lunes, 6 de marzo de 2017

Las 10 mentiras de la Reforma de la Estiba. 10 falacias que debe superar la Reforma.



La Reforma de la Estiba se está construyendo desde fuera, por el tejado, sin una legitimidad clara, sin un modelo final posible, desde las leyendas urbanas. Lo políticamente correcto se impone y las media verdades cuando no mentiras se acumulan. Todos los actores pisan con mucho cuidado hasta llegar al absurdo.



Puertos y Navieras 06/03/2017
Por los Fareros


Las 10 falacias que tiene que superar la reforma de la estiba son estas.

1. La Comisión Europea está legitimada para reformar la estiba en España. No lo está. La realidad es que la Comisión ha fracasado por dos veces intentando legislar desde la U.E una reforma la estiba. Debido a su inacción y a la de los gobiernos ha encontrado por la vía de una denuncia anónima, un poco claro sistema judicial, donde es juez y parte, y un Gobierno que colabora, la forma para obligar a España y luego a Italia, Bélgica y Portugal a liberalizar la estiba. Pero el caso es que su legitimidad para hacerlo puede quedar más aún en entredicho ya que muchos países han hecho y hacen caso omiso a las ordenes de la Comisión Europea.

2. El gobierno quiere el despido de los estibadores. Es falso. Una desafortunada redacción del Real Decreto-Ley que cita la reforma laboral como base para las indemnizaciones, más una carencia de modelo en la transformación de las Sagep que no se sabe adonde conduce ha provocado esta interpretación pero, en ningún caso se le había ocurrido hacerlo, más bien está falto de un modelo de transformación de las actuales Sagep.

3. Que Coordinadora quiere negociar. Falso. Lo que quiere Coordinadora es ganar tiempo, porque ha estado ganando tiempo desde hace más de 30 años. Antes incluso con otro nombre, pero en los últimos veinte ha sido muy consciente de que su monopolio sobre los empleos de los estibadores estaba amenazado.

Ha sido una artista en provocar demoras y dilaciones que siempre han acabado dejando las cosas igual.

En esta ocasión, ha visto el panorama negro pero, contra todo pronóstico, ha rehecho su narrativa y su relato para presentarse como unos trabajadores que sufren los efectos de la globalización.

4. Que Anesco está dispuesta a negociar. Tampoco. En primer lugar, en Anesco hay al menos dos corrientes diferentes de opinión por distintos modelos de negocio. Ha quedado patente con Maersk dando un portazo a una de las patronales porque, sencillamente, Maersk está dispuesta a absorber y a dar estabilidad en el empleo a muchos estibadores a cambio de obtener de una vez por todas el control de la organización del trabajo. Pero como Anesco está presidida por los que tienen otro modelo de negocio, estos no desean negociar hasta ver el Decreto-Ley convalidado y ya permanente en la legislación española.

Solo forzados a un larguísimo proceso de proyecto de ley aunque sea por la vía de urgencia se verán abocados a negociar con dos tendencias separadas y siempre obligados por el chantaje de los bajos rendimientos y las huelgas selectivas que hacen tanto más daño que las huelgas oficiales.

5. Que los partidos políticos apoyan a Coordinadora. Falso. Los mismos sindicatos cruzan los dedos para que esta coincidencia de los astros se mantenga. Coincidencia de que un partido como Ciudadanos que está a la baja en las encuestas por no exhibir una oposición clara al gobierno, junto con el PSOE, enfrentado a unas primarias, se hayan alineado.

Así las cosas, al gobierno se le han vuelto a en contra dos partidos que no creen en absoluto en mantener el monopolio sobre el empleo portuario de Coordinadora, pero que están dispuestos a obligar a tramitar el RD como proyecto legislativo de urgencia como una humillación de cara a la opinión pública por lo que creen excesos durante la legislatura anterior con la Reforma Laboral. Perciben un movimiento subyacente en contra de la opinión pública.

6. Que la Unión Europea y España tienen un modelo claro para la estiba. Falso. Fruto del carente debate legislativo en la Unión Europea y en España, ambas instituciones y también los gobiernos de otros países no tienen en absoluto claro cuál debe ser el modelo del empleo portuario. Los chinos si. La transformación que ha vivido el transporte marítimo y el advenimiento de las alianzas navieras ha concentrado tanto el poder en las mismas que solo ellas tienen tanto las europeas como las chinas, un modelo claro de empleo portuario en los muelles. Pero su modelo de contratación directa o a través de subcontratas de estibadores no puede ser asumido de golpe y porrazo por otros concesionarios de manipulación de mercancías en los puertos.

7. Que el Gobierno tiene el apoyo sólido de las patronales. Falso. El Gobierno tiene serias disensiones con algunos actores de Anesco. Broncas. Ha elegido legislar por que no ha encontrado todos los aliados que esperaba tener en las empresas estibadoras donde confluyen muchos intereses.

8. El Gobierno quiere pagar los pasivos sociales de las empresas. Falso. El Gobierno ha querido acotar, limitar los pasivos sociales que Anesco le exige con gruesos dossieres de bufetes como Garrigues que le hacen responsable de los mismos y amenazan con costosos pleitos en los tribunales. Pero la redacción del Decreto solo ha estimulado a establecer un mínimo desde el cual pedir más.

9. El modelo a seguir es el de los controladores. Falso. La guerra contra los controladores solo sirvió para segregar de Aena previa a su privatización la responsabilidad de Navegación Aérea, pero los controladores siguen ganando parecido y solo se ha conseguido que haya Torres de Control de primera donde han quedado los antiguos, de segunda o de tercera, en estas últimas si que han entrado nuevos controladores "low cost".  

10. Los sindicatos de clase apoyan a los estibadores. Falso, es solo táctico. El sólido apoyo que ha encontrado Coordinadora en CC.OO y UGT tras años de despreciarlos y no dejarles asistir a las reuniones se debe a que estos han encontrado una vía de recuperar algo de ambiente de lucha obrera. Perciben que el relato de empresas quitando derechos adquiridos a trabajadores, al que no recurrieron con la reforma laboral de 2012 puede hoy reverdecerse en un último intento de movilización social.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu