viernes, 6 de mayo de 2016

Coello mantendrá el acuerdo firmado en julio por los sindicatos y Anesco

La patronal sigue apostando por el acuerdo rubricado con los sindicatos en julio del pasado año como punto de partida para retomar las negociaciones con el Ministerio de Fomento
Veintepies  06/05/2016

El pasado miércoles, Anesco y Coordinadora se reunían en Madrid en un momento en que las negociaciones para abordar la reforma del sistema de la estiba en España entre agentes sociales y Administración están abandonadas debido, sobre todo, a la interinidad del actual Gobierno. 

pic

Según Coordinadora, Anesco no tiene intención de cambiar el acuerdo de julio


Tanto la patronal como el sindicato mayoritario de la estiba en España son conscientes de ello, y también son conscientes de que hasta poder retomar el diálogo van a pasar unos cuantos meses más. El próximo 26 de junio se celebran unas nuevas elecciones generales. Días después se constituirán las Cortes y, en el escenario más optimista, el nuevo Gobierno no tomaría posesión hasta finales de julio o incluso principios de agosto. Por tanto, el cambio en los escalafones inferiores del nuevo ejecutivo no se produciría hasta el mes de septiembre.

Es decir, que desde el momento en que la Comisión Europea denuncia a España por segunda vez ante el Tribunal de Justicia de la UE -28 de abril de 2016- hasta que se conozcan a los nuevos responsables del Grupo Fomento van a pasar, como mínimo, cinco meses. Hay que tener en cuenta que aunque el tiempo que se va a tomar el Tribunal para imponer las multas al Estado Español es variable, se ha perdido un valioso tiempo para encontrar un nuevo sistema de la estiba que contente a la Comisión Europea y evite, por tanto, esas multas.

El encuentro mantenido entre Coordinadora y Anesco el pasado miércoles ha servido para que el sindicato de la estiba constate que no hay ninguna intención en la patronal de cambiar el acuerdo que suscribieron patronal y sindicatos del sector en julio del pasado año. “No hay nada en la reunión del miércoles que nos haga creer que va a haber cambios en ese documento”, afirma el coordinador general de Coordinadora, Antolín Goya, a esta publicación.

Y es que tras la llegada de Joaquim Coello a la presidencia de Anesco se había constatado un cierto cambio de estrategia, sobre todo en su vertiente pública. Desde el pasado mes de enero, Coello ha aprovechado sus comparecencias públicas para instar al cambio del modelo de la estiba en España antes de que se produjera esa segunda denuncia. “Es una sentencia -la primera- que nos obliga a su cumplimiento”, afirmaba el presidente de Anesco ante empresarios del sector recientemente. El nuevo responsable ha elevado el tono en sus declaraciones hacia Puertos del Estado y el Ministerio de Fomento, sobre todo en lo referente a la asunción de responsabilidades a la hora de comandar dicha reforma.

Restablecer el contacto
Por otro lado, y a pesar del poco margen de maniobra con el que cuenta el Ejecutivo en este contexto, Antolín Goya quiere retomar el contacto con Julio Gómez-Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras, que desde el principio comandó las negociaciones con empresas y sindicatos. “La comunicación con Puertos del Estado ha sido nula hasta el momento”, reconoce Goya.

EL ACUERDO, EN CINCO
En julio del pasado año, Anesco y los principales sindicatos de la estiba consensuaban un acuerdo que remitirían a Fomento como punto de partida para negociar un nuevo sistema de la estiba. 

1.- Se propone la creación de un Registro de Estibadores Portuarios, único a nivel nacional, que garantice la profesionalidad y estabilidad en el empleo de estos trabajadores.

2.- Dicho registro estará regido por los criterios aprobados por un Consejo Rector compuesto por representantes de la Administración Pública, las organizaciones de trabajadores y de la patronal representativas en el sector.

3.- Serán las Autoridades Portuarias de cada puerto la que gestionen, de manera ordinaria, este Registro. Podrán pertenecer al mismo el personal estibador de las SAGEP, aunque las partes concretarán otras incorporaciones en función de las necesidades reales de los puertos. 

El régimen de altas y bajas se regirá por los criterios aprobados por el Consejo Rector.

4.- En cada puerto de interés general se constituirá, al menos, un Centro Portuario de Empleo, 
o CPE. El acuerdo contempla que para estos centros se mantendrá la relación laboral especial de los estibadores portuarios registrados, con la finalidad de poner a disposición de las empresas estibadoras los trabajadores necesarios para la realización de los servicios de manipulación de mercancías. La puesta a disposición se realizará en régimen de rotación por turnos o con la periodicidad establecida mediante negociación colectiva.

5.- Este CPE podrá ceder a sus trabajadores registrados para la contratación en régimen de relación laboral común a las empresas estibadoras que lo demanden y a las que presten el servicio de manipulación de mercancías en régimen de auto prestación de servicios.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu