martes, 28 de febrero de 2017

LA DECISIÓN UNILATERAL DEL GOBIERNO SOBRE LA ESTIBA LLEVARÁ AL PAÍS AL CAOS ECONÓMICO

Pese a las muchas presiones y comentarios de los sindicatos, muchas empresas, gobiernos municipales y autonómicos, autoridades portuarias, sectores de importación y exportación, etc. el Gobierno no dio el viernes pasado su brazo a torcer y presentó, como se preveía, el Real Decreto que fulmina la estiba, en Consejo de Ministros. 


Naucher 27/02/2017

El sábado, el Boletín Oficial del Estado (BOE) ya publicaba el decreto (acceda desde este enlace) que entra en vigor hoy mismo. Un decreto que llevará a los sindicatos a cumplir con la huelga prevista a partir de la próxima semana, por mucho que continúen reuniéndose con la patronal Anesco (el próximo encuentro será mañana). O, lo que es lo mismo: la paralización del comercio exterior en España.
Los trabajadores, por su parte, incidirán en encuentros con los grupos parlamentarios de la oposición para lograr enmendar el decreto antes de que una mayoría simple del Congreso lo convierta en Ley. Para Coordinadora, esta apuesta por el autoritarismo de que ha hecho gala el ministro de Fomento “solo logrará la desestabilización de una de las industrias más prósperas de este país, un reducto en el que desarrollan su labor algunos de los pocos colectivos que mantienen condiciones de trabajo decentes”.
El decreto “va mucho más allá de lo que pide Europa en la sentencia del TJUE” y además, no responde a la defensa de los intereses de los ciudadanos españoles sino al de las grandes empresas, muchas de ellas multinacionales”. Hay que recordar que el decreto pondrá fin al trabajo de más de 6.000 estibadores en los puertos españoles.
La excusa que el gobierno ha puesto de que Bruselas presiona no es, además, verídica.
Hace ya dos años, la comisaria Violeta Bulc declaraba que el modelo de la estiba es responsabilidad del gobierno español. NAUCHERglobal ha podido saber, de fuentes muy fiables, que en la capital comunitaria están hartos de la situación en España y que, en su momento, previo a la denuncia ante el TJUE, presionaron al ejecutivo estatal para buscar una salida negociada, como pasó en el caso belga.
La propuesta de Bruselas era sencilla: que el gobierno español y las partes se juntaran con letrados especializados en derecho comunitario para dar con una solución al conflicto. Los estibadores lo hicieron y convencieron a parte de la patronal Anesco. El Ministerio de Fomento no lo hizo. De ahí la sentencia y la sanción.
Precisamente y con referencia a la situación en Bélgica, también se ha posicionado el transporte terrestre. Desde su patronal, Fenadismer, que ve cómo el transporte por carretera puede sufrir mucho las repercusiones de la huelga, han comentado que ven correcto que haya un registro de trabajadores. Si existe para Bélgica y la sentencia no lo impide, ¿por qué motivo no habría de existir también en España?
El Partido Popular, por su parte, parece tenerle miedo a lo que pueda decir al respecto de la situación de la estiba la comisaria Bulc. La pasada semana, los europarlamentarios conservadores vetaron la propuesta de una diputada española para que Bulc compareciera en la comisión de transporte de la Eurocámara para hablar del conflicto.
A su vez, está previsto que el próximo miércoles se reúnan en Bruselas los representantes sindicales internacionales con la Comisión Europea y, según han publicado los compañeros de El Estrecho Digital, romperán el diálogo social hasta que no haya un posicionamiento claro por parte de la propia CE.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu