miércoles, 27 de enero de 2016

El Reglamento de Puertos Europeo pasa el primer filtro con muchas diferencias.

A la búsqueda de un modelo portuario europeo. Confusión ante el proyecto.


Puertos y Navieras  26/01/2016  

El Comité de Transportes del Parlamento Europeo, el TRAN Comitte, aprobó no sin oposición el texto de compromiso sobre el Reglamento de Puertos. Por 29 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones el eurodiputado alemán, Knut Fleckenstein logró sacar adelante la propuesta de Reglamento. 

El texto final aprobado no se conoce pero todo indica a un difícil consenso entre los que quieren formular un nuevo statuts para las autoridades portuarias y los que defienden los modelos nacionales. 

Todo gira sobre si del Reglamento sale un modelo portuario en los que la soberanía en muchas materias reside en los puertos o en los estados. 

El enrevesado mecanismo parlamentario no dió a conocer el texto final del borrador y cuales fueron las enmiendas adoptadas; lo que indica que el consenso es muy difícil. Hasta el 7 de junio no se votará en el plenario lo que deja mucho margen para las transaciones.

La lucha entre fijar en un Reglamento (una ley a efectos de la UE) la autonomía portuaria, amplía en muchos puertos del norte de Europa, y la resistencia de los estados más estatalistas y sin tradición de autonomía portuaria, los del sur como España, es clara, con referencias tan pronto a esa libertad de decisión y más tarde su acotamiento.

El debate está en como dar un nuevo marco de gestión a los puertos basado en su autonomía, pero está autonomía requiere definir muchos aspectos como las tarifas, quien las fija, los criterios, los sistemas de consulta a los afectados o las quejas de estos.

Este aspecto de dar libertad tarifaria a los puertos es al que se opone el estado español con el apoyo de los diputados del PPE, y del PSOE. Las enmiendas de Luis de Grandes del PP y de Inés Ayala, PSOE, en concreto sus enmiendas parece que fueron rechazadas ( no se conoce el texto final ) pero se introdujo el matiz de que los sistemas portuarios nacionales podrán mantenerse lo que supondría que han prosperado algo en ese sentido.

En estos difíciles equilibrios el Comité soltó lastre y rechazó la propuesta de libre acceso al mercado en toda la UE para los proveedores de servicios portuarios tales como el remolque, el amarre y el practicaje, y excluyó al dragado del reglamento

Los propios puertos deben ser capaces de decidir cómo se organizan los servicios portuarios, a fin de garantizar la seguridad, afirman los eurodiputados.

 "Hemos sido capaces de descartar el libre acceso al mercado para los servicios portuarios. Especialmente en referencia a los problemas de seguridad, los puertos deben ser capaces de decidir sobre la organización de los servicios portuarios", dijo Knut Fleckenstein el eurodiputado alemán encargado del borrador. "Por primera vez en el curso de las largas discusiones sobre el paquete portuario tenemos a todos los actores de acuerdo: los puertos, los operadores de terminales y los sindicatos".

"Las disposiciones sobre transparencia financiera sientan las bases para que la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea ofrezca una mayor claridad en las reglas para la inversión pública en los puertos, algo que el sector ha estado pidiendo durante mucho tiempo. Nosotros seguiremos con la presentación del proyecto en el Bloque de Exenciones, que incluirán un marco para los puertos", añadió.

Mientras que la propuesta de la Comisión Europea habría hecho que el acceso al mercado fuese libre para toda la UE en el suministro de los servicios portuarios como amarre, abastecimiento de combustible, remolque o el practicaje, el Comité insiste en que "un solo sistema no sería apropiado, el sistema de puertos de la UE incluye muchos modelos diferentes para la organización de los servicios portuarios".

Por lo tanto, se ha modificado la propuesta para que "los modelos de gestión portuaria existentes establecidos a nivel nacional en los Estados miembros pueden mantener".

TARIFAS

La transparencia de la financiación pública y las tarifas para el uso de la infraestructura y los servicios portuarios

Si los puertos reciben fondos públicos, "esto se debe demostrar con transparencia en las cuentas", dicen los eurodiputados. "Debe haber cuentas separadas para dejar clara la actividad o la inversión financiada con fondos públicos y otras actividades", añaden.

Para prevenir el abuso de precios en la ausencia de mecanismos de mercado justos, "se deberían tomar medidas para garantizar que las tarifas no sean "desproporcionadas" con el valor económico de los servicios prestados y que se establecen de una manera transparente y no discriminatoria", dice el comité.

"Los cánones de infraestructura de los puertos deben establecerse de forma transparente y autónoma de acuerdo con la propia estrategia comercial y de inversiones del puerto", dicen los eurodiputados, haciendo hincapié en que los usuarios del puerto son consultados regularmente cuando los cargos se definen o se cambian.

Cada estado miembro de la UE debe designar uno o varios organismos independientes para manejar las quejas. Los Estados miembros podrán designar organismos ya existentes, pero los usuarios necesitan saber dónde presentar sus quejas y las denuncias deben ser tratadas de forma independiente.

Una "caja de herramientas" para la organización de los servicios portuarios
Los eurodiputados proponen normas comunes para los Estados miembros y los administradores portuarios que desean limitar el número de proveedores de servicios, para establecer así los requisitos mínimos para ellos o para proporcionar los servicios como un "operador interno".

A los requisitos mínimos se debe añadir a un conjunto claramente definido de las condiciones relativas a las cualificaciones profesionales, y también deben tener en cuenta los equipos necesarios para la prestación del servicio portuario, y satisfacer las necesidades de seguridad y ambientales así como las normas nacionales.

Los eurodiputados aclararon la lista de "casos justificados" para la limitación de los proveedores de servicios, y agregaron las características del tráfico del puerto o de la necesidad de proporcionar "operaciones portuarias seguras y sostenibles con el medio ambiente".

La capacitación del personal y las condiciones de trabajo
Estos proyectos de normas no afectará a la aplicación de las normas sociales y laborales de los estados miembros de la UE, según los eurodiputados, que, no obstante, subrayan que el personal debe recibir las condiciones de trabajo de acuerdo con la normativa nacional, regional o local.

La formación de nuevos trabajadores y la formación permanente del personal es fundamental para garantizar la salud y seguridad de los trabajadores portuarios y proteger la calidad de los servicios, según los eurodiputados. Hacen hincapié en que los Estados miembros deben garantizar que se proporciona formación pertinente para todos los trabajadores en el sector portuario.  


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu