viernes, 28 de octubre de 2016

Pedro García Navarro de Anesco desmiente un poquito a este medio (Revista Puertos y Navieras). Sin precisar niega que exija los pasivos sociales.Y dice que no hay "ninguna propuesta de Anesco" sobre la estiba.




El director de Anesco envió este escueto email ayer a este medio:


REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 28/10/2016  




En relación a los contenidos publicados hoy (por ayer) en el medio “Puertos y Navieras”, bajo el título “Propuesta de ANESCO para la reforma de la estiba”, esta Asociación manifiesta que no existe ninguna propuesta realizada por ANESCO sobre el modelo de estiba futuro que se debe implantar en nuestros puertos, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 11 de diciembre de 2014.

Por tanto, ANESCO desmiente la información publicada por este medio, que parece haber utilizado únicamente documentos preliminares discutidos en julio de 2015, en el ámbito de las reuniones convocadas por el Gobierno en aquella fecha, entre patronal y sindicatos.


Noticia desmentida.


REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 27/10/2016
Propuesta de Anesco para la reforma de la estiba.

Exige un pago único y adelantado por los pasivos sociales al deshacer las Sageps.  


Este medio ha tenido acceso a la propuesta de ANESCO, Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques, Anesco, sobre la reforma de la estiba que ha servido de base para las siguientes negociaciones desde julio de 2015.

En la propuesta Anesco subraya que el sistema debíe adecuar las SAGEP, procediendo a su adaptación legal para que puedan competir en términos de equidad con los nuevos operadores, sea cual sea su formulación, así como mantener Relación Laboral Especial para los trabajadores portuarios de la SAGEP en la fecha de entrada en vigor de la nueva Ley.

A continuación, pueden leer el texto íntegro de la propuesta:

1. PREMISAS Y OBJETIVOS
El cumplimiento de la Sentencia del TJUE de fecha 11 de diciembre de 2014, supone llevar a efecto las modificaciones legales y convencionales que permitan:

1. La supresión de la obligación de inscribirse en una SAGEP (en los términos de la referida sentencia).
2. La eliminación de la obligación de participar en el capital de una SAGEP.
3. La supresión de la obligación de contratar con carácter prioritario a trabajadores puestos a disposición por una SAGEP.
4. La supresión de la obligación de contratar de forma permanente a un mínimo de trabajadores de una SAGEP.

Así, ANESCO ha elaborado la presente propuesta sobre la que se sientan las bases para abordar el proceso de negociación.

2. SOBRE LAS SAGEP Y EL RÉGIMEN DE APLICACIÓN A SUS TRABAJADORES
El cambio normativo debe estar basado, necesariamente, en soluciones que no penalicen a los actuales operadores frente a los nuevos operadores, ya que de lo contrario se producirían situaciones de desigualdad entre los operadores existentes y los nuevos que resultarían intolerables.

La mejor manera de evitar la penalización de los operadores existentes frente a los nuevos, pasa por la asunción de la Administración del impacto económico que el cambio normativo tenga en las SAGEPS, y muy especialmente del coste social que representan los actuales trabajadores de estas entidades.

ANESCO, en este punto, considera que el sistema debe cumplir las siguientes premisas:

- Adecuación de las SAGEPS, procediendo a su adaptación legal para que puedan competir en términos de equidad con los nuevos operadores, sea
cual sea su formulación.
- Mantenimiento de la Relación Laboral Especial para los trabajadores portuarios de la SAGEP en la fecha de entrada en vigor de la nueva Ley.

Para los trabajadores que se incorporen directamente a las empresas, o que pasen a formar parte de los nuevos CPE, o cualquiera de las formas de contratación que se contemplen en la Ley, deberán ser incorporados en régimen de Relación Laboral Común, sin que se prevea en este caso el abono de sus períodos de inactividad. Durante el proceso de adaptación, y dentro de los plazos que la nueva Ley establezca, se podrán establecer medidas de adecuación de plantillas y/o bajas incentivadas que se articularán como medidas paliativas al cambio de sistema (bajas incentivadas, jubilaciones y/o pre-jubilaciones, etc…) y a las que podrán acogerse los trabajadores que cumplan con los requisitos a las que se supediten.

- Eliminación de la cuota mínima de contratación del 25% de los trabajadores contratados directamente por las empresas.
- Supresión de la obligación de participar en el capital de las SAGEP y/o de los CPE.
- Régimen de prioridad durante el proceso de adaptación para la contratación de trabajadores puestos a disposición por una SAGEP mediante su incentivación (vía tasas portuarias y bonificaciones de las cuotas de la Seguridad Social). Además, durante este proceso de adaptación, todos los operadores que desarrollen su labor, deberán contratar obligatoria y preferentemente a la parte proporcional que les corresponda, mediante un criterio de actividad, de aquellos trabajadores que mantengan su RLE provenientes de las actuales SAGEPS, para garantizarse en todo momento la equidad e igualdad de condiciones entre nuevas y antiguas empresas operadoras.

- También al objeto de evitar la penalización de los operadores existentes frente a los nuevos, la Administración asumirá el coste del cambio de sistema del régimen de las SAGEPS. Dicho coste incluye, entre otros, el coste social de sus trabajadores. Para ello, la Administración abonará a cada SAGEP las cantidades que se cuantifiquen como coste total y lo hará efectivo en un pago único que coincida con la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Puertos.

- Igualmente, cualquier empresa accionista de la SAGEP, si se quiere separar de la misma antes de la finalización del proceso transitorio, deberá hacer frente a su cuota de participación societaria en cuantos pasivos tenga la SAGEP en dicho momento.
- Con el objetivo de minorar al máximo el impacto del trasvase de trabajadores de las SAGEPS a las nuevas sociedades, dentro del período de adaptación y con cargo al presupuesto indicado anteriormente, se podrán llevar a cabo las siguientes medidas:

o Incentivación de las bajas voluntarias definitivas.

Elaboración de planes de jubilación y/o de prejubilación para los trabajadores de las SAGEPS. En todo caso deberán buscarse alternativas, sin coste para las SAGEPS, al coste derivado de las aportaciones al Tesoro y de los Convenios Especiales con la Seguridad Social. También acceso a las ayudas del Ministerio de Empleo, para facilitar las prejubilaciones (Real Decreto 908/2013, de 22 de noviembre, por el que se establecen las normas especiales para la concesión de ayudas extraordinarias a trabajadores afectados
por procesos de reestructuración de empresas).

3. SOBRE LAS SOCIEDADES DE NUEVA CREACIÓN Y EL RÉGIMEN DE APLICACIÓN A SUS TRABAJADORES

La Sentencia del TJUE exige la eliminación del actual régimen de exclusividad de las SAGEPS en los servicios de estiba de los puertos. A estos efectos y expuestos nuestros objetivos respecto de las actuales SAGEPS y de su personal procede trazar las líneas sobre las que el nuevo modelo debe sustentarse.

Para ANESCO, resulta asumible la creación de nuevos centros portuarios de empleo (CPE),compartiendo igualmente su objetivo principal (gestión, y en su caso contratación de trabajadores portuarios en el servicio de estiba y desestiba, para su cesión temporal a empresas estibadoras autorizadas). Ahora bien, deberá respetarse la equidad en la prestación de servicios entre los CPE y las SAGEPS hasta la completa transición de su personal y la completa transición de su proceso de adaptación, garantizando su plena competencia en igualdad de condiciones.

Una vez se encuentren totalmente operativos los CPE, las empresas no deberán verse obligadas a participar en los mismos En cuanto a su formulación, deberán obtener la autorización exigida a las ETTs por la Ley 14/1994, de 1 de junio.

Su plantilla deberá cubrirse con trabajadores portuarios, y deberán destinar anualmente, un porcentaje de su masa salarial a la formación continua de sus trabajadores para garantizar su profesionalidad. Sus condiciones laborales se regirán por la normativa legal ordinaria y por la convencional de aplicación.

En atención a lo anteriormente expuesto, nuestras propuestas concretas son:

Creación de los nuevos centros portuarios de empleo (CPE), cuyo objetivo principal será la gestión, y en su caso contratación de trabajadores portuarios en el servicio de estiba y desestiba, para su cesión temporal a empresas estibadoras autorizadas. Así mismo podrán contratar también y durante el proceso de adaptación lo harán preferentemente, a trabajadores que mantuvieran una RLE con una SAGEP a la entrada en vigor de la Ley.
Los CPE. deberán obtener la autorización exigida a las ETTs por la Ley 14/1994, de 1 de junio, debiendo destinar anualmente, un mínimo de su masa salarial a la formación continua de sus trabajadores para garantizar su profesionalidad.

- Los CPE, una vez operativos, competirán en la puesta a disposición de trabajadores portuarios en igualdad de preferencia que las ETT y las transformadas SAGEPS, gozando tan solo de preferencia los trabajadores que durante el proceso de adaptación figuren inscritos en el censo que se constituya.

- Cuando los trabajadores desarrollen tareas en el ámbito de la empresa usuaria, el CPE conservará el carácter de empresario, aunque las facultades de dirección y control de la actividad laboral serán ejercidas por la empresa usuaria (mismo régimen que en las actuales SAGEPS).

- El régimen de participación accionarial en los CPE será absolutamente libre.
- Su ámbito funcional de actuación será superior al del puerto en el que operen.
- El ámbito geográfico podrá ser el de cualquier puerto, de interés general o no.
- Los trabajadores de los CPE podrán beneficiarse de los regímenes específicos aplicables al colectivo (coeficientes de SS).

- Sus condiciones laborales se regirán, además de por la normativa laboral ordinaria, por el Acuerdo Marco con carácter prioritario y subsidiariamente por el resto de los convenios colectivos de ámbitos inferiores.

4. MODIFICACIONES DE LA NORMATIVA CONVENCIONAL

La aplicación de las modificaciones expuestas, con independencia de su nivel de intensidad, requerirá, además de la modificación de la actual estructura legal, la adecuación de las normas convencionales de aplicación. A estos efectos debemos proceder no solo a la adaptación de aquellas cuestiones que responden al cumplimiento de la sentencia del TJUE, sino también de aquellas otras que sirvan para mejorar la competitividad del sistema. Por tanto, la modificación del marco normativo debería conllevar la transformación de las condiciones de trabajo de los estibadores. En igual medida la estructura de la negociación colectiva sectorial y su vertebración deben ser revisadas.

Por todo ello, se propone:

- Adaptar los ámbitos (geográficos -supraportuario- personales y funcionales) del Acuerdo Marco y del resto de convenios colectivos, a los resultantes de la modificación legal.
- Reforzar el ámbito de materias reservadas en régimen de exclusividad para el Acuerdo Marco, reduciendo las de los convenios sectoriales de ámbito inferior.
- Adaptación automática de los actuales convenios (vigentes) a la nueva normativa legal y al nuevo Acuerdo Marco modificado, dando un plazo máximo de adaptación (6 meses) o la derogación automática y aplicación subsidiaria del Acuerdo Marco.

Revisión de las siguientes materias:

- Abordar fórmulas para adaptar el desarrollo de los trabajadores en virtud de su productividad.
 - En un régimen de libre contratación no tiene sentido mantener el derecho de opción en caso de despido a favor del trabajador con relación laboral especial (art. 18.1 AM), por lo tanto procede su supresión.
- Efectividad de la contratación tareas complementarias.
- Poder dirección, libertad de contratación y de composición de equipos de trabajo (manos portuarias).
- Polivalencia y movilidad funcional dentro de la propia jornada, sin cortapisas como deber acabar las tareas encomendadas.
- Cualesquiera medidas de adaptación de los recursos, tanto de carácter individual como colectivo (despidos objetivos, ERTES, modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, etc.) se llevarán a efecto por el procedimiento previsto en la normativa legal ordinaria (Estatuto de los Trabajadores).
- Libertad de ventanas horarias para todos, pero como mínimo para Short Sea Shipping (SSS) con jornada de al menos 8 horas.
- Disponibilidad/cumplimiento mínimo en horas de trabajo anuales (medición de la jornada en horas y no en turnos, mejorando la ocupabilidad).

Dobles forzosos
- Si producen en complementarias, sí deben computar como coeficiente reductor.
- Existencia de protocolos de alcohol y drogas en todos los Puertos y plena efectividad de los mismos en el plazo máximo de 6 meses.
- Capataz como recurso preventivo como facultad de la empresa.
- Mientras existan trabajadores con relación laboral especial, el salario mínimo mensual garantizado deberá absorber y compensar el de los períodos de inactividad.
- En general aquellas otras necesarias para adaptar la normativa convencional a las modificaciones legales del ordenamiento laboral general.

5. FORMACIÓN MÍNIMA Y CAPACITACIÓN PROFESIONAL. REGISTRO DE TRABAJADORES
Se establecerá normativamente la formación mínima requerida para efectuar las funciones de estiba y desestiba:

- Formación mínima requerida:
- Formación externa mínima: Formación profesional específica en estiba, desestiba y actividades portuarias FP2, bajo las materias y gestión del MEC y las CCAA. Así mismo será obligatorio el carnet C1. No resultará válida ninguna otra formación o certificación adicional.
- Capacitación profesional: Creación de Registro: Se propone la creación de un Registro, al que libremente puedan acceder todos los titulados por la FP específica y que esté controlado por la OPPE.

Dicho Registro tendrá las siguientes características:

- Dará cumplimiento a lo que dispone la OIT.
- Será a nivel nacional, no de cada Puerto. El Registro se hallará en Puertos del Estado, pudiendo contemplarse la participación de todas las partes implicadas en su gestión.
- Será limitado a los siguientes colectivos:
- Estibadores portuarios integrantes de las SAGEPS en la fecha de publicación de la Ley.
- A los poseedores de la titulación específica de FP, mencionada anteriormente, y del carnet C1.

Resulta necesario que se establezcan criterios claros para el acceso al Registro de aquellos trabajadores que, sin reunir todos los requisitos para inscribirse, lo hagan en virtud de la transitoria que se establezca.

6. OTRAS MODIFICACIONES Y ADAPTACIONES.
- Reforma de la normativa laboral general (Estatuto de los Trabajadores, LGSS, etc.).
- Mantenimiento del ámbito funcional de la estiba en las mismas condiciones existentes en la actualidad, sin ninguna modificación, posibilitándose simultáneamente que los nuevos CPE puedan desarrollar otro tipo de actividades con sus trabajadores.
- Revisión de las actividades consideradas como servicios esenciales y mínimos garantizados en caso de huelga.
- Por su singularidad, debe también señalarse que, en relación con trabajos que actualmente se realizan para los vehículos sin matricular se deberá garantizar especialmente el mantenimiento de la situación actual, puesto que cualquier cambio podría acarrear desigualdades de condiciones entre las diferentes empresas operadoras.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu