La Comisión Europea ha abierto una investigación en profundidad para comprobar si las exenciones del impuesto de sociedades que otorgan Francia y Bélgica a las empresas que operan en sus puertos cumplen con la normativa sobre ayudas estatales de la Unión Europea. 

El Vigía 11/07/2016
Asimismo, la Comisión espera cerciorarse de que las ayudas no suponen una ventaja para el sector en estos dos países, frente a los competidores en otros Estados miembros. 
Puerto de Le Havre / Foto: Archivo
Puerto de Le Havre / Foto: Archivo
Este comunicado se produce seis meses después de que el Ejecutivo comunitario solicitase a estos dos países que adaptaran su legislación fiscal a las normas europeas. “Sin embargo, el hecho de que no se hayan puesto de acuerdo para armonizar sus leyes ha motivado la apertura de una investigación más detallada”, indican desde Bruselas.
En el caso de Bélgica, se investiga el régimen de tasas diferenciadas que se aplica en los puertos marítimos y fluviales –incluidos el de Amberes, Brujas, Bruselas, Gante, Lieja y Ostende–, ya que el impuesto que se aplica a las actividades comerciales en estos lugares es “globalmente inferior” al que se impone a otras empresas en Bélgica.
En cuanto a Francia, la Comisión vigila que la mayoría de puertos, incluidos los once “grandes puertos marítimos” y el de París estén totalmente exentos del pago del impuesto de sociedades. Según la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, “los puertos juegan un papel esencial en la economía de la Unión Europea y las normas permiten a los países ayudar en la construcción y modernización de las infraestructuras con apoyos a la inversión”. Sin embargo, explica que “no se admiten exoneraciones fiscales que falseen la competencia con ventajas desleales”.mos que está de acuerdo.OK+info