miércoles, 18 de noviembre de 2015

Llorca: Tenemos un sistema portuario muy desacompasado. Nadie tiene que perder dinero, ni tampoco ganar cantidades desorbitadas.

Los últimos diez años han sido importantes para los puertos españoles y para la logística en sí. Por eso, ayer se celebró en Madrid la mesa redonda “Logros y retos de una década de la logística marítimo portuaria” organizada por el Club Propeller Madrid, con motivo de su décimo aniversario. El presidente de Puertos del Estado, José Llorca fue el encargado de, junto a Miguel Ángel Palomero, presidente de Propeller Madrid, inaugurar la jornada. 

Puertos y Navieras 18/11/2015

Llorca, que dejó clara su apuesta por la minimización de las inversiones públicas en puertos durante los próximos años, dio paso a una mesa redonda en  la que se debatió sobre los desafíos futuros y los logros pasados. El presidente de Puertos del Estado quiso dar comienzo al debate con un logro muy importante: en 2010, los dos grandes partidos del momento cerraron un marco legal portuario común, dando lugar a la primera ley de puertos consensuada de la historia de nuestro país. Llorca dijo estar razonablemente satisfecho con el trabajo y "si seguimos" dijo seguiremos profundizando en la competitividad portuaria.


Aunque advirtió de varios peligros como lo "desacompasado" del sistema portuario con puertos que mueven 100M de Tm. y otros 2Mtm.
Llorca anunció record de tráfico este años superando los 500M de Tm., 200 M€ de beneficios, un Ebitda de 600M€ y una caja de 1.300 M€.


La competitividad portuaria la resumió Llorca en que nadie debe perder dinero en los puertos ni tampoco ganar cantidades desorbitadas.

El próximo gobierno tendrá que "reformar si o si el sistema de estiba" dijo respecto a este tema.

Sobre la gobernanza portuaria dejó unos rápidos apuntes antes de marcharse a otro acto, criticó tangencialmente a Garcia-Milá al decir que hay "Una tendencia a considerar las AA.PP como un fin en si mismo", hay una "Tendencia al aislamiento", y remato diciendo que hay tenedencias que darian lugar a la competencia desleal entre puertos y a comprometer la viabilidad de los puertos pequeños.

La mesa redonda la formaron representantes de diferentes organizaciones. Por ANAVE participó Manuel Calier; por ESPO, Santiago García-Milà; por la Plataforma IPE, José Luis Almazán; y por FETEA-OLTRA, Enric Ticó. 
Manuel Carlier, director general de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), destacó como logros fundamentales en los últimos diez años la creación de una ley de normativa marítima, la implantación de nuevas normas internacionales sobre el sector -como, por ejemplo, el convenio sobre el trabajo marítimo de la Organización Internacional del Trabajo, o la colaboración entre la Administración Pública y las escuelas náuticas para ofrecer formación real a los alumnos. Para Carlier, uno de los principales retos futuros a los que se tendrá que enfrentar el sector marítimo portuario es la reducción de los límites de azufre de los combustibles a través de la conversión total al gas natural licuado. 
Por su parte, Santiago García-Milà, presidente de la European Sea Ports Organization (ESPO), le dio mucha relevancia a la obligación de los puertos de crear valor añadido a la Unión Europea. Según él, “si los puertos están al servicio del comercio mundial, hay que generar un mapa de la logística que responda a los retos del siglo XXI”. 
José Luis Almazán, vicepresidente ejecutivo de la Plataforma de Inversores Portuarios Españoles (PIPE), puso énfasis en tres retos básicos para el futuro de las infraestructuras portuarias. Por un lado, a corto plazo, el reto está en las extensiones de las concesiones portuarias. Por otro lado, a medio y largo plaza, están “conseguir que los puertos contribuyan a que las empresas concesionarias sean más competitivas” y el problema de la sobrecapacidad. Respecto a esto último explicó que “la sobrecapacidad se paga” y “la están pagando los clientes actuales”. Como conclusión reiteró que está bien poder crecer con más capacidad pero hay que tener cuidado “para no pasarse”.
Eric Ticó, presidente de la Federación Española de Transitarios (FETEIA-OLTRA) y de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), puntualizó que, hoy en día, debemos hablar de “comunidades portuarias” y no de autoridades portuarias, ya que este último concepto recuerdo a tiempos pasados. El área tecnológica de los puertos y el concepto de intermodalidad se han desarrollado sobre manera, según Ricó, en los últimos diez años. Aunque, recordó, que “las decisiones que habrá que tomar tienen que ver con el ferrocarril, que no ha evolucionado con la misma fuerza que el sector portuario” y esto provoca una grave deficiencia. 
Como conclusión global de la jornada, los participantes dejaron claro que hay mucho aún que mejorar. Pero que, poco a poco, se dan pasos hacia un modelo sostenible y productivo. Por ello, como explicó Llorca, hay que evolucionar el concepto de gobernanza en los puertos españoles y “ser imaginativos para trabajar para que los controles de seguridad en frontera no sean un handicap”. La digitalización y la ventanilla única son dos factores claves a mejorar en los próximos años.


"La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos o no será"

 
RSS FeedSubscriu