jueves, 2 de junio de 2016

Los operadores exigen "voluntad política" para desarrollar la línea Valencia-Zaragoza

El desarrollo definitivo de la línea ferroviaria entre Valencia y Aragón es una cuestión de voluntad política y hasta que no sea considerada una infraestructura prioritaria por el gobierno de turno, seguirá siendo un lastre para el desarrollo del comercio exterior aragonés y valenciano. Esta fue una de las principales conclusiones de la jornada "La línea Zaragoza-Teruel Valencia en el Corredor Ferroviario del Mediterráneo", organizada por Unidad Editorial, que ayer congregó en Valencia a representantes institucionales, políticos y empresariales.


Diario del Puerto 02/06/2016

Tal y como aseguró la consellera de Obras Públicas, Mª José Salvador, es necesario hacer una declaración y una reclamación conjunta con Aragón ante el planteamiento "centralista y miope del Gobierno", que tiene una inversión prevista de 18 millones de euros para los próximos tres años en esta línea, "lo que es inaceptable e inadmisible" ya que la conexión ni siquiera cumple "con los parámetros básicos exigibles".

Salvador aseguró que es necesario conectar "la principal plataforma logística interior (Zaragoza) con la más importante plataforma marítima del país (Valencia), y esta es una apuesta a la que no vamos a renunciar".

Las afirmaciones de la consellera fueron apoyadas posteriormente por Josep Vicent Boira, secretario autonómico de Obras Públicas, quien además de realizar un repaso histórico de la reivindicación de esta línea férrea (que data de 1922), aseguró que la política de infraestructuras del Gobierno, que prioriza las inversiones en alta velocidad, es la que ha provocado la situación actual.

Decálogo
Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, presentó un decálogo de afirmaciones para radiografiar el estado de la conexión ferroviaria Zaragoza-Teruel-Valencia.
Para Martínez, no se trata de un proyecto nuevo y, además, siempre ha sido apoyado por Aragón y la Comunitat Valenciana; no así por la Administración General del Estado.
Para el presidente de la APV, el desarrollo de la línea es una deuda histórica, ya que es "incomprensible que las dos plataformas logísticas más importantes del país no estén conectadas", cuando además se trata de un modo de transporte por el que Europa apuesta claramente y un proyecto fundamental para la articulación del país.
Martínez recordó que la realidad demuestra que se trata de un corredor que tendrá tráfico (la conexión Barcelona-Zaragoza tiene 34 líneas regulares) y que además es "asequible", ya que requeriría 360 millones de euros para desarrollarse completamente o cerca de 50 inicialmente para poder operar con dignidad. En este sentido, el presidente de la APV recordó que se trata de un proyecto que podría ser financiable a través de la iniciativa público-privada.
Para finalizar su intervención, Aurelio Martínez destacó que lo que hace falta, en definitiva, es "voluntad política para hacerlo una realidad".

Corredores
La afirmación del representante portuario fue secundada por Francisco de la Fuente, gerente de PLAZA y de PLATEA, quien además aseguró que "hay que pensar en corredores y no en plataformas y centros logísticos si lo que queremos es ser eficientes y vertebrar el territorio".

De la Fuente destacó que es necesario ganar eficiencia "a base de gestionar el tren" e instó a todos los presentes a moverse y a reivindicar en todos los foros la necesidad de contar con una "conexión digna". "Si para ello es necesario que organicemos un grupo de presión, habrá que hacerlo", sentenció.

Operadores
Felipe Mendaña, consejero delegado de Noatum Rail Terminal Zaragoza, aportó el punto de vista del operador y recordó que "Zaragoza no puede estar fuera de los mapas logísticos del país".

Para Mendaña, lo que hay detrás del corredor y de su desarrollo no es otra cosa que empresas, "por lo que nuestro objetivo es ofrecer soluciones y servicios".

El representante de Noatum explicó que en la actualidad los empresarios valencianos tienen un 50% menos de posibilidades de competir ya que solo cuentan con un corredor ferroviario útil (el de Madrid), mientras que sus competidores tienen más opciones.

Mendaña explicó que su grupo explota una terminal modélica, que ha realizado grandes inversiones en infraestructuras y en semiautomatización, "sin embargo, los trenes no pueden llegar y es evidente que existe una demanda porque tenemos clientes que conectan diariamente Valencia y Zaragoza a través de Madrid".

Vertebración territorial
Francisco Paños, presidente de Ingeniería TRIA, quiso poner una lanza en favor del AVE, "porque no solo ha convertido a España en una potencia mundial en alta velocidad, sino porque además ha sido palanca para el desarrollo económico y turístico del país".

Con todo, Paños sí criticó la forma en la que se han priorizado las inversiones, "porque no es razonable que Valencia y Zaragoza no cuenten con una conexión ferroviaria adecuada".

El presidente de TRIA instó al Gobierno a no tratar de justificar todas las actuaciones bajo el prisma de la vertebración territorial, ya que puede llevar a ejecutar inversiones erróneas.

Para Paños, "el desarrollo del AVE ha menospreciado el desarrollo del transporte de mercancías, por lo que es necesario invertir en esa dirección, como también es necesario un nuevo impulso político para las mercancías".

La jornada organizada por Unidad Editorial concluyó con un animado diálogo entre ponentes y público asistente en el que quedó de manifiesto la necesidad de intervenir cuanto antes para seguir reclamando inversiones, planificar actuaciones y revertir la situación de precariedad del corredor ferroviario entre Valencia, Teruel y Zaragoza.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu