jueves, 10 de marzo de 2016

APM Terminals y Grup TCB. Soucheiron: "Iniciamos un viaje en un barco mucho más grande que nos va a permitir crecer"

La compra de Grup Marítim TCB por parte de APM Terminals se hizo realidad la tarde del pasado martes con la firma definitiva, por parte de la multinacional danesa, del contrato de compra-venta. 



Diario del Puerto 10-03-2016

La operación asciende a alrededor de mil millones de dólares y va a suponer para la compañía española el inicio de "un viaje en un barco mucho más grande que nos va a permitir crecer".

Así resumió ayer Xavier Soucheiron, consejero delegado de Grup Marítim TCB, la operación llevada a cabo entre APM Terminals y la compañía portuaria española, durante el anuncio oficial de la firma del acuerdo. Soucheiron tiene claro que esta operación "es un cambio para mejorar, no para ir para atrás" y se mostró convencido de que "una de las premisas de este proceso de integración es que no se quiere destruir valor", por lo que hay que lograr que "uno más uno no sumen dos, sino tres o cuatro".
A la espera de Turquía
Soucheiron aseguró que "todos tenemos prisa por empezar a trabajar ya en el nuevo futuro, pero todos estos procesos requieren tiempo" y precisó que la existencia "de un cierto retraso por parte de las autoridades de la competencia de Turquía" en autorizar la operación de compra-venta ha obligado a dejar fuera de la misma, por el momento, a la terminal que el grupo español tiene en Izmir, TCE EGE, así como a Capsa, que gestiona las terminales de Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de la Palma, al tener esta sociedad participación en la terminal turca. Aunque el consejero delegado de Grup Marítim TCB aseguró que estas terminales "serán incorporadas al acuerdo a futuro".

La entrada de las terminales de Turquía y Canarias en la transacción también fue garantizada por Martijn van Dongen, TCB programme Director APM Terminals, quien subrayó que "seguimos avanzando" para obtener el visto bueno de las autoridades turcas. Pese a este obstáculo, APM Terminals ha decidido seguir adelante con la adquisición del grupo español ya que las terminales de Izmir y del archipiélago canario "representan una parte muy pequeña, menos del 5%, del valor total de la transacción", precisó Van Dongen.

La operación de compra-venta firmada el pasado martes por la tarde supone, por tanto, la incorporación de un total de ocho terminales a la cartera de APM Terminals, ampliando así la red de la multinacional, que ahora alcanza 72 puertos operativos en 69 países.

7% más de tráfico
La adquisición de las terminales de Grup Marítim TCB por parte de APM Terminals permitirá a esta última incrementar sus tráficos un 7% "en ubicaciones clave, entre las que se incluyen las concesiones españolas de terminales de contenedores en Barcelona, Valencia y Castellón, situadas en la costa mediterránea, junto con concesiones en Gijón, en el golfo de Vizcaya", aseguran desde la compañía. 

En el caso de las terminales situadas en el extranjero, éstas incluyen Yucatán (México), Buenaventura (Colombia), Paranaguá (Brasil) y Quetzal (Guatemala). Esta última se encuentra actualmente en construcción y tiene previsto iniciar operaciones en "unos dos o tres meses", confirmó Xavier Soucheiron.

Aunque "el tráfico a nivel mundial no está creciendo en los niveles a los que estábamos acostumbrados", las terminales españolas de Grup Marítim TCB registraron el año pasado crecimientos de tráfico de entre el 5 y el 10% y "para este año, y tal y como han ido los dos primeros meses del ejercicio", se preven unos incrementos similares, explicó el consejero delegado de la compañía.

En cuanto a las terminales internacionales, está previsto un comportamiento similar, con Guatemala "añadiendo un importante volumen al grupo" una vez se ponga en marcha. "Creemos que en los próximos años puede haber un crecimiento sostenido dentro de este rango", añadió Xavier Soucheiron.

Respecto a los beneficios económicos que TCB aportará a APM, la facturación del grupo español ascendió el año pasado a unos 403 millones de euros, lo que supuso un incremento de aproximadamente el 5% con respecto a los ingresos obtenidos un año antes, en 2014.

Xavier Soucheiron aclaró que la operación de compra-venta no tendrá impacto en los puestos de trabajo, que se mantendrán. "La idea es que seamos capaces de traer más volumen de negocio y, por tanto, generar nuevos puestos de trabajo", concluyó el consejero delegado.


Martijn van Dongen: “Vamos a trabajar con los equipos de TCB y TCV para hacer a ambas, juntas, más fuertes”

Martijn van Dongen es la persona encargada de liderar el proceso de integración de Grup Marítim TCB en APM Terminals. Van Dongen lleva más de diez años trabajando en la multinacional con sede en Holanda, donde ha ocupado distintos cargos de relevancia, como director de Estrategia Global, responsable de Desarrollo de Negocio en Europa o director de Servicios Terrestres, hasta llegar a su puesto actual de director de Estrategia e Inversiones, desde el cual va a contribuir a que el resultado de la integración sea óptimo. 

En una breve entrevista, Van Dongen confirma el interés que APM Terminals tiene en todas y cada una de las terminales que forman Grup Marítim TCB.

Barcelona, Valencia, Castellón, Gijón.... Además de Algeciras. ¿No son demasiadas terminales en España?

No, estamos muy interesados en todas ellas, en toda la cartera de TCB en su conjunto. Antes de la compra, TCB gestionaba diez terminales globalmente, además de un nuevo proyecto que se está desarrollando en Guatemala, y seis de esas diez terminales están en España. 

Durante la operación, ha habido algunos retrasos en la aprobación de la adquisición de la terminal de Turquía por parte de las autoridades del país y por eso, después de seis meses, hemos decidido dejar de lado esta terminal, TCE EGE, que será vendida de forma separada, junto a las terminales de Canarias, que están involucradas en el accionariado de la terminal turca.

Así que por el momento, nos quedamos con cuatro terminales en España: Barcelona, Valencia, Castellón y Gijón. Así como el resto de infraestructuras que Grup Marítim TCB tiene aquí. Y toda la cartera nos interesa y queremos hacer crecer cada uno de los activos. 

¿APM Terminals está interesado en mantener también todas las terminales que Grup Marítim TCB tiene en Sudamérica?

Absolutamente, sí. Estamos totalmente interesados en todas las infraestructuras de TCB. Es una gran compañía que tiene una posición muy fuerte en el mercado y queremos seguir trabajando en su crecimiento.

Creemos que TCB es de lo mejor que hay en este sector y estamos encantados de que forme parte de la familia APM. Y ahora contamos con más de mil compañeros muy capaces en su trabajo.

TCB nos interesa tanto por su implantación en España como por su implantación en Sudamérica. Y nuestras carteras, combinadas, nos permitirán trabajar con mucha más fuerza.

Barcelona y Valencia son dos puertos con muy poca distancia entre sí. ¿Tienen previsto especializar TCB y TCV en algún tipo de tráfico para hacerlas complementarias?

Los puertos de Barcelona y Valencia están muy cerca, sí, pero cada puerto tiene sus propios mercados. Al final, los clientes deciden qué flujos de mercancías mueven por cada una de las terminales y nosotros no haremos ningún cambio en estos flujos.

Por supuesto, vamos a trabajar con los equipos de ambas terminales para hacerlas, juntas, más fuertes pero no pretendemos hacer cambios sustanciales en las cargas que mueve cada una de ellas.

¿Qué otras inversiones está llevando a cabo en estos momentos APM Terminals?

Actualmente, se están ejecutando inversiones por un valor de 6.500 millones de dólares en diferentes países.

Estamos trabajando en diferentes zonas, como África o América, por ejemplo en Costa Rica, un proyecto que encaja perfectamente con la cartera de Grup TCB.

Respecto a las inversiones futuras, es algo que va cambiando con el tiempo, en función de las oportunidades que aparecen.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu