jueves, 11 de febrero de 2016

Los hombres de Pedro, Pablo, y Albert, para el Ministerio de Fomento.


"Ya no habrá zorros a cuidar gallinas".

Puertos y Navieras 11/02/2016
Se vislumbra ya un posible Gobierno del PSOE con Ciudadanos y con Pablo Iglesias. Esto supondría un cambio para 4.000 cargos en la Administración. Esta se haya expectante ante los cambios.

Este gobierno en las múltiples variantes, que aunque sea corto, se apresta como ha solido pasar siempre a sustituir a todos los cargos del anterior. 

Cuatro mil cargos en total que en el Ministerio de Fomento, que es el Ministerio con mayor número de empleados, unos 60.000, significa una nómina muy extensa en la que trabajar. El PSOE tiene un buen equipo de cuadros para Fomento, no hace tanto tiempo que lo dejó José Blanco y en él y en las empresas del grupo hay cientos. Sin embargo hay otros dos partidos que van a tener mucho que decir, muchos de los cuales son desconocidos.

En cuanto al Secretario General de Infraestructuras, Manuel Niño, el número de candidatos del PSOE es importantísimo y lo mismo con la Secretaria General de Transportes, Carmen Librero. Para el Ministerio, Pedro Sánchez elegirá a algún joven con la aprobación de Jordi Sevilla. 

Empezando por el PSOE, y en lo que más cercano se tiene, la Dirección General de Transportes Terrestres tiene en Juan Miguel Sánchez todavía un candidato para la misma, mayor pero en activo. Lo que está seguro es que Joaquín del Moral se vería fuera de esa Dirección.

En el grupo empresarial de Fomento por departamentos, en Puertos del Estado hay varios candidatos, a parte de que incluso un miembro de la vieja guardia como González Laxe o Manel Villalante, o quién sabe si Isaías Táboas, secretario de Estado con Blanco auguran su regreso. 

Pero de ahí para abajo, un Gobierno tripartito, de alguna forma se repartirán los cargos, pero ahora con un cambio fundamental. Ya no podrá ser como ha pasado con un Gobierno monocolor. En este caso el reparto de cargos tendrá que ser bastante más complicado. Por tanto, el Ministerio de Fomento que tiene tres capas de poder con la ministra o ministro, el secretario de Estado de Infraestructuras, el subsecretario, el secretario de Transportes, el secretario de Infraestructuras, y después los directores de cada área, más después todo el grupo empresarial paralelo en el que están los presidentes de Adif, Aena, Renfe, Ineco y Puertos del Estado, ofrecen una centena de cargos. 

Las cábalas ya se las están haciendo los posibles candidatos. Ya se afilan los cuchillos de la forma más secreta posible, pero se palpa la intranquilidad. Muchos están ya dando por descontado que no gobernará el PP. No se sabe si por la avidez de ocupar los cargos o por animadversión. El caso es que esta vez las cosas van a estar mucho más controvertidas por el reparto que hay que hacer. Podemos tiene pocos cuadros, pero más de lo que sus adversarios se imaginan. 

Y son rápidos y afilados como demostró ayer el nuevo presidente de la Comisión de Fomento, Sergio Pascual que nada más tomar posesión gracias a los votos del PSOE, acusó a la anterior de ser "zorros al cuidado de gallinas", y advertir que vigilarán cómo se "rescatan las autopistas o se privatiza Aena". Lo mismo que el C´s de Albert Rivera, a la hora de defender las parcelas de poder del Ministerio, estos se lo van a poner difícil al PSOE, aunque este quiera preservarse áreas para sí mismo, de momento han tomado el control de la Comisión de Fomento. 

Y el ejercicio del poder es ocupar el poder, valga la redundancia, de las Administraciones. 

Para los que crean en la falta de cuadros, hay que decir que hay más de los que parece, de la misma forma que ha habido más voto oculto a Podemos del que parece, y esta falta de conocimientos sobre los cuadros de Podemos y también de Ciudadanos produce intranquilidad en quiénes van a ser los sustituidos.

Salvo en los pocos casos en los que ya han aparecido, al concurrir a elecciones municipales o autonómicas, el hecho es que los de Podemos son poco conocidos, y lo que está clarísimo es que cuentan con una ingente cantidad de simpatizantes. Esta va a ser una parte agitada del acceso, si consiguen formar gobierno, de los partidos de Pablo Iglesias y Albert Rivera, cuyos cuadros, pasados la primera línea, son poco conocidos y de esta forma tendrán que dar la cara. Esto va a ser aprovechado por el PSOE para forzar un rápido nombramiento de los cargos que les impida a los de Podemos organizarse, pero en el Congreso empieza cediendo.

Pero el caso es que se están organizando ya en la sombra y algunas veces abiertamente de forma jocosa, ya están avisando a los cargos actuales de lo que les puede pasar. Una especie de "no te lo tomes de forma personal pero ya sabes que vas a pasar a la planta de arriba en cuanto lleguemos". 


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu