miércoles, 16 de marzo de 2016

Los cinco retos tecnológicos de la exportación española en el 2016

La evolución hacia el modelo digital, un mayor uso de las plataformas on-line y la reducción de la carga administrativa se presentan como algunos de los desafíos del sector marítimo.
 
iContainers desvela los desafíos a los que se enfrenta la exportación española.
Debido al impacto que la aplicación de las nuevas tecnologías puede tener en el impulso de la competitividad empresarial y, por consiguiente, en el desarrollo del comercio exterior, el transitario on-line iContainers ha analizado los cinco retos tecnológicos que tendrá que abordar el sector exterior español en 2016 si quiere reforzar su pujanza en este campo.
Todos ellos supondrían para las empresas que trabajan en el sector exterior, y especialmente para aquellas que forman parte de la cadena de transporte dentro del sector marítimo, avanzar hacia un entorno digital que mejoraría sensiblemente su competitividad.
Aunque la transformación digital parece avanzar en España, desde el transitario subrayan la posición rezagada que el sector del transporte marítimo presentacon respecto a otras actividades, observando cinco grandes retos tecnológicos para el presente ejercicio.
1.- Evolución de los operadores hacia el modelo digital
El primer desafío se presenta para los operadores de transporte que, debido sobre todo al aumento del e-commerce, deben adoptar sistemas y aplicaciones que permitan el diálogo directo de los agentes involucrados en la cadena de suministro y su completo alineamiento en objetivos.
Y es que, tal y como recuerdan desde el transitario on-line, detrás de una operación de e-commerce existe una gestión de procesos que tiene que ver con el control de stock, el packaging y el seguimiento en tiempo real del estado del pedido hasta que éste se entrega al cliente. 
2.- Aumento del uso de plataformas electrónicas 
En los últimos años, han comenzado a aparecer nuevos actores que ofrecen a las empresas que exportan e importan nuevas formas de gestionar el transporte de sus mercancías mediante el uso de las nuevas tecnologías.
Se trata de plataformas online que facilitan tanto la cotización en tiempo real de precios, como la contratación y seguimiento de los envíos desde cualquier origen y destino en el mundo. Además de la sencillez de operación, aportan un considerable ahorro de costes a las empresas en la gestión del transporte.
3.- Reducción de la carga administrativa
La simplificación real de los procedimientos aduaneros en los puertos y la generalización de la información electrónica para la reducción de la carga administrativa, favoreciendo así la actividad empresarial, constituye uno de los factores de competitividad más importantes para las empresas con actividad exterior. Sin embargo, pocas veces este aspecto suele tomarse en consideración.
En este sentido, el empleo del flete electrónico está facilitando ya, en el caso de las empresas que se decantan por este canal, el intercambio de la información a lo largo de la cadena logística multimodal, y está ayudando a mejorar la eficiencia de los puertos.
Para ilustrar este déficit de eficiencia del modelo administrativo, desde iContainers señalan que exportar un contenedor desde España exige cinco trámites administrativos, mientras que en Francia solo se requieren tres, y en Suecia, dos.
En términos de costes, exportar un contenedor desde España supone, solo en trámites administrativos, una carga de 1.050 euros  por unidad, mientras en Francia sólo supone algo más de 100 euros.
4.- Prospección de mercados mediante análisis de datos
Para las empresas exportadoras e importadoras, los datos que proporciona Internet, junto a su correcto análisis, permite prever la fluctuación de los fletes y el mejor momento para comprar, realizar una previsión de la demanda y, en consecuencia, planificar los flujos de mercancías con un criterio de eficiencia.
Del mismo modo, las propias empresas especializadas en transporte marítimo, ya se trate de navieras o transitarias, pueden acceder a información relevante relacionada con frecuencias, volúmenes y destinos de las cargas, de tal manera que puedan ajustar su oferta a las necesidades de mercado y optimizar así sus espacios y costes.
5.- Mayor visibilidad con plataformas en Internet y portales b2b 
El comercio internacional también se está viendo fomentado por la mayor facilidad de encontrar clientes en el exterior, gracias al mayor alcance de los portales b2b donde se encuentran la oferta y la demanda y se facilita la transacción.
Y es que Internet ayuda a evitar intermediarios y facilita el acceso a cualquier tipo de información en tiempo real. Del mismo modo, proporciona contenido y servicios relevantes gracias a los que se puede operar sin necesidad de utilizar canales tradicionales, pues todo se encuentra a la distancia de un clic.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu