miércoles, 15 de junio de 2016

Vamos a ver, ¿no era al revés? ¿No quedamos en que se ampliaban las concesiones si se invertía?

¿Entonces Noatum desinvierte en Málaga y se le amplía por diez años? 



Puertos y Navieras 14/06/2016

Por Los Fareros. 


La noticia de que la Autoridad Portuaria de Málaga ha ampliado por diez años la terminal de Noatum ha causado estupor en algunos medios portuarios. Ya la ampliación de plazos concesionales, acometido por el Ministerio de Fomento de la señora Pastor y el señor Llorca, vino con la polémica dentro de nuestras Administraciones portuarias.  A pesar del caramelo que se nos presentaba de poder entrar en la gestión de las concesiones, porque nos tenían que hacer informes de rentabilidad, todos vimos en los puertos que se rigidizaba la administración de los puertos al alargarse mucho la vida de las concesiones y, por tanto, relajarse la actitud de muchos concesionarios que, de esta forma, se veían seguros de permanecer forma estática en una concesión.

A los cargos de los puertos, no los políticos que están de paso, los que formamos la Administración portuaria y tenemos que lidiar día a día con querer hacer nuestros puertos más competitivos, nos pareció ya que alargar unilateralmente las concesiones y por igual a todo el mundo, no era una medida muy inteligente.

Porque, además, era para todos por igual, con lo cual nos hemos encontrado con que el puerto deportivo nos pide lo mismo que ese gran terminalista de contenedores, que quiere automatizar completamente la terminal y que tiene que hacerse cargo de una parte de la sociedad de estiba, la Sagep, con todo los costes que ello conlleva, estibadores incluidos.

Lo mismo que el terminalista de graneles líquidos o gasísticos, que necesita hacer grandes inversiones a fondo perdido en las terminales. Esto de que fuese igual el puerto deportivo, que no tiene estibadores y que lo único que tiene son pantalanes, nos pareció que no era apropiado. Pero se nos vendió otra vez el caramelo de que la Autoridad Portuaria iba a intervenir pero claro, la Autoridad Portuaria, es decir, el presidente, es frágil ante las presiones, sean de Madrid o sean de los que le han puesto en la Comunidad Autónoma, o de los dos.

Lo que ocurre entonces es que nos encontramos situaciones como esta. A la primera de cambio. Es esta una de las primeras 20 concesiones que se amplían los plazos, la primera en Málaga y además de que ya la gran mayoría son concesiones de puertos deportivos, en este caso parece el mundo al revés. Aunque no se ha hecho al amparo del Real Decreto Ley 8/2014, no parece que siga su espíritu.

Parecería que Noatum, que se ha llevado todas las mejores grúas que se pueden recrecer para manejar los grandes súper contenedores de más de 18.000 TEUs a Valencia y se ha traído unas muy antiguas a Málaga, se le concede sin que haya una gran inversión de por medio, o pago metálico como decía Llorca, 10 años más de concesión.

No entramos en que si tenía que haber algún tipo de legislación para ayudar a algunos concesionarios que necesitan una ayuda porque quieren seguir pero su concesión ha caído en desgracia. Pero evidentemente utilizar esta ley de ampliación de plazos concesionales u otros como el artículo 88 de la Ley de Puertos no parece, a las primeras de cambio, ser lo adecuado.

Pone en evidencia lo que ya vienen diciendo algunos, pocos en público pero muchos en privado, que este Real Decreto y luego ley, es un "Queso Gruyer" donde de los 1.300-1.400 millones que se lanzaron a bombo y platillo, se van a ver muy poquitos reales y efectivos y que se puede decir que se han captado en exceso de los que ya se iban a invertir.

Esto es motivo de gran preocupación para los que permanecemos en los puertos y no vamos y venimos con las elecciones.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu