lunes, 6 de marzo de 2017

¿Por qué Maersk ve de distinta forma que Noatum, la reforma de la estiba? Por qué se ha dado de baja de PIPE.


La Reforma de la Estiba tiene diferentes soluciones para diferentes empresas.

Puertos y Navieras 06/03/2017

Mucho se habla de la división interna en Anesco y la diferencia de criterios en la patronal de empresas estibadoras. Las diferencias son más evidentes cada día que pasa en el proceso de reforma de la estiba. Mientras que Noatum sufre huelgas de bajo rendimiento y el puerto de Valencia mantiene una conflictividad desde hace días importantísima, los puertos de Barcelona y Algeciras trabajan con algo de normalidad. Además, los directivos de Maersk en el estrecho vienen tomando posturas diferentes a las que propugna la patronal, tanto que para hacer notar sus diferencias se ha dado de baja de PiPE la otra patronal, acusándola directamente de "injerencia".

Recordemos que ya fue la primera empresa que firmó el documento presentado por Coordinadora a favor de una negociación consensuada. Aunque la patronal ha dicho que esos papeles siempre fueron firmados bajo coacción, la realidad es que Maersk ha buscado el entendimiento en Algeciras y por ende en los otros dos puertos principales donde tiene terminales, en Valencia y Barcelona, un acuerdo. 

Significativas son las declaraciones de su responsable para Europa del Sur, realizadas hace días en las que adopta un tono completamente diferente a otros terminalistas. Frases como que "los salarios de los estibadores son irrelevantes" y que se está equivocando el problema "hablando de cosas que no son importantes", han sorprendido en la patronal.

Además ha ofrecido una estabilidad total en el empleo, diciendo que en Algeciras "no sobra ningún estibador". Patentes muestras de un pensar diferente sobre el problema de la estiba en España.

¿Por qué estas diferencias? 

Sencillamente porque para Maersk, sus terminales, sobre todo la de transbordo de Algeciras, es un "centro de costes", un centro de trabajo como el resto de sus terminales, al que no le imputa ninguna perspectiva de beneficio, sino unos objetivos de que sus costes sean parecidos a otras terminales homólogas. Por así decirlo, la postura de Maersk en Algeciras no es la de maximizar el beneficio sino la de minimizar el coste.

Y como explica su responsable Carlos Arias, minimizar el coste se hace por muchos medios. Aumentando el flujo con los mismos costes fijos, por ejemplo. Una terminal y sus grúas suponen un gran coste fijo, como lo son los buques, y que moverlos más rápido y con mayor eficacia suponen grandísimos ahorros. Y así lo manifiesta. Maersk, una naviera, tiene total seguridad en el flujo de carga de trabajo en sus terminales dedicadas y sobre todo en una tan bien localizada como Algeciras.

Muy distinta a cualquier otro operador como Noatum, que funciona ofreciendo su terminal a muchos clientes.

Es por tanto, lógico que tenga una importante diferencia de opinión entre cómo abordar el problema de la estiba. Bien es verdad que el responsable de Maersk ha advertido claramente a los estibadores, que no se andará con chiquitas derivando tráfico a otras terminales.

Y que se tienen que poner las pilas en línea con otras terminales de Maersk, porque si no reconfigurará la red, y reconfigurar la red de bases, puertos y transbordos de Maersk significa darle más peso a Marruecos, y de forma "irreversible".

Maersk sabe que el conflcito va para largo y quiere soluciones inmediatas, está demostrando más realismo.

De hecho hace tiempo que Maersk optó por no poner todos los huevos en la misma cesta y ya su terminal del otro lado del estrecho es tan grande como la de Algeciras. Además, piensa duplicarla en dos años. Al otro lado del estrecho habrá dos Algeciras preparadas como alternativa. Hoy ya no depende de Algeciras, pero no la quiere perder.

Noatum sin embargo está en una posición totalmente contraria. Pegada junto a ella y enfrente, en Valencia, tiene como competidoras a dos terminales que son propiedad de sus dos mayores clientes, MSC y Maersk.

Mucho se ha especulado que MSC esperaría que caiga como fruta madura por su menor viabilidad en este mundo moderno de grandes alianzas navieras.

Esta es la clave de la reforma de la estiba. 

Hace diez años todavía no se habían formado estos gigantescos grupos de navieras y las dinámicas de las terminales dedicadas no existía de forma tan clara.

Han transcurrido estos años en paralelo con la denuncia al sistema de la estiba español para que estas diferencias afloren y hagan patente que el problema de la estiba tiene diferentes soluciones para diferentes empresas y las soluciones son tan profundamente diferentes como para tener paralizada a Anesco en muchas de las decisiones que debe tomar de aquí en adelante.

Para Maersk asumir un buen número de estibadores a cambio de tener el control pleno de sus operaciones como en otras terminales es su objetivo, por eso tacha de "injerencias" a PiPE por oponerse a la subrogación de forma frontal.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu