miércoles, 10 de mayo de 2017

Reforma de la Estiba. El Gobierno logra el apoyo del PDeCat a cambio del Puerto de Barcelona El Majestic 2. Indignación empresarial.



El Gobierno del PP tiene ya seguro el apoyo de la antigua Convergencia, el PDeCat, a cambio del control del puerto de Barcelona según pública el diario El Español, de Pedro J. Ramirez. Convergencia se aseguraría con ello la presidencia del puerto aunque cámbiese el Gobierno catalán y hubiese un presidente de ERC. Una especie de Pacto del Majestic 2. Por otro lado crece la indignación del empresariado que cree que el Real Decreto cede demasiado. El Ejecutivo ya tiene asegurado el respaldo de Ciudadanos y del PNV.

Puertos y Navieras 10/05/2017

En concreto, el equipo de Gobierno negocia que la antigua Convergencia (CSC) se abstenga en la votación, permitiendo que el nuevo Real Decreto vea la luz con 174 votos a favor, 168 en contra y ocho abstenciones, según ha informado el diario El Economista. El PDeCat tendría ya el Real Decreto que no tienen los demás, y ha asegurado en círculos próximos que puede incluso votar a favor y no abstenerse, aunque al Gobierno le basta con la abstención.

Según el Español "El PDECat, la antigua CDC, ha decidido ofrecer su apoyo al Gobierno del PP. Como contrapartida, la formación nacionalista podrá retener durante más tiempo la presidencia de la Autoridad Portuaria de Barcelona, que ahora ocupa Sixte Cambra, empresario vinculado desde hace décadas al partido y amigo personal del expresidente de la Generalitat Artur Mas", y recientemente detenido por unas horas en la sede del puerto.

El texto del nuevo real decreto espera los votos del PDECat el próximo jueves 22 de mayo en el Congresoy podría enviarse este viernes o el siguiente a Consejo de Ministros, "blinda la presidencia del Puerto de Barcelona para su actual titular, Sixte Cambra, u otro dirigente próximo al PDECat ante la posible convocatoria de nuevas elecciones autonómicas en Cataluña y una eventual victoria de ERC, con Oriol Junqueras al frente", asegura el Español.

Una especie de Pacto del Majestic 2, como el que realizo José María Aznar con Jordi Pujol en 1996 para poder Gobernar con los votos de Convergencia. El Pacto no gusta al empresariado por que aparte de "blindar" a Convergencia cede a los sindicatos frente a la primera liberalización. El PDeCat se defiende por que hay "que asegurar la paz social".

 El nuevo texto de la tercera reforma de la estiba retrocede en materia de liberación, por ejemplo la manipulación de los automóviles nuevos vuelve al ámbito pleno de la estiba lo que ha provocado la desesperación-indignación del empresariado del automóvil, según ha pulsado este medio.

Entre las modificaciones que lograrían la satisfación de Coordinadora estaría su control sobre el censo con una acreditación-carnet de estibador, y se mantendría el control sobre la formación, con la "obligatoriedad de realizar prácticas de seis meses en terminales antes de acceder a un trabajo de portuario y, por tanto, también de estibador, lo que hace imprescindible el rol de los sindicatos en el acceso a los puertos y elimina cualquier posibilidad de incorporación de trabajadores independientes del entorno familiar y cooperativo de la estiba", asegura este periódico. 

 “A cambio, hipoteca e ignora la liberalización de los puertos españoles, y catalanes, y la pérdida de competitividad de nuestras instalaciones ante Malta y Marruecos, que son un 45% mas baratos en las operaciones de estiba”, explican los representantes de empresas que operan en el sector.

"El Ejecutivo no va a aprobar el Real Decreto hasta que tenga cerrado definitivamente el acuerdo con PDeCAT. El pacto está prácticamente hecho y Rajoy quiere llevarlo a Consejo de Ministros este viernes", aseguran fuentes parlamentarias. Pese a los deseos del Ejecutivo, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, pidió este lunes cautela y aseguró que está negociando con otros partidos, ya que "el apoyo de los nacionalistas catalanes no está cerrado".  

Por un lado, Coalición Canaria, que ayudó al Gobierno a aprobar los Presupuestos, no parece dispuesto a respaldar la reforma legislativa de la estiba por la fuerte influencia que el sector tiene en las Islas Canarias.  

Aunque PDeCat rechazó respaldar la reforma de la estiba en marzo para "no facilitar la situación al PP cuando el Gobierno quiere inhabilitar a la cúpula de la antigua Convergencia", la posición del partido podría haberse suavizado con la salida de Francesc Homs del Congreso tras ser inhabilitado por el Supremo, ya que están a favor de liberalizar el sector de la estiba y permita a los puertos catalanes ganar competitividad.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu