jueves, 9 de febrero de 2017

Las empresas se preparan para un posible desabastecimiento durante la huelga de la estiba

El sector de la automoción y el de la cerámica son dos de los principales afectados, aunque también el de la distribución comercial se mantiene alerta ante el posible recrudecimiento del conflicto.
estibador Maersk
La huelga de la estiba provocará un colapso en las terminales portuarias españolas.
La huelga convocada en los puertos españoles contra el Decreto Ley que prepara el Ministerio de Fomento para liberalizar la estiba conllevará un colapso en las terminales portuarias, lo que tendrá un fuerte impacto en las principales empresas del país e incluso de Europa, ya que el 70% de las importaciones y exportaciones españolas pasan por los puertos, según recoge el diario El Mundo.
El sector de la automoción es uno de los más vulnerables, ya que la mayor parte de los automóviles fabricados en España se mueven a través de los recintos portuarios, donde también se reciben las piezas necesarias para el montaje de los vehículos.
De hecho, se espera que los principales problemas estén más relacionados con el aprovisionamiento de materias primas que con la expedición de productos terminados. Por ello, la mayoría de multinacionales está trabajando ya con previsión para evitar sufrir un desabastecimiento.
Es el caso de Ford, que está haciendo acopio de componentes antes de los paros, que provocarán retrasos e ineficiencias que ralentizarán los servicios logísticos. No se espera, por el momento, un desabastecimiento total, aunque si el conflicto se alarga, la situación podría empeorar.
Diferentes sectores afectados
Otro sector que se verá especialmente afectado será el de la cerámica, ya que el 70% de la exportación de azulejos se realiza por vía marítima y un problema así en los puertos puede tener un gran impacto en las ventas o incluso conducir al traslado de escalas a otros puertos europeos.
Además, el sector de la distribución comercial puede sufrir las consecuencias de estos paros, aunque con menor intensidad. Conviene destacar que las grandes cadenas de alimentación abastecen por mar a los archipiélagos balear y canario, y aunque no esperan tener problemas de suministro aún, se mantienen alerta ante el riesgo de un recrudecimiento del conflicto.
Por otro lado, la huelga tendrá incidencia directa en la cuenta de resultados de las empresas terminalistas, aunque esto no parece inquietar por ahora a la patronal Anesco, que ha mostrado su apoyo a la reforma del Gobierno.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu