lunes, 4 de julio de 2016

Los estibadores de Las Palmas aceptarán jubilaciones anticipadas, pero no admitirán ni un solo despido

Desde la Asociación Sindical de Estibadores Portuarios (ASEP) se admite, además, la tesis de que la recuperación de la actividad en la terminal de OPCSA del Puerto de Las Luz no puede depender exclusivamente del tráfico de la Mediterranean Shipping Company (MSC).


Spanish Ports 01/07/2016

El portavoz de los estibadores en el Puerto de La Luz y de Las Palmas, Miguel Rodríguez, ha manifestado su disposición a negociar acuerdos para la reducción de personal en el sector de la estiba. Rodríguez propone el modelo de jubilaciones anticipadas para los trabajadores que se encuentren en edades más cercanas a la edad de jubilación. Sin embargo, rechaza frontalmente que como consecuencia de la reducción en el tránsito de contenedores que registra el puerto grancanario se aplique un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que conlleve el despido de trabajadores.
Un año después del acuerdo firmado con MSC en el Puerto de La Luz, Rodríguez admite que no se han cumplido las expectativas de crecimiento pactadas y ante las que los estibadores aceptaron una reducción salarial del 15 por ciento. Tras la reciente reunión en Suiza entre el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra, y la dirección de MSC, Miguel Rodríguez ha aceptado como válido el argumento de que esta reducción en la actividad viene forzada por condicionantes internacionales en el tráfico marítimo. Además, acepta la tesis de MSC de que tiene que ser desde el propio puerto desde donde se consigan nuevas líneas de tráfico con otras navieras para reactivar la terminal de OPCSA.
En este sentido, Rodríguez afirma que “nosotros valoramos como muy negativo depender de un solo cliente, eso es la perdición de cualquier industria. No puede ser que dependamos sólo de MSC para pensar que la manipulación de las mercancías crezca”. El portavoz de los estibadores asegura que lo que hay que hacer es diversificar la actividad en sectores como la pesca, los cereales del Sudamérica o los productos hortofrutícolas: “La realidad es que a los clientes ya consolidados hay que cuidarlos, que el acuerdo con MSC no ha dado frutos, pero hay que seguir trabajando y buscando fórmulas que permitan aumentar la actividad, a pesar de los condicionantes internacionales. El acierto está en tener a otros clientes, no podemos ser presos de nadie”.
Rodríguez está convencido de que la solución no está en la aplicación de un ERE en el sector de la estiba del Puerto de La Luz. Según asegura, “aquí no se va a despedir a nadie. La actividad fluctúa y para aplicar un ERE tiene que haber un periodo mínimo de dos años de caída de actividad y, además, hay que demostrar que no hay ninguna posibilidad de recuperación de esa actividad y ahora se están fraguando proyectos que esperemos propicien esa reactivación”. Por otra parte, añade Rodríguez, nuestro modelo de remuneración se adapta a la actividad coyuntural que registra el puerto “con el objetivo claro de que no se cuestionen los puestos de trabajo”.
Rodríguez propone un llegar a un pacto de reducción de plantilla a través de prejubilaciones, pero sin que haya perjuicio económico alguno para los estibadores. A través de este pacto, afirma Rodríguez, “podríamos prejubilarnos unos 50 trabajadores”. El portavoz sindical recuerda que “desde 2011 hasta ahora ya se ha reducido la plantilla en 80 hombres, entre jubilaciones y declaraciones de invalidez”.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu