jueves, 10 de marzo de 2016

El PE aprueba el reglamento de puertos y acelera para cerrar un acuerdo con el Consejo

Con una amplia mayoría, que rozó el 65%, el pleno del Parlamento Europeo acordó ayer dar continuidad a la tramitación del reglamento de puertos y, además, dando el visto bueno a los procedimientos legislativos para acelerar la tramitación y facilitar un acuerdo con el Consejo Europeo en el menor plazo posible.


Diario del Puerto 09-03-2016


Durante la votación, salieron adelante la práctica totalidad de las enmiendas contempladas en el informe del ponente Fleckenstein y, con ellas, se aprobó la propuesta de la Comisión con 451 votos a favor y 243 votos en contra, destacando el rechazo al mismo de los europarlamentarios del Reino Unido, del Grupo Parlamentario de los Verdes y de los eurodiputados españoles del Partido Popular.

Además, hay que destacar que se decidió no cerrar el procedimiento de primera lectura para acelerar la tramitación del reglamento que, de momento y en virtud de las enmiendas ayer aprobadas, pasa a llamarse “reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se crea un marco para la organización de los servicios portuarios y la transparencia financiera de los puertos”.

Cuando se cierra el procedimiento de primera lectura, a continuación el Consejo Europeo introduce sus enmiendas y estas, ya en segunda lectura, deben recibir un respaldo mayor en el Parlamento que en primera lectura, ampliándose además los plazos de tramitación.

A propuesta del ponente Fleckenstein, ayer se aprobó no cerrar dicho procedimiento de primera lectura y devolver el texto enmendado a la Comisión para que de inmediato inicie ya el proceso de negociación interinstitucional o trílogo entre la Comisión, el Consejo Europeo (órgano que agrupa a los gobiernos de los distintos estados) y el Parlamento Europeo.

Esta propuesta salió adelante con 506 votos a favor y 144 en contra y responde no sólo al suficiente respaldo recibido por la propuesta de la Comisión en el pleno del Parlamento sino también, como subrayó en el debate la comisaria de Transportes, Violeta Bulc, a la voluntad de la presidencia holandesa de acelerar la negociación y lograr un acuerdo final sobre el reglamento antes del verano.

De Grandes: “Se ha transformado el reglamento en un traje a medida opaco”


Durante el debate del lunes en el Parlamento Europeo, una de las intervenciones más duras en contra del proyecto de reglamento de puertos fue, sin duda, la del eurodiputado español Luis de Grandes, quien anunció la votación en contra de la delegación española del Partido Popular en la Eurocámara al considerar que, “lo que inicialmente se perseguía con la propuesta, que era más competencia, más transparencia, igualdad de trato, libertad de establecimiento, protección social y eficiencia, se ha transformado en un traje a medida trufado de excepciones, opaco, diseñado para determinados puertos y desconectado de la realidad de la cadena logística”.

Según De Grandes, el reglamento “se inmiscuye en competencias de los estados miembros que forman parte de su esencial constitución económica”. En este sentido, el eurodiputado español advirtió de que en España “los puertos forman parte del dominio público y las tasas por su uso no pueden ser fijadas mediante una ‘negociación entre operadores privados’, negociación a la que el ponente ha añadido la opacidad”, denunció De Grandes.

El portavoz popular justificó el voto en contra de su partido al señalar que la propuesta de reglamento y el informe del ponente “conducen al aislamiento de los puertos, no responden al interés general y no respetan las disposiciones constitucionales de los estados miembros”.

El eurodiputado español fue especialmente duro al lamentar que tras las dos fracasadas directivas de liberalización, al final la propuesta de legislación portuaria que va a salir adelante sea este reglamento, “y no será por su ambición”, dijo dirigiéndose a la comisaria de Transportes, Violeta Bulc, “sino por todo lo contrario”.

Con este reglamento, “será imposible la comodalidad”,  concluyó De Grandes.

"Destroyer"


Los eurodiputados dieron ayer continuidad al reglamento de puertos sin excesivo entusiasmo pese a la suficiencia del respaldo: 451 votos a favor y 243 en contra. Durante el debate del lunes se evidenció por parte de los grupos la dificultad para lograr consensos dada la disparidad de los puertos europeos, si bien se impuso el criterio de que la propuesta de mínimos de la Comisión y del ponente Fleckenstein es “suficiente” o al menos sirve de punto de partida para seguir negociando en los siguientes estadíos de la tramitación.

Salvo el grupo parlamentario de los Verdes, que se mostró mayoritariamente en contra al “no abordar el reglamento los problemas reales”, como la “seguridad o la transparencia”, las posiciones durante el debate no fueron tan ideológicas como ajustadas a la realidad de cada país y/o región.

Hay que destacar el rechazo frontal de los europarlamentarios del Reino Unido al reglamento, exhibiendo durante la votación pancartas con la palabra “destroyer” en rojo, al atacar el reglamento, a su juicio, a los puertos privados británicos.

De igual forma, hay que poner de manifiesto la defensa  del reglamento que hizo la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao, que reivindicó el carácter público y la autonomía de gestión de los puertos, oponiéndose a las propuestas de excepciones, lideradas por el PP español, para “centralizar la política de precios mediante tasas que impiden a los puertos que, sin perder su condición de públicos, actúen con plena autonomía”.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu