miércoles, 17 de mayo de 2017

Puig apuesta por transferir la gestión portuaria a las autonomías


Los presidentes de las Autoridades Portuarias de Valencia y Bilabo coinciden en exigir nuevas inversiones para mejorar la conexión ferroviaria entre las dársenas valencianas y el recinto bilbaíno

Veintepies 17/05/2017

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, va a pedir al Gobierno central que transfiera la gestión de los puertos a las comunidades autónomas, ya que considera que así ganarán en “agilidad” y “desburocratización”. 



Puig se expresó en estos términos tras la reunión mantenida este martes con el lehendakari del Gobierno vasco, Iñigo Urkullu, en Vitoria-Gasteiz, la primera que mantiene un presidente de la Generalitat valenciana en Ajuria Enea. 

“No tiene ningún sentido que los puertos estén centralizados ni tampoco que exista un ente en Madrid que limite la competitividad y el desarrollo de los puertos”, aseguró Puig, quien avanzó que se trata de una reivindicación compartida por el lehendakari, por lo que van a “trabajar juntos institucionalmente” para exigir que la gestión de los puertos dependa de las comunidades autónomas.

En este sentido, aseguró que dicha transferencia redundaría en una mayor “eficiencia” y será positiva para el desarrollo económico de las autonomías. Además, también recordó que se trata de una exigencia de la propia Autoridad Portuaria de Valencia y de un modelo que ya se ha 
llevado a cabo con éxito en otros países como Alemania. 

En el marco de su visita institucional a Euskadi, el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, junto con el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, conocieron de cerca las infraestructuras y modelo de desarrollo del puerto de Bilbao, en especial su faceta de puerto industrial, acompañados por el presidente de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Asier Atutxa.

Durante el encuentro, los presidentes de ambos puertos firmaron un protocolo de actuación para colaborar en aspectos como la intermodalidad y la logística, o la responsabilidad social corporativa. 

En el ámbito de la intermodalidad, acuerdan intercambiar experiencias y conocimientos en materia de planificación, gestión y desarrollo del transporte intermodal y multimodal entre ambos puertos; contribuir al impulso de los proyectos e inversiones que posibiliten la creación y desarrollo de conexiones ferroviarias, singularmente las vinculadas con los corredores atlántico y mediterráneo, que permitan la creación de una oferta integral de servicios intermodales y la mejora de la conexión entre los respectivos hinterland; y analizar posibles iniciativas de desarrollo logístico que puedan ser promovidas de forma conjunta, incluida la participación de terceras partes, que permitan el incremento de la competitividad y la mejora de las cadenas de transporte que discurren por los respectivos enclaves portuarios.

En cuanto a la responsabilidad social corporativa, acuerdan contribuir al mantenimiento de la certificación de buenas prácticas en promoción de la salud en los lugares de trabajo; desarrollar líneas de colaboración para la celebración de jornadas científico-divulgativas en salud para la comunidad portuaria; y compartir know-how y experiencias, tanto en prevención de riesgos laborales como en la consecución del objetivo de empresa saludable.

Tanto Aurelio Martínez como Asier Atutxa comparten que la mejora de la competitividad de los 
puertos requiere el fomento de la intermodalidad y la logística, con el fin de aumentar la eficiencia de las cadenas de transporte y la consiguiente expansión de sus respectivas zonas de influencia. De hecho, tanto Bilbao como Valencia están ya inmersas en esa estrategia de mejora, con actuaciones en zonas logísticas y puertos secos. 



Por otro lado, su política de responsabilidad social corporativa contempla la potenciación de sus respectivas estrategias de prevención de riesgos laborales, así como la mejora de la salud y bienestar de sus empleados. En este sentido, las dos Autoridades Portuarias han obtenido el ‘Reconocimiento de Buenas Prácticas’ otorgado por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo (INSHT).

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia destacó que el puerto vasco es un modelo que sirve como referente para aprender de sus experiencias puerto-industria, especialmente 
pensando en el potencial del puerto de Sagunto.

Estiba
Preguntado por la situación de la estiba, Aurelio Martínez indicaba que “espero un acuerdo razonable entre las partes; y caso de haber tensiones en los puertos, que éstas se resuelvan sin discriminación para ninguno de los puertos afectados. El puerto de Valencia es de los más importantes de Europa, es una infraestructura generadora de valor añadido para las empresas valencianas y españolas. Nuestros competidores no son los puertos españoles, sino los de los países vecinos, que están aprovechando la inestabilidad laboral de nuestras instalaciones para sacar ventaja competitiva; y eso afecta a todos: a las empresas y a las personas”.

Por su parte, Ximo Puig reivindicó la “necesidad” y la “urgencia” de acometer inversiones en el 
Corredor Cántabro-mediterráneo que permitan mejorar las conexiones entre los puertos de la Comunidad Valenciana y el de Bilbao.

El jefe del Consell apostó por el trabajo conjunto de las Autoridades Portuarias de Valencia y Bilbao para facilitar la conectividad entre ambos enclaves a través de un eje cántabro-mediterráneo que una los puertos de ambas ciudades a través de Teruel y Zaragoza. Como recordó, el tramo entre Sagunto y Bilbao es “prácticamente inaccesible desde el punto de vista ferroviario” en la actualidad.

Por ello, Puig hizo hincapié en la necesidad de situar el Corredor Cántabro-mediterráneo “en la agenda de prioridades de las infraestructuras de todo el Estado”, puesto que este eje es “fundamental” para mejorar la competitividad de las empresas del arco mediterráneo y las del País Vasco.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu