miércoles, 22 de marzo de 2017

Concluye sin acuerdo la primera reunión de estibadores, patronal y Gobierno tras el rechazo del Congreso a la reforma del sector

Los estibadores ofrecen una bajada de sus salarios, siempre que el acuerdo garantice los puestos de trabajo del colectivo.
De la Serna defiende en el Congreso la propuesta de reforma de la estiba
De la Serna defiende en el Congreso la propuesta de reforma de la estiba
Sin acuerdo y con posturas inamovibles y enfrentadas ha finalizado la primera reunión a tres bandas, celebrada tras el rechazo del Congreso al Decreto Ley del Gobierno para la reforma de la estiba del sector.
El principal impedimento para el acuerdo sigue estando en la fórmula que garantice la subrogación, tras la reforma, conforme al compromiso adquirido por la patronal del sector y el Gobierno.
Garantizar por ley la subrogación
Los sindicatos insisten en que “la única forma de garantizar” el mantenimiento del empleo mediante la subrogación es hacerlo por ley, “bien a través del Decreto Ley de reforma del sector o en otra norma legal“, ha explicado Antolín Goya, portavoz del sindicato mayoritario Coordinadora.
Cualquier otra forma de garantía legal, aunque no sea el Decreto Ley, la podemos ver y estudiar“, concedió. “Pero es necesario que haya una norma que regule la garantía del empleo“, insistió. “Es el asunto central“, aseguró el dirigente de Coordinadora.
“La reivindicación de la subrogación por ley, constituye una dificultad insalvable”
Frente a la postura de los sindicatos, el Gobierno mantiene que no se puede “imponer una subrogación por ley a las empresas porque es contrario a la legislación y a la normativa europea“, según aseguró el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, a la conclusión de la reunión. “La reivindicación de la subrogación por ley constituye una dificultad insalvable“, remarcó.
No obstante, Gómez-Pomar ha reiterado la disposición a trasladar el eventual acuerdo laboral que lograran patronal y sindicatos a una “norma o disposición” que especificara los supuestos de subrogación y recogiera las ayudas a la prejubilación.
Posiciones inamovibles
Al término de las cinco horas de negociación, los estibadores lamentaron la “posición inmovilista del Gobierno”, y el representante del Ejecutivo que los sindicatos “hayan vuelto a plantear antiguas propuestas que tienen difícil encaje“, como la de contar con un régimen laboral específico.
No obstante, los sindicatos han incluído ahora su disposición a bajar una media del 6% los salarios a cambio de la modificación de los términos de las ayudas a la prejubilación que ofrece el Gobierno, “para que encaje con las características del colectivo”. 
Y ya de paso, proponen que trabajadores y empresas también contribuyan a esas ayudas, con una bajada de sueldo del 1%.
Además plantean una reducción adicional del 5% “para contribuir a mejorar la productividad en los puertos”, tal como piden la patronal y el Gobierno.
Todo ello, vinculado a un acuerdo sobre el mantenimiento del empleo y su garantía por ley, principal reivindicación de los sindicatos.
Frente a este planteamiento, para el secretario de Estado de Infraestructuras, el Gobierno hace un “gran esfuerzo” en ayudar al mantenimiento del empleo, “pero si las otras dos partes no colaboran, es difícil el acuerdo“, lamentó.
La patronal y los sindicatos volverán a sentarse a la mesa de negociación este jueves, mientras que el nuevo encuentro a tres bandas con el Gobierno, queda pendiente de que el Ejecutivo analice la contrapropuesta de los sindicatos.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu