miércoles, 28 de diciembre de 2016

DIMISIONES EN BLOQUE EN ANESCO. COELLO PONE SU CARGO A DISPOSICIÓN DE LA ASAMBLEA

Se trata de una batalla llena intereses entre empresas con la sentencia de la estiba como trasfondo de la cuestión… pero no como único trasfondo. “Es una estratagema para medir fuerzas y posicionamiento empresarial en el futuro de los puertos españoles. Los trabajadores son una excusa”. Así al menos lo cree uno de los grandes empresarios del sector, que prefiere mantener su nombre en el anonimato, de momento. 

Naucher 27/12/2016

Era el pasado viernes. Víspera de Nochebuena y por la tarde, cuando la mayoría de redacciones de los medios especializados están cerradas… o a punto. Anesco envió dos comunicados de prensa. Breves. De apenas un párrafo cada uno. En el primero de ellos se informaba de que el presidente del comité ejecutivo de empresas estibadoras de la asociación, Juan Aguirre (perteneciente a Bergé), y los vicepresidentes del mismo, Javier Sáez y Carlos Larrañaga (ambos de APM Terminals), habían renunciado a sus cargos los días 2, 3 y 22 de diciembre, respectivamente.
Se trata de una situación, cuanto menos extraña. Aunque en los tres casos continúan formando parte del comité ejecutivo de empresas estibadoras de Anesco y de la comisión negociadora con los sindicatos. Parecería que no desean hacerse ver, para no enturbiar su relación con los trabajadores y que se desgasten otros (otras empresas) pero, en cambio, dominar el paisaje desde una silla del propio comité. Mojarse sin mojarse.
Coello (hombre de Noatum, para su desdicha en este momento) en el segundo de los comunicados ponía su cargo a disposición de la asamblea general de la asociación. No ha sabido jugar bien –parece- sus cartas. Anesco no es la Autoridad Portuaria de Barcelona que presidiera años atrás y donde mandaba por decreto haciendo cosas muy bien, pero enfrentándose a parte de la comunidad portuaria con la que hoy en Anesco, debe trabajar de la mano. Como le pasaba cuando presidía el puerto catalán, existe un gran malestar con sus formas.
También se debe tener claro que si bien Noatum es grande, APM Terminals aún lo es más… pero, en todo caso, es Coordinadora quien tiene el poder real… Coello no puede permitirse el lujo de que los estibadores paralicen un puerto o lo ralenticen, caso del de Valencia hace pocos meses. Enfada a sus compañeros de Anesco con ciertas actitudes que, a su vez, enfadan a los estibadores. Era sólo una prueba de lo que puede llegar a pasar si no se les hace un poco más de caso y con la patronal van de su mano a negociar la resolución de la Sentencia de la estiba con un preocupado ministro De la Serna.
José Llorca, presidente de Puertos del Estado, debió aceptar la propuesta (también de Noatum) para acercarse al sector privado cuando se la hicieron. Ahora todo indica a que se va a estampar contra empresas y trabajadores… juntos. Y el nuevo ministro será quien lo verá caer desde el callejón que da al coso. Y es que “Quien siembra vientos recoge tempestades”, según reza el refranero popular.
La situación no es nada cómoda: por un lado las empresas se presionan entre sí. Aunque a ciertos medios les venden que no hay disparidad de criterios la realidad es bien diferente. Depende con quien se hable. La verdad es que nunca se han llevado del todo bien (en estrictos términos profesionales). Hay demasiados intereses. Y es en estos momentos cuando muestran sus diferencias irreconciliables. No sienta bien que Coello esté al frente de una patronal siendo de Noatum. 

Debería ser alguien de más rango o un el representante de una empresa mayor, en todo caso. Ahí subyace uno de los puntos clave. En Anesco están cansados de que desde un fondo de inversión radicado en Estados Unidos hagan y deshagan a su antojo. Pretenden retomar el mando y Coello podría tener los días contados. Así, está previsto celebrar una reunión extraordinaria, a principios del próximo año, para analizar la situación en el seno de la entidad.
Por otro lado los estibadores siguen a la suya… y esta vez con parte de razón, dada incluso desde Bruselas, en la voz de la comisaria Bulc. Son los primeros en querer cumplir con la sentencia de Luxemburgo. Pero sólo con la sentencia. Sin más accésits. Lo de romper con los pools de estiba no lo dicen desde Luxemburgo. La seguridad en el trabajo y la formación debería prevalecer por encima de criterios empresariales e intereses partidistas… y hay quien, en el seno de Anesco, comprende esta situación. Los hay que la objetan.
Mañana se vuelven a reunir los trabajadores con las empresas, ya con los dimisionarios fuera de la negociación, pero viendo los toros desde la barrera. No es un papel cómodo. En breve se verán los resultados.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu