martes, 15 de marzo de 2016

Lo nunca visto. Te pago para que tus contenedores los embarques conmigo.



La locura de los fletes negativos. 


REVISTA PUERTOS Y NAVIERAS - 15/03/2016


Los intereses negativos del Sr Draghi en la banca, no son tan escandalosos como los fletes negativos en el transporte marítimo. Lo increíble, la locura, se está dando en el tráfico marítimo desde Asia a Europa.

La caída de las exportaciones de China, tan acusada en los últimos meses, en febrero fue del 20%, la mayor desde 2009, con una caída también importante de las importaciones chinas, de alrededor del 18%, están produciendo un desastre en el transporte marítimo. Aunque distorsionadas por el años nuevo chino, han sido peor de las esperadas. Singapur ha bajado su tráfico un 7,7% en febrero.

Los grandes transitarios, forwarders, están ofreciendo a las navieras pagarles por cargar con ellas. Sí, fletes negativos, como cuando los bancos  depositan dinero en el Banco Central Europeo y les cobran por ello, o las grandes instituciones y particulares se refugian en el Bund alemán y tienen que pagar por la seguridad de tener el dinero en uno de los lugares de los más seguros del mundo.

Pero en el caso del transporte marítimo, donde estamos hablando de mercancías físicas que se mueven, la llegada de los fletes negativos es una locura. 

Es tan grande la competencia entre navieras para captar volumen en el sentido Asia Europa, que están dispuestas a aceptar pagar 10 o 20 euros por contenedor para captar un tráfico que les permite ingresar dinero a sus agencias en origen y destino, y con algún otro suplemento no perder dinero llenando con contenedores barcos que si no iban a transportar el espacio vacío.

La presión es severa sobre algunas de las navieras más pequeñas que hace un año. 

Se dice que Maersk intenta mantener el precio oficila del contenedor de 40 pies por encima de los 700 dólares pero que MSC es tremendamente agresiva. Así las cosas, los fletes de los contenedores entre Asia y Europa pueden desplomarse hasta los 100 dólares por contenedor de 40 pies, y darse el caso de ofertas de importantes transitarios de fletes negativos, todo por mantener la estructura. Anave informa que la media ha caído un 81% a los 247 $, de Asia al Mediterráneo.

Se da también la paradoja de que el 20 piés sea más caro que el 40.

Los operadores están asombrados de hasta dónde está llegando el mercado de los fletes entre Asia y Europa, que comenzó una caída en poicado a finales del año pasado. Fue entonces, cuando a principios de este año, Maersk reconoció que, a pesar de haber tenido beneficios en el 2015, el último trimestre del año pasado fue muy malo para  los fletes, y por ello anunció una reducción de personal de 4.000 personas. 

La cuestión es que las importaciones y exportaciones chinas parece que van a seguir cayendo en los próximos meses. No se sabe hasta cuándo van a poder aguantar las navieras guerra interna que parece suicida pero que, sin embargo, se está adaptando. 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu