miércoles, 17 de mayo de 2017

El Consejo Internacional de Estibadores apoyará las movilizaciones de los estibadores españoles

El International Dockworkers Council (IDC), principal sindicato de estibadores a escala mundial, ha dejado patente su rechazo al nuevo Real Decreto Ley de reforma de la estiba, aprobado por el Consejo de Ministros de España, sin contar con el consenso de empresas y trabajadores.


El Estrecho Digital 17/05/2017
El IDC acusa al Gobierno de incumplir su promesa de dar voz a la parte social, poniendo en riesgo los empleos de más de 6.000 estibadores de los puertos españoles, ya que la subrogación – principal demanda de los trabajadores – no ha sido recogida por el texto legal pese a que desde el Ejecutivo de la Unión Europea no han puesto ninguna traba para que así sea.
El Coordinador General del IDC, Jordi Aragunde, ha confirmado que “el sindicato va a estar al lado de los trabajadores españoles, ofreciéndoles su apoyo hasta las últimas consecuencias”. “No vamos a permitir que la intransigencia del Gobierno de España y sus medidas autoritarias, sin consenso y con intereses personales, conlleven al despido colectivo de nuestros compañeros, o a poner en peligro sus condiciones laborales, de salud y seguridad, labradas después de años de diálogo con las empresas”, afirma Aragunde.
El International Dockworkers Council considera que la convocatoria de huelga “es la única alternativa legal que queda a los trabajadores para ser escuchados en un diálogo con todas las partes, y que se recojan sus peticiones”.
El IDC ha pedido a sus afiliados en todo el mundo el máximo apoyo a los trabajadores españoles ante la afrenta que sufren y que puede conllevar a la desaparición de sus empleos. Fundamentalmente a aquellos trabajadores que trabajan en puertos limítrofes –y alternativos- de España (en Francia, Italia, Portugal, Marruecos…) a los que las compañías navieras puedan derivar sus tráficos en caso de que se confirme el paro sindical.
El IDC insiste en que ningún buque podrá descargar sus mercancías si éstas iban destinadas a España. Se trata de una medida esencial para que los estibadores españoles puedan establecer una negociación con el Gobierno y la patronal.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu