viernes, 3 de marzo de 2017

¡DESCONVOCADA PARCIALMENTE LA HUELGA!: LOS MOTIVOS Y LA REALIDAD (QUE NO TODOS SABEN)

Última hora que da un giro a la situación de la estiba: Los trabajadores han decidido desconvocar los dos primeros días de la huelga prevista, el lunes y miércoles de la próxima semana, ante la imposibilidad de que el decretazo del Gobierno vaya hacia adelante. 
Naucher 02/03/2017
Los rápidos contactos y el trabajo realizado por los principales sindicatos con los grupos parlamentarios de la oposición, noticia que NAUCHERglobal avanzó en exclusiva, hace justo una semana (ver información), ha dado sus frutos y Ciudadanos, Podemos y, sobre todo, Partido Socialista, han señalado públicamente que no darán su apoyo en el Congreso a las maniobras del ministro De la Serna y José Llorca, quién debería ser cesado inmediatamente. De hecho, políticos dentro del propio Grupo Popular habrían pedido su cabeza y la del secretario de Estado, Gómez Pomar.
En un comunicado conjunto de Coordinadora, UGT, CCOO, CIG y CNT; como convocantes de los paros, señalan que “la oposición del PSOE a la convalidación del Real Decreto Ley 4/2017 aprobado por el Gobierno abre una nueva oportunidad para el diálogo y la negociación, exigida también por el resto de grupos políticos”.
Muy a su pesar, al Gobierno de Mariano Rajoy no le quedará otro remedio que negociar con patronal y trabajadores que, como también ha adelantado NAUCHERglobal, estarían cerca de llegar a un acuerdo al menos sobre los principales puntos a convenir. No obstante, con vista a la opinión pública y a la prensa no especializada, los trabajadores señalan que “no ha habido ningún avance en la negociación”, ya que “las empresas no se comprometen a mantener en sus puestos de trabajo a sus actuales trabajadores portuarios, ni aportaron los datos que se comprometieron entregar a los sindicatos y al presidente del CES para justificar los supuestos excedentes de las plantillas en cada puerto”. Es claro postureo… Pese a ello, las negociaciones reales, que no oficiales, dan un papel más preponderante a multinacionales como Maersk, y dejan fuera de juego a la estadounidense JP Morgan (Noatum) o a la plataforma PIPE de José Luis Almazán (miembro, como no podía ser de otra manera, del Partido Popular).
Así, la intención de los trabajadores con la suspensión de los dos primeros días de huelga es crear “un clima de normalización laboral que anime al Ministerio de Fomento a salir de su cerrada posición e invite a la negociación real, mediante la constitución de una mesa de diálogo sobre la modificación del Decreto Ley presentado”.
Según los sindicatos “la normativa que actualmente propone el Gobierno desvanece cualquier posibilidad de acuerdo con las empresas, pues ofrece a los grupos financieros y especuladores internacionales, máximos accionistas y propietarios de las terminales en todos los puertos españoles, la oportunidad de deshacerse de sus trabajadores a cuenta del erario público, de precarizar el empleo y las condiciones de trabajo”.
La suspensión de los dos primeros días de huelga coincide con la visita a España de la comisaria de Transporte Violeta Bulc (a quien el Gobierno echa la culpa del haber tenido que presentar el decretazo sin negociar) y el día previo a que el pleno del Congreso le diga al Partido Popular que la época de absolutismo pasó tras las últimas elecciones. Bulc tendrá la oportunidad de explicarse ante los diputados y corroborar lo que en su día dijo a los negociadores de los estibadores en Bruselas: que la Comisión Europea creía firmemente en que la mejor manera de conseguir cumplir con la sentencia es mediante el diálogo y no por imposición. Se intuía.
Antolín Goya, el poderoso líder sindical, ha aprovechado esta suspensión para hacer una crítica clara a Anesco, tras su comunicado de la mañana: “Para evitar el conflicto no se puede pedir a los despedidos que sean razonables. Lo razonable es garantizar la continuidad en el empleo a los trabajadores, que no es otra cosa que la subrogación laboral establecida en el Estatuto de los Trabajadores”. Se puede decir más alto, pero…
También ha sido clave la rápida actuación de Jordi Aragunde al frente la internacional de la estiba (IDC). El posicionamiento de los estibadores de todo el mundo en contra del decreto y la posibilidad de que se paralicen los principales puertos del mundo, entre 1 y 3 horas son argumentos más que suficientes para que desde Bruselas (y no sólo la CE) se haya dado un tirón de orejas al ejecutivo español.
Nos consta que han sido varias las asociaciones de puertos, cargadores, transportistas a escala europea e internacional que se han dirigido al Ministerio de Fomento o al de Asuntos Exteriores para mostrar su rechazo a la presentación de un decreto que pretende despedir a más de 6.000 trabajadores con fondos públicos. Además, también nos consta que en Bruselas están muy hartos de José Llorca y la Sirex. El día 11 de noviembre es famoso por un dicho que se refiere a la matanza y que viene a decir algo así como que cada cual recibirá en su momento la respuesta por los actos cometidos.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu