viernes, 12 de febrero de 2016

Maersk reduce sus ingresos un 13% al caer los fletes un 16% y crecer su tráfico sólo un 0,8%

El volumen ya no permite compensar a Maersk Line la guerra de fletes. Los datos financieros del cierre del ejercicio reflejan que la división de transporte marítimo de contenedores de Maersk Group redujo en 2015 sus ingresos más de un 13%, ya que sus tráficos apenas pudieron crecer un 0,8% mientras que los ingresos por los fletes en función de los precios aplicados cayeron un 16%.


Diario del Puerto 12/02/2016

Maersk Line, la primera naviera de contenedores del mundo, ha cerrado 2015 con un duro ajuste en sus principales ratios financieros, fruto del colapso en el que se está adentrando el mercado ante el fuerte incremento de la oferta, la debilidad de la demanda y la caída de los precios.

En total, los ingresos de Maersk Line ascendieron el año pasado a 23.700 millones de dólares frente a los 27.400 registrados en 2014, lo que implica un descenso del 13,2%.

Esto implicó que los beneficios pasaran de 2.341 millones de dólares en 2014 a 1.303 millones en 2015, lo que supuso un retroceso del 44%.

Dos son las claves combinadas de esta caída: por un lado, los precios de los fletes y sus ingresos derivados y, por otro, la demanda.

Con respecto a los primeros, los ingresos por contenedor transportado sufrieron un retroceso del 16%, llegando a ser del 25% en el cuarto trimestre. La caída fue notable en todos los tráficos menos en los servicios con Norteamérica, produciéndose la mayor reducción en los servicios entre Europa y Latinoamérica.

Ahora bien, a la vez que se produjo este hecho y en cuanto a la demanda y el tráfico, en 2015 Maersk Line registró un tráfico total de 19,04 millones de TEUs, lo que supuso un crecimiento de apenas el 0,84% frente a los 18,88 millones de 2014. Es decir, la compañía no pudo compensar con “volumen” la caída de los ingresos por contenedor transportado.

La única nota positiva fue que los costes unitarios se redujeron un 11,5% gracias a la caída del precio del petróleo.

Estos datos tan negativos están en consonancia con la evolución del mercado global.

Según los cálculos de Maersk Line, en 2015 el crecimiento de la demanda de transporte mundial de contenedores no superó el 1% y todo ello en un contexto de fuerte crecimiento de la oferta de transporte, que según Maersk rozó el 8%.

De cara a 2016, tampoco hay buenas noticias pues si bien Maersk prevé un crecimiento de la demanda mundial de entre el 1 y el 3%, calcula que su resultado será “significativamente inferior” al de 2015, es decir, que estará “bastante” por debajo de los 1.303 millones registrados el año pasado.

Estos datos definitivos y previsiones de Maersk Line al cierre del ejercicio dan aún más sentido si cabe a la decisión de la compañía de acometer una profunda reestructuración, que incluye 4.000 despidos.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu