martes, 12 de abril de 2016

El puerto de Málaga finaliza el ejercicio 2015 con una leve recuperación en tráfico, que no se registraba desde 2011.

El Puerto de Málaga ha llevado a cabo una importante reorientación productiva tras la caída del tráfico de contenedores en tránsito en el recinto desde 2013, traduciéndose en una mejora de los tráficos tradicionales, el desarrollo de otros mercados, tales como el sector agroalimentario, la búsqueda de nuevos modelos de negocio y la relación con las empresas que forman parte del hinterland malagueño. 



Puertos y Navieras 12/04/2016



Así lo revela el resultado del ejercicio 2015, habiendo alcanzado el tráfico total del puerto de 2,3 millones de toneladas, lo que supone un ligero incremento cercano al 1% respecto al año anterior. Por tanto, tras los esfuerzos llevados a cabo por la Comunidad Portuaria durante los últimos años, se observa una leve recuperación desde 2011. 

En 2015, el tráfico de vehículos nuevos supuso un aumento del 18,6%. El operador Sintax Logística, cuya actividad comenzó en el Puerto de Málaga en 2005, distribuye unidades de Dacia, Ford y Opel desde la terminal de Noatum al territorio nacional, principalmente. 

La apuesta por el ámbito agroalimentario y por los tráficos ya conocidos (cemento y clínker, principalmente, entre otros), refleja una clara recuperación de este sector en el puerto, ya que se vio incrementado un 24,7% en relación al año anterior.

El tráfico de pasajeros entre los puertos de Málaga y Melilla ha protagonizado un aumento del 22,1% respecto a 2014. Por su parte, los vehículos en régimen de pasaje, es decir, los vehículos que acompañan a dichos pasajeros en sus desplazamientos, alcanzaron la cifra de 32.985 unidades, representando un incremento del 24,1% respecto a 2014. Estos datos revelan la recuperación de este tráfico en el puerto de Málaga, lográndose cifras que igualan prácticamente a las del año 2013. 

Los motivos principales del aumento de las cifras registradas en 2015, relacionados con la mejora de la línea Málaga-Melilla, son la incorporación del buque de alta velocidad a la línea en temporada alta en 2015, los nuevos horarios de las conexiones, que resultan de mayor interés y benefician al pasajero y la recuperación económica a nivel nacional y europeo. 

Un total de 418.272 pasajeros de crucero han llegado a puerto durante 2015 a bordo de 233 buques, lo que supone un aumento del 2,5% y el 4% respectivamente en relación al año anterior. 

Durante el pasado ejercicio, 32.492 pasajeros iniciaron y/o finalizaron su viaje desde la instalación portuaria, representando cerca del 8% del total de cruceristas llegados al recinto. Esta cifra tiene previsto aumentar durante el próximo año, debido a la apuesta de la compañía Thomson, que incluirá en sus itinerarios 26 escalas como comienzo y fin de viaje en el puerto, lo que supondrá umovimiento de unos 56.000 cruceristas, según estimaciones de la naviera. 

De esta forma, y tras unos años difíciles debido a la coyuntura económica, así como a los cambios en el mercado, el tráfico de cruceros vuelve a consolidarse en la instalación portuaria. 

El tráfico de vehículos, graneles sólidos, cruceros y línea regular con Melilla continúan en una línea ascendente de cara a 2016. Por su parte, también está previsto el incremento del tráfico de graneles líquidos, debido a la puesta en marcha de la nueva terminal de combustible gestionada por Oil Distribution Terminals. 

Tras el cierre de tráficos del pasado ejercicio 2015, la Autoridad Portuaria tiene previsto llevar a cabo una reducción de los costes de escalacon el objetivo de aumentar la competitividad de la instalación portuaria. De esta forma, se aplicarán reducciones a la tasa de los buques y mercancías de hasta un 60% y a la tasa de los buques de crucero en base y temporada baja de hasta un 30% y un 40%, respectivamente, entre otras. 

Además, continuará con la reorientación del modelo de negocio de Noatum Container Terminal Málaga, la mejora de la gestión y el aprovechamiento de la totalidad del Dominio Público Público Portuario y el Patrimonio susceptible de ser concesionado y, por último, la puesta en valor de la situación estratégica del puerto en el entorno del Estrecho de Gibraltar, un enclave por el que se mueve el 20% del transporte marítimo centrado, principalmente, en productos intermedios. 

Este tipo de tráfico podría repercutir en la industrialización de la ciudad, su provincia y el resto de la región andaluza, siendo Málaga la puerta de entrada/salida del mismo, ya que dispone de una operativa de calidad y unas conexiones competentes que favorecen la agilidad de la actividad, y ofreciendo una nueva a alternativa a las conexiones del eje Norte-Sur. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu