viernes, 21 de abril de 2017

La reforma de la estiba se enfrenta a la cuadratura del círculo.


De La Serna y el problema irresoluble que el mismo se ha puesto.
Principios, modelos y soluciones técnicas sin las que no puede avanzar.

Puertos y Navieras 20/04/2017

Por Los Fareros.



El Ministro y su equipo se enfrentan a cuadrar el círculo de la estiba, problema geométrico irresoluble desde la antigüedad. Antes la gente se ponía problemas irresolubles como entretenimiento. Eran famosos los que se ponían así mismos los matemáticos. Todo el mundo está expectante a ver como sale de este. A muchos les parece que prometer una cosa y la contraria y ponerlo en un Real Decreto o dos es más difícil que cuadrar el círculo. Los sindicatos están perdiendo la paciencia, o preparándose para perderla, y escenificarlo con potencia cuando llegue el momento. Están cogiendo aire.

Cuadrar el círculo era con regla y compás conseguir un cuadrado de la misma aérea que un círculo dado. Problema de agrimensor mesopotámico que necesitaba asignar a un agricultor la misma parcela cuadrada que el área circular de otra parcela en una herencia. Es imposible.

Pero el ingeniero ministro aprendió una cosa en la carrera que está aplicando subliminalmente, que si toda la potencia del cálculo diferencial no sirve, si todas las teorías no solucionan un problema, lo mejor es intentarlo por iteraciones sucesivas, por aproximaciones sucesivas, así se resolvió el de la cuadratura del círculo y así parece que quiere resolver este, a riesgo que los sindicatos y más espectadores le acusen de bandazos. O surrealista. Es lo que tiene el sistema de las aproximaciones sucesivas que hoy resuelve con los ordenadores todos los problemas de ingeniería, que te tienes que pasar o no llegar en aproximaciones sucesivas, pero queda fatal que se note. 

El problema es que el ministro tiene que sacar textos de reales decretos que sabe que en unos casos se pasarán y en otros no llegarán, y eso a la luz del día se nota. Y erosiona su capital político. Como los cauces para una negociación sin luz y taquígrafos en este caso son difíciles, no hay confianza, por que pronto se filtran versiones interesadas, solo le queda este sistema de consultas a medias, que enfada a sindicatos y patronal.

A pesar de este sistema que no es del todo malo, el ministro no debería perder de vista unos principios básicos. Esta reforma se ha empezado desde extremos opuestos, y en algunas instancias por el final o por el tejado. En estos casos los expertos propugnan el pensamiento lateral, o "out of the box". El problema es que la Comisión, el Gobierno, los sindicatos y las empresas están poniendo tantas condiciones de las llamadas de "contorno", que hacen difícil no ya solucionar el asunto sino aproximarse a él y pensar con libertad.

Conviene la instauración de al menos unas premisas.

Principios-Premisas.

Mas que a los que consideramos principios morales que también deben presidir una acción de Gobierno nos referimos a principios prácticos como los siguientes:

1. La reforma es largamente necesaria por que el actual sistema no asigna de forma eficiente los recursos. Produce des-economías, costes de fricción.  Eso es a la larga malo para todos incluidos los trabajadores que pueden ser "bypaseados" al final por otros puertos, véase Tánger Med o por la automatización que vendrá de golpe.

2. La equidad exige que cualquiera cualificado pueda ejercer de estibador.

3. La reforma se debe hacer contando con el personal actual de la estiba. No hay otra.

4. La reforma se debe hacer contando con las empresas actuales implicadas. Son las que crean empleo, no se olvide, no hay otras y las que deben articular otro modelo si lo hay. 

En la reforma como se está haciendo parece que el principio básico es que nos ha multado la Comisión y nos va a multar más. Siendo la sentencia de las poco lideradoras, no parece mucha guía. Puede que como dice el director general de la OIT, Ryder, Europa no este ayudando mucho al presionar. Al Tribunal no se le preguntó más

Modelos.

Habrá que elegir entre el modelo que el Mediador Marcos Peña, llama tímidamente como con miedo de "puesta a disposición de estibadores" es decir lo que conocemos por Sageps actuales, los pools. El modelo de empleados directos o uno mixto.

Se antoja que el modelo será mixto, el problema es como llegar a él. Convendría preguntar a las empresas, son ellas las que emplean a los estibadores.

Faltan Ideas brillantes.

Faltan ideas brillantes de cómo va a ser el modelo final y la transición.

Tanto la idea de un cambio rupturista como la de un cambio por "atricción" es decir por extinción del colectivo actual no parecen muy realistas, sino se quiere un periodo transitorio de 10 años, como bien apunta Vicente Boluda, que dice que esto se tenía que haber hecho hace mucho tiempo. Por eso.

Las Soluciones Técnico-Jurídicas.

Por último faltan soluciones técnico-jurídicas. 

Digamos falta un "toolbox", un arsenal de herramientas que aunque igual no son de aplicación directa si sirvan de guía. Por ejemplo el mediador se ha referido a que se debería transicionar el modelo de "puesta a disposición" y a esas empresas de puesta a disposición, las Sageps, aplicarles como viene siendo habitual el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores y la llamada subrogación convencional que no necesitaría reglamentación nueva siempre que la transición de unas Empresas de Puesta a Disposición de Estibadores, digamos EPADE o CEP, sea voluntaria, como cuando una empresa compra a otra, y se subroga a los trabajadores.

El problema es que no resuelve la no obligatoriedad de los CEP desde ahora, y por tanto quien quiera subrogarse en ellas. Aunque el mediador con esta herramienta ya conocida en el mundo laboral no haya resuelto el núcleo del problemas es un ejemplo de como por analogía se pueden aproximar soluciones, desde los juristas.




"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu