miércoles, 19 de octubre de 2016

Estiba española: la teoría del caos.

Articulo de opinión de Enrique Arraiz-Curbelo



Puertos y Navieras 13/10/2016


Decía Confucio filósofo chino, teórico social y fundador de la ética, que "los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos". Es justo lo que sucede desde hace treinta años, cuando en 1986 se aprobó la reforma de la estiba.  

La teoría del caos explica que el resultado de algo depende de distintas variables y que es imposible de predecir. Para explicar la teoría del caos en un lenguaje llano, es como colocar un huevo en la punta de una pirámide sin saber a ciencia cierta, hacia qué lado caerá.
Señalaba Antolín Goya en la prensa que no habrá reforma sin consenso y que la estiba reaccionará ante medidas unilaterales, ¿a qué se refiere, a los tribunales? De igual manera, ya dejó claro que no se retomarán las negociaciones hasta que haya nuevo gobierno, presumiblemente para finales de diciembre.

Extrañas afirmaciones por parte de Goya cuando Llorca, que dice estar deshabilitado para las negociaciones en Madrid; afirma que la propuesta de la Administración española ya ha sido presentada ante la Comisión Europea, ¿tan secreta es que no la conocemos?; sospecho que el silencio de Anesco tiene estrecha relación con los movimientos del Ministerio de Fomento ante la Comisión Europea y que no gustará a Coordinadora o quizás sí lo sabe pero no lo admite.

Uno de los movimientos más simbólico de Coordinadora al respecto, es el baño de multitudes que se ha dado Antolín Goya en Miami, en busca de apoyos para lo que, presumiblemente, será un duro varapalo, el rechazo de una reforma consensuada propuesta por Antolín Goya.

Coordinadora no ha sido capaz de reunir a todas las partes del conflicto y se cobija en el extranjero. Resulta muy poco pragmático decir en nuestro país que no habrá reforma sin consenso y luego hacerse acompañar a Bruselas para la foto con Violeta Bulc, ya lo hizo Miguel Rodríguez con MSC en Ginebra y en Suecia con Siim Kallas, para luego quedar cuestionado.

Decía Llorca, que “no hemos hecho salvajadas en los últimos años”, pero es que tampoco nadie ha hecho nada por reparar los daños ocasionados, los causantes siguen en el mismo lugar de siempre.  Un claro ejemplo son las palabras de  Llorca advirtiendo que la multa llegará en breve y que por supuesto se pagará de las arcas públicas, situación que pone a Coordinadora contra la espada y la pared ante la bancada política en previsible gobierno a dos bandas y media (PP, C’s y PSOE a regañadientes).

La Comisión Paritaria, no ha sabido resolver los problemas que marcan la actividad portuaria del día a día, más preocupados por su financiación que les supone 85 euros por estibador multiplicado por seis mil y poco más; que los problemas que están afectando a la caída de los tráficos o la fuga de navieras hacia puertos más rentables y menos conflictivos como Marruecos, Argelia, Sines, Togo y próximamente Pireo.  

Valencia sigue en conflicto y sin convenio, Barcelona no despega y se encarece, a su vez, “Maersk” poniendo orden sobre sus nuevas adquisiciones; Algeciras sigue sin rumbo y promete eternizarse con las chicas algecireñas dando guerra, tampoco se termina de deshojar la margarita, COSCO si, COSCO no; la guerra entre puertos por acaparar tráficos bajando costes, solo acaba de comenzar, en Vigo y en Tenerife, promete levantar tempestades; sigue sin resolverse las nuevas incorporaciones de estibadores a las Sagep en Valencia, Tarragona, Pasajes, cuando el tráfico se “modera” en claro retroceso post-vacacional. Se le está yendo de las manos el control a los sindicatos de la Paritaria (CPSE).

Como algunos señalan, en Coordinadora sobra el miedo, se evita hablar en público, decir todo aquello que deje constancia, gestos, actos, nada que pueda comprometer a Coordinadora.

La teoría del caos se basa en pequeños acontecimientos que variarán el curso de la estiba a largo plazo, ya no solo en España sino en el resto de Europa. La “Comisión” ha procurado liberalizar el sector portuario y la estiba en concreto, a través de distintas propuestas que nunca han prosperado debido a la fuerte oposición, principalmente, de los sindicatos portuarios.

La crisis ha empujado a las grandes navieras a una concentración de sus actividades con una sistemática reducción de costes, y en el punto de mira se encuentran los estibadores, a la espera de nuevo gobierno. Apuntan los expertos del Foro Económico Mundial de Davos, que la economía volverá a resentirse lo que provocará más despidos.

Es justo la excusa “perfecta” para negociar con Coordinadora una vez el Ministerio de Fomento reciba de la “Comisión” las pautas a seguir para la reforma de la estiba. Fomento o el nuevo gobierno se aferrará a las cifras para imponer a Coordinadora condiciones mínimas para negociar una propuesta objetiva y realista que satisfaga a todas las partes.

En Bélgica la Comisión Europea no se ha pronunciado sobre la propuesta de los estibadores belgas, Alemania e Italia están en el punto de mira de la Comisión Europea a causa de sus sistemas portuarios y solo es cuestión de tiempo, se llama efecto dominó. Somos el banco de pruebas de la “Comisión”, en función de los resultados en nuestra estiba, se marcarán futuras estrategias contra otros sistemas portuarios contrarios a la liberalización en Europa. 

Las cosas no han salido como planeaba Coordinadora, si fracasa, también lo harán IDC y Jordi Aragunde a los ojos de la comunidad estibadora de toda Europa. Ahora deberán afrontar su batalla más crucial de aquí a diciembre, la descentralización del colectivo de estibadores portuarios en función de la capacidad de cada empresa, así de simple, Antolín Goya tendrá que rectificar si no quiere quedar excluido de la reconversión. 

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional; apuntaba que el consumo está estancado precisamente debido a la baja productividad, las empresas no quieren arriesgar ante la situación económica y los elevados costes que suponen los puertos en nuestro país, entre otros factores.

Una moderación en los costes de la estiba con una racionalización de los servicios, ayudará a que nuestro país logre aumentar su capacidad para generar una mayor actividad de nuestra industria a través de los puertos, con costes más equitativos y competitivos aprovechando la debilidad de nuestros más directos competidores.  

No se puede transmitir a la opinión pública algo que no corresponde con la realidad, si consideras que una ley, acto administrativo o legislación, vulnera Derechos fundamentales, no basta con compensar los perjuicios ocasionados, también hay que evitar que se sigan produciendo, es muy cómodo por parte de Antolín Goya y Llorca (en nombre de la política), esperar que las arcas públicas asuman indemnizaciones solo para eludir lo que ya se debía haber hecho hace mucho tiempo. 

En mi opinión, el gobierno en funciones y Anesco, han sabido desmarcarse de la postura de Coordinadora desde la más absoluta discreción, dejando a Antolín Goya con su monólogo “no nos moverán”. 

La predicción de crecimiento para nuestro país se eleva por encima del 3 por ciento, imaginemos por un instante lograrlo desde la estabilidad laboral remando todos en la misma dirección, desde el sector la estiba claro.

Si algo aprendí en Finlandia y Suecia como estibador, es que donde hay educación hay satisfacción y no revoluciones. "Aprender sin pensar es tiempo perdido; pensar sin aprender es peligroso".

Enrique Arraiz-Curbelo
Estibador portuario comunitario
Formador acreditado 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu