jueves, 21 de enero de 2016

Del Modelo Coello a la presencia de las autoridades portuarias en las sociedades de estiba

La llegada de Joaquim Coello a la presidencia de ANESCO vuelve a situar en primera línea del sector marítimo-logístico a quien ya marcara en su día un punto de inflexión importante en este ámbito, sobre todo durante los casi tres años que ocupó la presidencia de la Autoridad Portuaria de Barcelona.


Diario del Puerto 21/01/2016

Hablamos del periodo 2004-2006, que fue cuando se acuñó lo que se vino a denominar “Modelo Coello”, de nuevo de actualidad por cuanto la reforma que propugna en estos momentos la Comisión Europea en el ámbito de la gestión portuaria y de la autonomía de los puertos para la fijación de sus propias tasas supondría una reforma legislativa en España que entroncaría con los postulados que defendiera en su día Coello sobre la gestión portuaria.

Bajo el eslogan “puertos autónomos más que autonómicos”, Coello defendió precisamente en aquel momento para España la constitución de los puertos como sociedades anónimas y la renuncia a las tasas para el establecimiento de forma autónoma de precios privados en sus servicios.

Sin renunciar al carácter público de las autoridades portuarias, el Modelo Coello rechazaba en palabras del propio Joaquim Coello “el intervencionismo absurdo del Estado en las autoridades portuarias” en el marco de una apuesta clara en los puertos por sistemas de gestión eminentemente empresariales, traducidos en su constitución como sociedades anónimas.

En aquellos momentos, Coello llegó a limitar el desarrollo de su modelo a la creación de un régimen especial con estas líneas básicas para un determinado número de puertos en España, en concreto los de mayor volumen de actividad.

Con este telón de fondo y en plena campaña de las empresas estibadoras por lograr que se las considerara “mayores de edad” y que se respetara la salida de las autoridades portuarias del capital de las sociedades de estiba, como recogía la Ley 48/2003, y que Puertos del Estado se aviniera a cumplir dicha Ley y a crear las APIEs, Joaquim Coello se posicionó en ese momento en contra de ANESCO y llegó a defender la presencia de los puertos en las sociedades de estiba, “porque no pueden estar ausentes de la esencia de su competitividad”.

Pues bien, nueve años después y a propuesta de Noatum, empresa de la que es consejero, Joaquim Coello ha pasado a convertirse en el máximo responsable precisamente de ANESCO, con el fin de aprovechar su amplísima experiencia profesional y de gestión.

Nacido en Salamanca en 1946, Joaquim Coello Brufau es ingeniero Naval por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de Madrid y MBA en el IESE. Actualmente, es miembro del Consejo de Administración de la empresa Noatum Ports y consejero de Miquel y Costas & Miquel, Comexi, Portel, Gestión y Promoción Aeroportuaria y Abantia. Es, además, vicepresidente segundo y académico numerario de la Real Academia de Ingeniería y patrón de las fundaciones FEMCAT, Fundación Pasqual Maragall, Instituto Cerdà, Fundación Catalunya Europa, Palau de la Música Catalana, Instituto Barcelona de Estudios Internacionales y Fundación Luis Carulla.

Ha sido presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, presidente de Applus, decano del Colegio Oficial de Ingenieros Navales y Oceánicos de España, director general de Gamesa Eólica, consejero delegado de ITP, presidente de Eurojet, director de NFR90 y director de Bazán.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu