jueves, 19 de enero de 2017

La rendición de Anesco.

Juan Aguirre entrega las llaves. Coordinadora ahora tiene que vender el éxito.


Puertos y Navieras 19/01/2017


El famoso cuadro de Las Lanzas de Velázquez transmite como nadie la rendición de Anesco ante Coordinadora. La rendición de Breda se parece mucho a la de Anesco, donde un Juan Aguirre a cambio de salir del asedio con una propuesta aparentemente exigente, entrega las llaves, las claves de la reforma de la estiba al ultimatum de Antolín Goya y Coordinadora. A estas horas Coordinadora cruza los dedos para que la exitosa operación no se tuerza. Ha conseguido casi todo.
La propuesta de Anesco, conocida el martes pero pactada su filtración hace días, parece un alarde pero está destinada a quedarse en un Anexo a la negociación del V Acuerdo Marco, hasta sí se presenta, como Anexo. 

La propuesta es un despliegue de color y parafernalia parecidas a la que los sitiadores permitieron a los sitiados en aquella célebre rendición.
Antolin ha conseguido sin disparar un tiro lo mismo que el general Spinola, utilizando las mismas maquinas de los adversarios pero con el próposito contrario, aquel inundando el contorno para evitar la llegada de ayuda y Antolín haciendo que las grúas trabajasen al revés.
Anesco a cambio de este despliegue de peticiones, su Anexo, acata las cuatro condiciones de la rendición, a saber:

Primero. Aceptación de que la reforma consista en el cumplimiento estricto de la sentencia en lo que se refiere a que sólo se cambiará la Ley para que pueda haber más de una Sagep y libertad de contratación entre ellas.

Segundo. Seguirá habiendo un registro de trabajadores portuarios único, RTP, por autoridad portuaria, equivalente a los censos actuales. Claro está manejado por Coordinadora.

Tercero. El trabajo portuario se seguirá regulando por un convenio nacional el Acuerdo Marco, con un blindaje importante del mismo desde el punto de vista del gobierno. Intocable.

Cuarto. La relación laboral de carácter especial, RLCE, seguirá igual.
Tal victoria equivale a que jurídicamente el estatus de la estiba se mantendrá tras el larguísimo proceso de auto denuncia, dictamen, y sentencia como está.

Ahora le toca a Antolin venderlo a las bases, y a tal tarea ya se prestó Aguirre desde hace días para la conveniente filtración a los órganos zonales de Coordinadora, no fuese a pasar lo que paso con el decretazo Llorca que las bases se enteraron por la prensa y se descontrolaron un pelín.

Así ha pasado que ya el martes los delegados de zona convocaron mini asambleas de sus comités de empresa para dar a conocer la propuesta de Anesco que pide acabar con muchas prácticas y métodos de trabajo arraigados, y consideras intocables. Y eso antes de la reunión ayer de Delegados de Zona en Madrid, todo un operativo.

Como era previsible los "estibas" que no están en los intríngulis jurídicos ni en el "secreto" empezaron a mosquearse. Con candor otros sindicatos se prestaron a ayudar a Coordinadora en la próxima guerra.

Pero la maquinaria de Goya esta vez esta engrasada para explicar que el Anexo de Anesco está destinado a rebajarse primero con agua, mucha agua y luego a pasarse por la Turmix del V Acuerdo Marco.
Habrá lío, es necesario que lo haya. Hoy mismo los gruístas y estibadores iran más despacio mientras leen la propuesta-parafernalia de Anesco y se habla por los walkies, mañana o pasado habra 
el rito de las asambleas informativas
. Hace falta mostrar el cabreo por la osadía de Aguirre por mentar los sagrados puestos del convenio.

Todo esto hay que hacerlo bien y a estas horas se cruzan los dedos bajo la mesa de la reunión conjunta Anesco-Sindicatos, para que todo vaya según el guión.

Igual que en Breda hay que dejar a los vencidos que hagan su desfile y hay que aguantar a los de las lanzas,por que la ciudad ya es nuestra. Eso piensa Antolín.

Intacta y con el botín, y de esos hay mucho más.
Resumen.

Los sindicatos tapando el champán bajo la mesa hoy.
El gobierno atado de manos.
Llorca perplejo. Coello satisfecho de no participar.
Las rumanas, sucesoras de Thelogitis, en la Comisión en Bruselas sin enterarse.
La eslovena comisaria Bulc, menos. Les van a hacer otra "belgicada" de abrigo.
Jordi Aragunde preparando las pancartas en Antwerp con No to Globalisation.

Continuará.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu