jueves, 28 de enero de 2016

Tras la reciente negativa del Parlamento Europeo. Los navieros consideran una “oportunidad pérdida” la no liberalización de los servicios portuarios

Frente al beneplácito de los puertos, los armadores europeos consideran un error que los servicios portuarios no se abran al libre mercado. 

El Parlamento Europeo rechaza la liberalización de los servicios portuarios.
Frente a la satisfacción generalizada por parte del sector del transporte marítimo ante la propuesta aprobada por el Comité de Transporte del Parlamento Europeo, en su reunión de 25 de eneropara la transparencia en la financiación pública y privada de los puertos, el rechazo del organismo a la liberalización del mercado de servicios portuarios no obtiene el consenso de todos los actores de esta industria.
Desde la asociación europea de navieros ECSA consideran una “oportunidad pérdida” el informe aprobado este lunes, aunque reconocen el esfuerzo del eurodiputado Knut Fleckenstein y su equipo por concretar en 29 enmiendas de compromiso las 712 enmiendas presentadas en un primer momento.
Para los armadores europeos, estos avances logrados se ven empañados por el rechazo a la liberalización de los servicios portuarios. De hecho, ya solicitaron a principios de 2015 la inclusión de todos los servicios portuarios en este reglamento, encontrándose ahora con que ninguno de estos servicios será abierto obligatoriamente al libre mercado.
La visión de los navieros choca así con el beneplácito de los puertos en este ámbito. En concreto, desde la asociación de puertos europeos ESPO sostienen que el nuevo borrador respeta la diversidad de las instalaciones portuarias europeas, aportando un marco flexible para la organización de estos servicios.
“Practicas restrictivas y obstáculos legales”
Tras la votación del Comité de Transporte, el secretario general de ECSA, Patrick Verhoeven, afirmó que los armadores “aún se enfrentan a prácticas restrictivas y obstáculos legales” en el acceso al mercado de los servicios portuarios, lamentando que el nuevo texto “no proporcionará todas las herramientas necesarias” para hacer frente a esta situación.
Según la asociación, estos problemas son particularmente importantes para los operadores de transporte marítimo de corta distancia, debido al gran número de escalas que realizan, que se traducen en un aumento de costes y pérdidas de tiempo, afirman.
En definitiva, consideran que esta decisión va en contra del objetivo de lograr un mercado más flexible y accesible para los nuevos operadores.
Por ello, esperan que los Estados Miembros y la Comisión Europea, que aún deben dar el visto bueno al borrador, tengan en cuenta sus preocupaciones y dialoguen sobre este punto con el Parlamento.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu