viernes, 16 de septiembre de 2016

A. TETARD: “NO ACEPTAREMOS QUE LOS ESTIBADORES ESPAÑOLES SEAN DEBILITADOS NI QUE SUFRAN REPRESIÓN”

Anthony Tetard es la definición de portuario. Afiliado a la Fédération Nationale des Ports et Docks, perteneciente al potente sindicato francés CGT; es también el coordinador de la Zona Europea del Consejo Internacional de la Estiba (IDC, en sus siglas en inglés). Recientemente, estuvo en la oficina central de estos últimos y tuvimos la ocasión de hablar con él de manera distendida.
 

Naucher 12/09/2016
“Los trabajadores portuarios están orgullosos de sus puestos de trabajo, son verdaderos profesionales que siempre se han adaptado a la evolución de su sector y también son conscientes del importante papel que tienen en la economía mundial”. Sería un lema de su elocuente discurso, en el que repasa también la situación de los estibadores en Europa y, particularmente en España, donde la Justicia europea y la propia comisaría de Transporte pretenden introducir medidas.
De hecho, la comisaria Violeta Bulc, en respuesta a una diputada española, ha señalado recientemente en el marco del Europarlamento que, aunque el actual Gobierno no haya hecho nada (sin comentarios) con la situación de la estiba –a pesar de la multa impuesta-, las empresas podrían empezar a contratar a estibadores foráneos (o extraños dentro del ámbito portuario) para realizar sus operativas, en cumplimiento de la Sentencia del Tribunal de Luxemburgo.
En este sentido, “en respuesta a nuestros compañeros españoles [desde la perspectiva del IDC], tenemos la obligación de apoyarlos. Hablaremos con ellos acerca de lo que necesitan, en función de las capacidades de cada sindicato que forma parte del IDC. Pero hay una cosa segura: nunca vamos a aceptar que sus trabajos sean debilitados, ni tampoco que sufran ningún tipo de represión social tanto para los estibadores actuales como para las generaciones futuras”, explica de manera contundente.
Para Tetard, “los estibadores en Europa nos encontramos que el principal problema al que enfrentarnos son los diferentes intentos de la Comisión Europea para liberalizar totalmente el sector, al no atender la realidad de los diferentes países. Cada puerto es diferente, realizan diferentes actividades y están organizados en consecuencia”. Así, “la formación de los estibadores también se ajusta de acuerdo con estas premisas, por lo tanto, es totalmente inconcebible pensar que sea posible desarrollar un modelo único para la manipulación de las mercancías”.
El problema de la sobrecapacidad de los buques
Otro tema que preocupa a los estibadores europeos, según el coordinador de Zona, “es la estrategia adoptada por los principales armadores: han creado un exceso de capacidad y se han visto obligados a establecer alianzas para limitar las escalas de los buques en los puertos europeos, poniendo una enorme presión sobre los operadores portuarios a la hora de reducir los costos y ser más competitivos”. De hecho, según Tetard, “están tratando de reducir costos mediante la reducción de personal o cuestionando los logros de los estibadores” y, “lo peor es que se amparan en una política europea ultra liberal impuesta a los Estados miembros como fue el caso en Grecia y Portugal”.
La cuestión es: ¿Se respeta en Europa el trabajo de los estibadores? Para el dirigente sindical “el respeto por los estibadores, ya sea por parte de las empresas o de los Gobiernos, se logra al observar la fuerza que representamos”. Cuando las empresas ven debilidad “inmediatamente aprovechan la oportunidad para desregular el trabajo portuario. Y los Gobiernos lo permiten, desamparando a unos trabajadores que se encuentran con peores condiciones en sus puestos de trabajo, como es el caso en Sines, en Portugal o en la terminal de Cosco en El Pireo”.
En este ámbito "la única manera de lograr éxito es demostrar nuestra unidad y solidaridad, y ya no sólo dentro de la región europea, sino también mucho más allá. El pasado 7 de julio fue un éxito. Era en realidad un mensaje a los armadores y operadores de todo el mundo para hacerlos entender que no tenemos ninguna intención de dejar de ser como somos y hacer lo que hacemos".
Como dirigente de la sección de puertos de la CGT, Anthony Tetard también analiza el contexto en su país: "En Francia, la situación actual es muy complicada, ya que la ley del "Trabajo" impuesta por el Gobierno parte del modelo de control forzado desde Europa para romper el modelo social francés. Los estibadores siguen siendo una de las mayores fuerzas de oposición y las actuaciones en materia laboral están obviamente dirigidas por un Gobierno que pretende la represión sindical, tratando de amordazarnos; pero es un error para quien no nos conozca”, advierte.
Importancia de la formación y la seguridad
En cuanto a la formación y la seguridad, se trata de “las dos cuestiones con mayor importancia para nosotros, porque nuestra profesión conlleva situaciones de riesgo y muchos de nuestros compañeros perdieron la vida en el trabajo. Un estibador de Amberes murió recientemente aplastado por una máquina manipuladora”. Por este motivo creemos en una formación adaptada a las especificidades de cada puerto; y los medios que deben aplicarse para proteger a los trabajadores de los puertos son prioridades para nosotros”.
Además, “también estamos presentes en el comité de diálogo social europeo con representantes de los armadores para asegurar las majores condiciones de trabajo a bordo de los buques, ya que hemos observado que muchos accidentes se producen en su interior”. Por otro lado, “También trabajamos en la protección contra la exposición a sustancias tóxicas o las fumigaciones”.
Asamblea general de IDC, en Miami
La junta general de IDC que se realizará en Miami (Estados Unidos) del 26 al 29 de septiembre es un momento importante para los estibadores, “será uno de los mayor número de participantes desde el inicio de IDC en el año 2000, especialmente porque hemos experimentado un crecimiento de cerca del 50% en los últimos dos años”. Desde Florida “vamos a hacer un balance de la situación en las diferentes áreas del mundo y queremos definir nuestra estrategia para los próximos años para continuar fortaleciendo nuestros lazos y en la oposición a los ataques que sufrimos; pero también para seguir avanzando en la mejora de las condiciones de trabajo en los puertos, especialmente en África y América del Sur, donde hay una enorme tarea por hacer”.
En este encuentro también se debatirá el problema de la automatización de las terminales de contenedores: “Dedicaremos una jornada específica a esta cuestión con la idea de definir una estrategia que haga frente a una ideología dogmática de las empresas que pretenden automatizar las instalaciones para deshacerse de los estibadores a expensas de la calidad del servicio y del rendimiento de los puertos”.
En tanto que organización en defensa de los trabajadores, “apoyamos la introducción de nuevas tecnologías que ayuden al desarrollo de nuestro trabajo pero somos contrarios a poner en riesgo miles de puestos de trabajo". En este sentido, “creemos que esta batalla es de importancia capital para el futuro de nuestro negocio y que no es la solución más adecuada para satisfacer el desarrollo del transporte marítimo”.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu