miércoles, 16 de marzo de 2016

Para solventar la difícil situación financiera de las navieras Corea del Sur podría retomar la fusión de Hyundai Merchant y Hanjin Shipping

El nuevo operador alcanzaría una cuota del 8% en el transporte de contenedores entre Asia y Europa, y del 11% en el comercio transpacífico. 
Hanjing Shipping aumenta sus servicios con el Mediterráneo oriental










Las dificultades financieras que atraviesan los operadores marítimos coreanos Hyundai Merchant y Hanjin Shipping podría motivar, según señalan desde la consultora Drewry, que el gobierno surcoreano ponga de nuevo sobre la mesa la posibilidad de fusionarlos, un tema que quedo aplazado sine die el pasado 2015.
De hecho, en opinión de los expertos de la consultora, que han señalado en numerosas ocasiones que la fusión de navieras no es la panacea para hacer frente a los problemas del transporte marítimo en la actualidad, reconocen que esta unión crearía una naviera mucho “más fuerte”, con mejor posicionamiento y, por ende, más posibilidades de “sobrevivir” en un mercado muy difícil. 
Teniendo en cuenta los buques desplegados en febrero de 2016 por ambas navieras, la nueva empresa alcanzaría una cuota del 8% en las rutas que conectan Asia y Europa, que se elevaría al 11% en el comercio transpacífico, en el negocio del transporte marítimo de contenedores.
El resultado de esta fusión sería una naviera que, con aproximadamente 1.019.000 TEUs de capacidad, transportaría más de ocho millones de TEUs al año, teniendo en cuenta los volúmenes manipulados en 2015, alcanzando un cuota en el transporte mundial del 5%. 
En concreto, el nuevo operador tendría 63 buques propios capaces de transportar 447.000 TEUs, a los que se suman otros 99 buques en régimen charter con capacidad para 572.000 TEUs. A estos se añadirían ocho buques actualmente en construcción, seis de ellos con capacidad para 10.000 TEUs y encargados por HMM, teniendo los dos ordenados por Haijin una capacidad de 9.000 TEUs.
Por otro lado, separados, los operadores tendrían dificultades para seguir al resto de navieras en la incorporación de grandes megabuques, pero juntos tendrían una posición financiera mejor que facilitaría los acuerdos con prestamistas para financiar las nuevas construcciones.
Dificultades financieras
La difícil situación financiera que experimentan ambas navieras podrían impulsar su fusión. Todo parece indicar que, una vez que se cierre 2015, HMM habrá acumulado cinco años de pérdidas que, sólo en su división de contenedores, habrán supuesto más de 350 millones de dólares desde 2009.
Además, la crisis de liquidez que atraviesa Hyundai Merchant amenaza su capacidad para cumplir sus compromisos operativos y de deuda. En concreto, la naviera debe devolver a los prestamistas 334 millones de dólares este 2016 y 530 millones de dólares en 2017. 
Aunque la situación de Haijin es algo mejor, consiguiendo durante los dos últimos años resultados positivos en su división de contenedores, las dos navieras se sitúan en la parte baja del índice ‘Z-score’ de Drewry, que mide el estrés financiero de los principales operadores para aportar a los clientes una rápida referencia a la situación económica de las navieras.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu