patronal y que acuerde la transición del modelo de estiba de forma centralizada y a su placer. Dinamita la reunión de hoy a las 16.00 entre los sindicatos y la patronal.

La medida es vista por algunos como tendente a evitar que haya un convenio nacional y volcar en los puertos como facilita el Real Decreto aprobado, convalidado el 18 de mayo los convenio por puertos.

Estos observadores piensan que además de descolocar a Coordinadora y neutralizar su intento de negociar en bloque con toda la organización, también plantea romper Coordinadora por puertos.

Sin embargo, otros dentro de Anesco consideran que el movimiento es tardío y que se debería haber hecho antes para presionar al gobierno y no ponerle fácil que el segundo Real Decreto pusiese en manos del convenio colectivo nacional el  futuro de la estiba.

Aunque el segundo Real Decreto no se ha dado, el anexo 1 del Real Decreto ya convalidado lo cita tan ampliamente como para ponérselo difícil ahora cualquier intento de cambiar su sentido.

Al parecer, el Comité Ejecutivo de Anesco aceptó por unanimidad someterlo a votación en una asamblea extraordinaria lo que significa que los que están a favor y en contra desean que afloren las diferencias y que se vote sobre ello en una asamblea que puede acabar escindiendo a Anesco.

La medida, además de ser aprobada, vaciaría de contenido la organización patronal ya que, como los sindicatos, tienen en la negociación colectiva su principal motivo de ser, la esencia de su existencia.

El movimiento se circunscribe bajo la presión de Coordinadora que antes ya de producirse los paros que tiene convocados a partir del día 24 ya ha paralizado parcialmente algunos puertos y terminales, y se dice que las terminales han cedido ya a su presión.

La medida es vista por muchos como un intento de parte de Anesco de dinamitar las negociaciones que esta tarde a las 16.00 horas empiezan a petición de Coordinadora entre esta y Anesco.

Aun así muchos consideran que es muy improbable que Anesco logre un consenso sobre este tema y que la medida se lleve a cabo, sobre todo, por su precipitación, juzgan que si lo hubiese hecho hace tiempo, habría tenido más posibilidades de ser debatida y de haber prosperado. Aun así, la medida es muy audaz y se desconocen casos de otras patronales que se quisieran inmolar antes de verse sometidas a la presión de un sindicato dominante que les haga firmar cualquier cosa.

Cuando parecía que la reunión de esta tarde produciría acuerdos que llevasen a la desconvocatoria de los primeros días de paro o a su no ejercicio, como suelen hacer los sindicatos, dando tiempo a consolidar los acuerdos y que el gobierne apruebe el segundo Decreto Ley, este movimiento de Anesco que evidencia y visualiza la guerra interna que hay dentro promete ser un obstáculo.

A pesar de que fuentes internas de Anesco, dan por seguro que Antolín habiendo ya movido ficha con las terminales y presionándolas una a una sea capaz de sacar adelante acuerdos en cuanto mínimamente ceda algo en los rendimientos y el control efectivo por parte de las empresas de trabajo portuario.

Pero también sabemos por la experiencia histórica que los sindicatos como Coordinadora son muy capaces de ceder en la mesa negociadora pero que después en el tiempo eso se vaya diluyendo y que a pie de muelle solo permanezcan las cesiones por la parte empresarial.

Un sindicato tan poderoso como Coordinadora y teniendo cerrada la entrada de nuevos estibadores muy en el aire tras el segundo Real Decreto de la estiba, donde todavía no se sabe quien va a certificar a los estibadores, ni bajo qué programa y donde no queda clara la transición entre la Sagep y los centros de empleo portuarios, CEP y aquellas empresas de trabajo temporal o de otro tipo que le puedan hacer la competencia; es muy difícil que cualquier empresa y, sobre todo las navieras que tienen una sucesión de barcos llegando a sus terminales dedicadas, se opongan a Coordinadora y  mantengan un pulso durante meses como pasó en los 80 de huelgas duras e intermitentes.

Así las cosas, y habiendo ya desviado barcos las grandes navieras y habiendo terminalistas importantes que quieren cierta paz social y no someter a los puertos a incertidumbre es difícil que Anesco se resista a ceder.

Lo que pretenden algunos en Anesco es incapacitarle para que no pueda firmar nada y obligar a Coordinadora a que lo haga empresa por empresa o convenio de puerto a convenio de puerto como fija el Real Decretoprovocando que Coordinadora pueda escindirse entre los puertos del norte con otros usos portuarios y los del Levante y Canarias y que dentro de estos Barcelona, como ya ha mostrado, donde es fuerte el import export y los coches, tome decisiones diferentes a Algeciras o Valencia.

Los halcones de Anesco apuntan a que Maersk está esperando a que en dos años tenga su terminal en Tánger para estar en otra posición respecto a los estibadores, y que mientras tanto no tiene ningún problema y que no piensa batallar junto a Noatum y los demás terminalistas puros con los estibadores.

Aun con todo, los que han formulado el movimiento puede que tengan descontado que fracase mañana en la asamblea extraordinaria pero que, sin embargo, sea un toque de atención hacia los negociadores y hacia Antolín poniendo en cuarentena este cuarto acuerdo marco que expira el 31 de diciembre de este año.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu