martes, 7 de marzo de 2017

LA COMISARIA BULC DA MUESTRAS DE DEBILIDAD UN DÍA ANTES DE VISITAR EL CONGRESO

Violeta Bulc, comisaria europea de Transporte, estará hoy y mañana en España para visitar al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, este lunes; y rendir cuentas ante el Congreso de los Diputados, mañana martes. Es una semana clave para la convalidación, o no, del decretazo de Íñigo de la Serna y, por lo que parece, Bulc está por la convalidación en lugar de por el diálogo. 


Naucher 06/03/2017
En una carta remitida al ministro De la Serna el viernes, y reproducida por varios medios, la comisaria eslovena llama al Reino de España a aprobar el texto en el Congreso de los Diputados, con la finalidad de que el decreto pase a convertirse en Ley. Así se lo hará saber mañana a los representantes españoles en la Comisión de Fomento de la Cámara Baja.
Bulc “alienta” en su misiva a continuar con el diálogo con sindicatos y patronal… eso sí, una vez convalidado el decreto. Teme la comisaria que el conflicto en España traspase fronteras y que la situación pueda complicarse también en los puertos belgas donde la CE no las tiene todas consigo pese a haber aceptado su modificación.
El turno mañana de los grupos parlamentarios de la oposición será para preguntar a Bulc por la implicación de Bruselas en la decisión del Gobierno español, después de que el ministro haya explicado por activa y por pasiva que la Comisión Europea casi les habría obligado a presentar el decreto sin llegar a acuerdo ni con patronal ni con sindicatos. 
También sería bueno que los diputados españoles le cuestionen a la comisaria por qué desde el ejecutivo europeo se ve bien que en el caso belga se haya aceptado el registro de los trabajadores de la estiba y la existencia de hasta dos sociedades de estiba por puerto, mientras que en el caso español parece que no se acepte. Difíciles preguntas para una comisaria que, en sesión de la comisión de Fomento del Congreso debería explicar la verdad y no andarse por las ramas.
Mientras, patronal y sindicatos, de acuerdo en los puntos básicos de la reforma del modelo español (a falta de que el Congreso dé su última palabra el jueves), deberán ampliar durante estos días sus contactos con los grupos parlamentarios para atar la respuesta de estos en sede parlamentaria. Que no haya sorpresas de última hora y Ciudadanos o Partido Socialista no se avengan a convalidar un decreto tan injusto como innecesario. 
Es necesario dejar caro que todas las partes quieren cumplir con la sentencia de Luxemburgo; la cuestión es cómo hacerlo: siguiendo el modelo despótico y unilateral de Puertos del Estado o mediante un diálogo y una negociación fuera del convenio colectivo, como le agradaría a Fomento. Las principales empresas (Noatum al margen) apuestan por el segundo. El jueves se verá, pero pinta que el Gobierno hará desaparecer el decreto de los puntos del orden del día a última hora, a no ser que quieran exponerse a una derrota en las votaciones de la Cámara Baja y tenga que retirarlo por imperativo. Quedan sólo tres días.
Cabría la posibilidad de que Ciudadanos o Partido Nacionalista Vasco se abstengan en la votación (que debe ser refrendada por mayoría simple) pero parece poco probable que, en el caso de los nacionalistas vascos, pretendan que los puertos de Bilbao o Pasajes paguen de sus arcas los despidos de los estibadores. Deberían de dar muchas explicaciones a su electorado en una zona, el País Vasco, eminentemente marítima y portuaria. No obstante aquí juegan también otros parámetros, políticos en este caso.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu